Daños comunes a las puertas del auto y cómo evitarlos

Para mantener tu auto en buen estado y funcionando óptimamente se le debe de dar el cuidado correspondiente a todos sus componentes, como el motor, los frenos, las ventanas y también las puertas. 

Con el paso del tiempo, las puertas pueden sufrir daño por suciedad, oxidación o falta de lubricación, por lo que darles un mantenimiento periódico ayuda a conservar tu auto en condiciones óptimas por mucho más tiempo. Algunas otras recomendaciones para evitar los daños de las puertas pueden ser:

Evitar azotar la puerta

Este es uno de los daños más comunes y también de los que casi nadie comenta son los azotones de puertas, lo que puede causar grietas en los parabrisas, daño en los interruptores eléctricos, o daño en la pintura. La magnitud del daño depende del mantenimiento del auto, el año del modelo y la fuerza aplicada. Algunos de los daños que pueden ser ocasionados por azotar las puertas son:

Daños en la salud auditiva

Los expertos mencionan que el verdadero daño al azotar las puertas ocurren en la salud auditiva. Ralph Holme, jefe de investigación biomédica de Action on Hearing Loss menciona que los sonidos fuertes pueden dañar tu audición al matar miles de pequeñas células ciliadas, o micrófonos, en el oído interno, ya que son muy frágiles y si vibran demasiado, debido a los sonidos fuertes durante demasiado tiempo, se dañan y mueren. El problema es que no vuelven a crecer y el oído ya no puede detectar el sonido.

Desgaste en las chapas

Otra de las consecuencias por azotar las puertas es el acabamiento en las chapas, ya que se irán desgastando progresivamente hasta que no sellen bien. Por ello, las puertas podrían comenzar a vibrar, además de que todos los elementos internos también se dañarán al grado que podría haber desprendimientos en los cristales y lo elevadores.

Desgaste en las gomas o sellos

Las gomas o sellos son lo que va colocado alrededor de las puertas, y lo que hacen es sellar perfectamente con la carrocería, para evitar ruidos y filtraciones de agua. Estos elementos son muy importantes, ya que son las que tienen contacto directo entre la carrocería y las puertas, y al azotarlas, los irás desgastando poco a poco o, incluso, puedes llegar a romperlos.

Daño en cristales

Debido a que se crea una bolsa de aire dentro del vehículo y a la presión de ésta, azotar una puerta puede causar que los cristales se cuarteen o estallen. Para evitar esto, además de no azotar las puertas, es recomendable que lleves las ventanas un poco abajo, pero lo mejor es cerrar las puertas con cuidado y evitar un accidente mayor.

Cuida los daños en la carrocería

Claramente, las puertas del auto son uno de los componentes que se encuentran más expuestos, por lo que suelen ser más susceptibles a rayones, abolladuras o golpes. Estos dependen de la situación, ya que pueden suceder si tienes un accidente vial, o por descuido, como en algunos de estos casos:

Rayones en las manijas de la puerta 

Debido a los dedos, llaves y joyas que puedes traer en las manos, las manijas de las puertas pueden rayarse fácilmente. Otro factor que influye en este aspecto es el exceso de suciedad, ya que el polvo, si lo remueves de maneras incorrectas, puede causar pequeños rayones, los cuales, a la larga, pueden verse como un desgaste en la manija del auto. 

Golpes y abolladuras en las puertas

A la hora de estacionar el auto es muy común recibir golpes, recargones o rayones por parte de otros conductores, sobre todo si los espacios resultan ser muy pequeños. En muchos de los casos, un accidente vial es el principal factor causante de abolladuras, golpes y rayones en las puertas.

¿Cómo evitar los daños en las puertas del auto?

Muchos de los daños causados en las puertas del auto pueden ser evitados, cambiando algunos hábitos, como los azotes de puertas o dándoles mantenimiento de manera periódica. Algunas recomendaciones para cuidar las puertas de tu auto son:

Realiza lubricaciones periódicas

Como cada componente del auto, las puertas también necesitan mantenimiento y revisiones periódicas para comprobar su buen funcionamiento. Una de las maneras más sencillas es lubricando a tiempo con grasa, aceite sintético o algún lubricante especial. Esto evitará que las bisagras comiencen a deformarse o a doblarse.

Dale mantenimiento a las gomas y sellos

Como mencionamos anteriormente, los sellos y gomas de las puertas mantienen la humedad y suciedad fuera, protegiendo con el viento y el ruido, y estos también necesitan cuidados especiales para mantenerlos en buen estado, sobre todo durante los cambios de temperatura. El proceso para mantener estos componentes en buen estado sin la necesidad de comprar un producto es:

  1. Elimina la suciedad más gruesa con un cepillo suave.
  2. Aspira los restos de suciedad de los pliegues horizontales.
  3. Limpia el sello de goma con un paño húmedo.
  4. Deja que los sellos sequen por completo antes de cerrarlos.

Existen muchos productos especiales para cuidar los sellos y gomas de las puertas. Una de las especificaciones principales en estos es que no sean productos a base de agua, ya que pueden verse afectados por los cambios de temperatura. 

También se debe tener cuidado con los productos que tengan silicona, ya que algunos pueden ser dañinos para las gomas. Estas partes de la puerta se cuidan con aerosoles especiales para el cuidado del caucho. En caso de que utilices este tipo de productos deberás:

  1. Limpiar y secar a fondo las gomas. 
  2. Aplicar el producto de cuidado en una capa fina y uniforme.
  3. Limpiar con un paño suave después de que el producto haya secado. (Observa cuidadosamente las instrucciones del producto en caso de que el proceso de aplicación de este no necesite secado).

Se cuidadoso al conducir o estacionarte

Como lo mencionamos antes, los rayones, abolladuras y golpes pueden ser los causantes de fallas en los componentes de las puertas del auto. Una de las recomendaciones para evitar estos sucesos es tener cuidado en dónde y cómo se estaciona el auto. 

Procura no estacionarte en zonas no permitidas o peligrosas, además de tener cuidado con los espacios y distancias entre auto y auto, ya que otros conductores pueden no ser tan cuidadosos como tú. 

Conducir prudentemente y de manera segura es la mejor manera de proteger los componentes de tu auto, ya que no estás tan expuesto a sufrir un golpe o abolladura; además de que no pones en riesgo tu vida ni la de tus acompañantes. 

Protege tu auto con un Seguro de Auto

La mejor manera de proteger tu auto y sus componentes ante un accidente o siniestro es contando con un Seguro de Auto, ya que, dependiendo de la cobertura contratada, se te dará asistencia vial, te enviarán una grúa y, lo mejor de todo, tu economía se verá protegida, ya que los daños y gastos no serán absorbidos por ti. 

Encontrar un Seguro de Auto que se adapte a tus necesidades puede ser muy complejo, pero con Rastreator es muy fácil y rápido. El comparador de seguros online cotiza y encuentra el Seguro de Auto más barato y el mejor con respecto a las necesidades del usuario, todo gracias a un perfil básico del conductor y de su auto. Sin intermediarios ni comisiones adicionales y de manera completamente online, Rastreator es tu mejor opción.

Andrea Aguilar

Andrea AguilarRastreator.mx