Reparaciones que cubre el seguro de auto

Tiempo de lectura estimado: 10 minutos.

Seguro que cubre fallas mecánicasLos conductores que estén interesados en contratar una póliza de coche deben saber que la cobertura contra Daños Materiales es una de las mejores elecciones para proteger su vehículo y está diseñada para resarcir daños comunes como, cristales rotos o desprendidos, golpes en la carrocería, puertas desniveladas y desbielamiento del motor.

Asimismo incluye, ponchadura de llanta, deformación de los rines, cortocircuitos en los sistemas eléctricos y electrónicos del vehículo, descomposición de la caja de velocidades, daño en los inyectores de gasolina, fallas en el sistema de refrigeración del motor, rotura del eje, rotura del cárter (donde se almacena la gasolina) y fallas en los frenos.

En general esta cobertura toma en cuenta todos los daños y averías que pueda tener un vehículo asegurado derivados de colisiones, volcaduras y detrimentos que sean ocasionados por actos de personas involucradas en mítines, motines o disturbios populares. Además, subsana los estragos ocasionados por desastres naturales como caídas de rayos, huracanes, incendios, inundaciones, granizos, terremotos o erupciones volcánicas. Incluso contempla la caída o derrumbe de construcciones, estructuras u objetos como las ramas o árboles.

Cabe destacar que los alcances de la cobertura son distintos en cada aseguradora, por ello se recomienda que los conductores antes de contratar pregunten a su agente de seguros exactamente qué reparaciones contempla esta protección.

En general la cobertura de Daños Materiales consiste en suministrar todas las reparaciones que un vehículo asegurado necesite, así como una indemnización al asegurado en caso de que su coche sufra algún tipo de daño o pérdida en la parte exterior e interior. Sin embargo, sólo los planes más completos de seguros como los Paquetes Amplios la incluyen.

Un plan Amplio, según la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF), es el que protegerá del mayor número de riesgos que pueda tener una persona al ser propietaria de un vehículo. En general, además de contemplar los menoscabos que sufra el asegurado en su vehículo y persona, debe solventar los gastos por daños a terceros en sus bienes, lesiones corporales o muerte. También el robo total del coche. Además incluye protección legal, gastos médicos de los ocupantes y asistencia vial. En algunos casos, dependiendo la compañía, incluye un vehículo sustituto.

¿Cuándo la protección contra Daños Materiales no cubre desperfectos automotrices?

En caso de haber contratado un paquete Amplio que incluya la protección contra daños materiales no será aplicable situaciones como averías mecánicas derivadas del uso normal del carro o por falta de mantenimiento. Asimismo cuando el siniestro sea producido por un delito o abuso de confianza de las personas que aparecen en la carátula de la póliza o sea causado por riñas en las que participen los familiares del asegurado y el contratante.

Los beneficios de una cobertura de Daños Materiales no serán recibidos tampoco en siniestros donde el monto de perjuicios sufridos sea menor al porcentaje de deducible estipulado en la carátula de la póliza, según la valuación realizada por la compañía.

Por otro lado, el seguro no se hará responsable si el interesado no contrata el paquete y cobertura adecuada, es decir, si el conductor firmó sólo para Responsabilidad Civil o Cobertura Limitada, los gastos estarán a cargo del contratante. Esto se debe a que un seguro de Responsabilidad Civil sólo cubre los daños ocasionados a terceros en sus bienes y personas y el Limitado, además de los daños a terceros, contempla el robo total y una extensión de Responsabilidad Civil que ampara al conductor en caso de que maneje otro vehículo con características similares al coche asegurado.

Seguros Adicionales que contemplan averías de coche

Existen pólizas de Averías Mecánicas que están especialmente destinadas a cubrir las piezas y mano de obra necesarias para una correcta reparación de los automóviles ante una falla mecánica, eléctrica o electrónica imprevista.

Generalmente son seguros adicionales que se contratan para cubrir lo que una cobertura contra Daños Materiales no puede amparar, por ejemplo, cuando el automóvil presenta una avería mecánica, es decir, algún daño que sufra el vehículo asegurado y que le impidan circular por sus propios medios debido a una falla interna y sin que hayan intervenido factores externos, intencionales o accidentales.

Algunas de las fallas que cubren son las siguientes:

  • Desgastes y mantenimientos del uso normal del vehículo en: correas, escape, amortiguadores, embrague, pastillas de freno, discos, baterías, bombillas, fusibles, bujías de encendido, catalizadores, cartuchos de filtro de aire, de aceite; escobillas.
  • Pérdida de lubricantes, refrigerantes, líquidos de frenos y otros aditivos por desgaste o averías.
  • Roturas de equipos y componentes de audiovisuales, telefonía y multimedia, así como alarmas y fisura de lunas y faros, palancas de cambio, cinturones de seguridad y pedales.
  • Negligencias o mala utilización del vehículo y los elementos deteriorados por falsa maniobra, accidente, robo, incendio, etc.

¿En qué consiste una póliza para averías mecánicas?

Este seguro se hace válido cuando la avería es permanente e impide el funcionamiento del carro, es decir, en caso de que sea necesario la reparación inmediata o reemplazo de la pieza o sistema dañado para que la operación del vehículo pueda ser reanudada. Mediante la contratación de este seguro, por ejemplo, los conductores estarán cubiertos en caso de que su auto se quede sin frenos.

La cobertura incluye los costos materiales y la mano de obra necesaria para detectar, reparar o reemplazar las piezas descompuestas. También toman cuenta el montaje o desmontaje de piezas necesarias para acceder al componente averiado.

