¿Cómo repara el seguro de auto en caso de choque?

Por Gabriela Barboza 16 de julio de 2019 Tiempo de lectura estimado: 7 minutos Cuando existe un siniestro cubierto por la póliza como colisiones o choques con otro coche, el seguro podrá respaldar de varias maneras como la llegada de un ajustador que evaluará los hechos y determinará la responsabilidad del conductor, la reparación o indemnización del auto si éste es declarado Pérdida Total.

Pero esta vez se tratará el tema de la reparación del coche de la unidad, que sólo se obtiene cuando el contratante del seguro adquiere el paquete de protección más completo o el que contenga la cobertura de Daños Materiales que, entre otras garantías, ofrece arreglo del coche en caso de volcadura, choque, averías por desastres naturales, vandalismo y más riesgos. 

Si ocurre uno de estos siniestros, el asegurado deberá llamar a su seguro lo antes posible. Es importante tener a la mano el número de la póliza, pero si no se cuenta con el folio, la compañía podría aceptar el nombre del titular, placa del auto y número de serie. 

En algunos casos, las aseguradoras envían un mensaje de texto al titular con el nombre del ajustador asignado y el tiempo promedio de arribo, que dependerá del tráfico de la ciudad. Se aconseja no moverse del lugar donde ocurrió el percance, al menos, que la autoridad lo solicite. 

Una vez que llega el ajustador, éste deberá identificarse y brindar todas las asistencias que se requieran como pases para el hospital, en la situación en que el conductor y sus acompañantes resulten lesionados. Además, el perito tendrá que explicarle al asegurado las coberturas de su póliza. 

Después de determinar el responsable del siniestro, y verificar que el auto tiene daños, el ajustador podrá solicitar una grúa para enviar el auto a reparación o el propio conductor podrá llevarlo al centro de arreglo. El perito deberá entregar un pase para que el auto sea aceptado en el taller. 

El asegurado puede elegir el centro de reparación en donde desea que su auto sea arreglado, aunque es de señalar que dependiendo la antigüedad del coche hay dos opciones:

  • Taller: para autos mayores de cinco años de fabricación.
  • Agencia: para autos nuevos.

Se tiene la idea que cuando se envía a arreglar en la agencia se contará con todas las piezas de fabricación del coche y la tecnología es mucho más avanzada. Sin embargo, el costo podría ser muy elevado. 

Por suerte, los talleres en convenio con la aseguradoras también tiene altos estándares de calidad ya que en estos sitios se debe confirmar que se encuentren las piezas.

En todo caso, ya hay empresa aseguradoras que aceptan unidades de hasta 10 años de fabricación para que sean atendidas en agencia.

¿Qué ocurre en el centro de reparación?

Una vez que se selecciona el taller o la agencia, que se puede lograr desde el sitio web o aplicación de la compañía. El encargado del centro de reparación pedirá el pase y le comentará al conductor que en un máximo de 72 horas se evaluarán los daños de su unidad. 

En esta etapa se determinará si la unidad puede ser arreglada o considerada como pérdida total para ser indemnizada. El porcentaje de daños varía en cada empresa aseguradora, por lo general, si los perjuicios son mayores al 60% del valor el coche, se compensará el valor del auto. 

Dependiendo lo daños, se determinará el tiempo en que la unidad será reparada, puede ser 15 días en lo que se encuentran las piezas. De cualquier manera, ya hay herramientas digitales que permiten que el asegurado consulten el estatus de reparación. 

Para que la unidad sea entregada, se deberá pagar el deducible. En Daños Materiales, suele ser del 5% del valor del auto. Por ejemplo, si la unidad tiene un valor comercial y cuando ocurrió el siniestro su costo era de $120,000 pesos, el asegurado deberá desembolsar $6 mil pesos. El pago lo puede hacer con una transferencia bancaria o en las ventanillas de las oficinas de su aseguradora.

Cabe señalar que en el caso de los cristales, el deducible puede ser del 20% del coste de la suma de los vidrios averiados. 