Algunas compañías ofrecen tres tipos de paquetes: lujo, estándar y básico. Para mayor certeza sobre las piezas que ampara cada uno se recomienda acudir a los centros de atención de la compañía o revisar las cláusulas y exclusiones del contrato.

Por otro lado, el contratante deberá poner atención en la depreciación que sufren los autos y cada pieza de los mismos, según los parámetros de la aseguradora en cuestión, ya que así podrá conocer y calcular los montos de la indemnización que le corresponde.

Algunas veces la devaluación de un vehículo se determina por kilometraje recorrido. Algunas compañías, por ejemplo, descuentan un 10% por 20 mil kilómetros recorridos y hasta 60% por más de 150 mil, por lo que revisar la tabla de pagos por uso de la institución ayudará al asegurado a no recibir sorpresas en su reembolso final.

Cabe destacar que una de sus restricciones más importantes es que el importe total de los gastos por avería no podrá superar ni el valor comercial del vehículo, ni el valor venal a la fecha del siniestro.

¿Cómo es la indemnización en reparación de fallas de coches?

Cuando el vehículo del asegurado se ve involucrado en algún siniestro amparado por la cobertura de Daños Materiales, en la mayoría de los casos para recibir el apoyo financiero de una compañía, el contratante deberá llamar a un ajustador de seguros para que haga la valoración correspondiente.

Además tiene la obligación de tener a la mano los documentos que le permitirán al perito iniciar con su protocolo, como son la carátula de la póliza, la licencia de conducir y la tarjeta de circulación vigente.
Después de que se haya redactado el formulario de declaración del accidente, se deberá elegir entre la reparación o pago de daños. En el primero, el automovilista podrá escoger alguna agencia o taller que tenga convenio la aseguradora para dar inicio a la restauración. Al finalizar, se deberá firmar el finiquito del cobro.

Si se opta por el pago de daños, el ajustador al terminar la valuación informará el importe a indemnizar y la fecha del pagó. Después el contratante recibirá una orden de reparación o documento que ampara el pago de daños. Con el original se solicitará la liquidación correspondiente la cual se dará en un cheque.

Aunado a lo anterior, las personas tendrán que pagar un porcentaje fijo cada que se vean involucrados en algún siniestro automovilístico, el cual estará establecido en la carátula de la póliza y puede ser de un 10% o incluso nulo, eso depende del paquete contratado. Entre más completo esté un paquete menor será el deducible a pagar.

El monto del deducible varía según cada compañía y será el que resulte de aplicar el porcentaje determinado al Valor Comercial, Valor Factura o Valor Convenido a la fecha del incidente vial y se paga en el centro de reparación, taller o agencia, durante o antes de finalizar los arreglos o en los centros de atención a clientes de la aseguradora.

¿Cómo se calcula el deducible para el reembolso de los perjuicios mecánicos?

El porcentaje fijo a pagar por siniestro se establece a partir del valor que se le haya adjudicado al vehículo en la carátula de la póliza, el cual puede ser:

  • Valor comercial: lo que cuesta el vehículo de acuerdo a las guías autométricas que cada mes van cambiando dependiendo la oferta y demanda de la unidad.
  • Valor pactado: es el costo de la unidad cuando se contrata la póliza, ésta se estipula con un convenio entre el asegurado y la compañía y se mantiene hasta que finaliza el contrato.
  • Valor factura: el precio que indica la factura, pero sólo es para autos nuevos o paquetes más amplios.

¿Cuáles son las ventajas de una protección para arreglos automotrices?

Una de las ventajas de contar con un seguro de auto para algunos podría representar un gasto innecesario, sin embargo, es una inversión que todo propietario debería hacer ya que le permitirá ahorrar y le evitará desembolsar grandes cantidades de dinero imprevistas que puedan comprometer el ingreso mensual familiar.

Por ejemplo, las reparaciones que necesite la caja de cambios de un coche derivadas de un accidente, pueden elevarse hasta $50 mil pesos, pero mediante la contratación de una póliza que contemple Daños Materiales y averías mecánicas, los usuarios podrían pagar menos $2,500 pesos.

Otro beneficio es que éste tipo de pólizas se pueden ajustar a las protecciones y tarifas que los clientes necesiten, además de reparaciones profesionales en talleres y agencias de prestigio a pesar que la garantía del fabricante vehículo y piezas hayan caducado.

Contar con una protección para reparar averías de un coche también facilita su venta al ofrecer un periodo mayor de garantía y vida útil por el amparo de sus componentes.

¿Cómo contratar un seguro que contemple reparaciones mecánicas?

Una de las recomendaciones principales de los expertos en seguros, es que los interesados en contratar una póliza que contemple fallas mecánicas recurran a la comparación. Contrastar los precios de las diferentes ofertas de seguros que tienen las compañías deja a las personas tomar decisiones informadas y con base en un panorama completo e imparcial. Además, permite elegir el mejor seguro al mejor precio.

Existe actualmente un recurso sencillo para cotizar una protección de carro llamado Rastreator, tu comparador de seguros. Es un sitio web a través del cual los usuarios mediante el llenado de un formulario obtienen un contraste de los diferentes precios de las coberturas que incluyen fallas mecánicas entre otras protecciones. En tan sólo dos minutos y de manera gratuita los conductores obtienen la cotización de los seguros de auto más económicos. Además una vez realizado el cálculo de su cotización pueden pedir en el portal que les llame un agente de seguros para contratar el plan de seguros que más les convenció.