La unidad será entregada al asegurado y se le dará una garantía en caso de que el carro no se haya reparado de manera correcta. 

¿El asegurado puede elegir el taller de reparación?

Hay compañías que sí aceptan esta opción, pero se deberá consultar con la compañía o el ajustador. Además, la aseguradora deberá evaluar los daños del coche y aceptar el monto de dinero que va a reembolsar a su cliente. Sin embargo, es muy probable que el usuario deba firmar una carta donde libera de alguna responsabilidad a la compañía, asimismo, tendrá que pagar el deducible correspondiente. 

¿Se pueden reparar llantas y equipo especial?

Los neumáticos y el equipo especial podrán ser arreglados en el centro de reparación, pero para ello se deben contratar coberturas exclusivas para cada una.  

Si algún aditamento no es localizado para el reemplazo, se hará la indemnización pero se descontará tanto el deducible como la depreciación del bien asegurado. Por lo tanto, dependiendo los años de uso, el valor podrá disminuir. 

Los montos de deducible y depreciación cambian en cada institución. Para que el asegurado esté mejor informado sobre estos importes, se aconseja revisar los términos y condiciones de su póliza o preguntar al asesor sobre los porcentajes a pagar en caso de reparación. 

¿Qué pasa si el auto es considerado como Pérdida Total?

Cuando el taller o agencia confirman que la unidad es pérdida total, el cliente deberá entregar los siguientes documentos a su aseguradora:

  • Factura original de su auto.
  • Póliza de su vehículo.
  • Copia de identificación oficial. 
  • Tarjeta de circulación.
  • Baja de placas junto con el comprobante.
  • Pago de tenencia de los últimos tres o cinco años.
  • Comprobante de domicilio no mayor a un mes.
  • Duplicado de llaves.
  • Copia de la cuenta bancaria a nombre del titular de la póliza con su CLABE interbancaria. 

El pago podrá  recibirse en menos de tres días o hasta un mes, dependerá de la institución. 

Asistencia Vial en el Seguro de Auto

Probablemente no se tuvo un choque, pero el auto que quedó varado en el camino por una falla mecánica. El seguro también podrá responder enviando una grúa o un proveedor para suministrar corriente o gasolina, según sea el caso. De igual modo, podrá asistir si falta aceite o la llanta debe ser reparada.

El envío de la grúa suele no tener costo en los primeros dos o tres eventos al año. Cuando se envía combustible sólo se cobrará el costo de la gasolina.

En esta cobertura se tiene la opción de que un proveedor asista al asegurado o que él elija un técnico para que posteriormente la compañía reembolse el costo de los arreglos. 

¿Cómo encontrar un seguro de auto con las mejores opciones de reparación de coche?

En el mercado de seguros de auto existen distintas ofertas que se adaptan al bolsillo y estilo de vida de cada usuario. Encontrar el mejor taller de reparación dependerá del convenio con el que cuente al asegurador y las herramientas digitales para facilitar el proceso tanto de consulta del arreglo del coche como la indemnización.

Asimismo, existen varios beneficios para los asegurados. Por ejemplo, hay aseguradoras que no cobran el deducible en los primeros dos eventos, otros indemnizan en menos de 24 horas el valor del auto, y unos más realizan trabajos de pintura y encerado a la unidad. 

Además, la gran mayoría cuenta con la cobertura de Auto Sustituto, la cual consiste en el pago de alquiler de un coche con las mismas características que el vehículo asegurado para que el cliente pueda continuar con su vida habitual mientras la unidad es reparada. 

Pero todo esto se puede conocer cuando se compara en varias empresas antes de contratar una póliza. Rastretor.mx ofrece un comparador de seguros que en menos de dos minutos muestra las garantías y coberturas de más de cinco compañías reconocidas del sector. En el mismo cotizador se puede conocer el precio, paquetes, deducibles, sumas aseguradas, formas de contratar directamente con la empresa, entre más beneficios. 

Gabriela Barboza

Gabriela BarbozaRastreator.mx