¿Qué hacer si te roban el auto en un estacionamiento público?

Por Mara Delgado 13 de mayo de 2020 Tiempo de lectura estimado: 7 minutos

En teoría en un estacionamiento público o privado con cobro, no tendría por qué ocurrir un suceso de este tipo, pues cuentan con casetas de vigilancia, sistemas de control de entrada y salida, personal de seguridad  y cámaras. Además de que su principal función es es resguardar a los automóviles de los peligros de la vía pública, como pueden ser colisiones, golpes en la carrocería, un robo total del vehículo, o la sustracción de autopartes. Sin embargo, aún así en estos lugares ocurre el robo de vehículos.

Si algún día tu automóvil es sustraído de un estacionamiento lo ideal es que lleves a cabo las siguientes acciones:

 

  1. Da aviso al establecimiento: si tu automóvil no aparece o sufrió algún tipo de robo, presenta de inmediato una queja en el establecimiento. Pero antes de hacerlo revisa el interior y el exterior a detalle, y en caso de que un objeto o parte del auto haya sido sustraído también repórtalo.
  2. Presenta una denuncia ante el Ministerio Público por Robo: es importante que lo hagas porque los estacionamientos de paga cuentan con un seguro que ampara a los usuarios en caso de robo total y para hacerlo válido algunas compañías de seguros piden una constancia de la denuncia por robo de coche.
  3. Reclama tus derechos: pide a la administración del aparcamiento el resarcimiento de los daños. En la mayoría de las ciudades del país los establecimientos públicos o privados con fines de lucro están obligados por la ley local a hacerse responsables de los perjuicios que sufra el usuario dentro del inmueble.

¿Puedo recibir una indemnización por robo de auto en un estacionamiento?

De acuerdo con la Ley mexicana los estacionamientos comerciales deben cumplir obligatoriamente con un seguro que respalde a los usuarios en caso de casi cualquier siniestro con una cantidad monetaria basada en el valor comercial del automóvil y con servicio de reparación en taller particular en acuerdo con el afectado. Este seguro cubre un robo total, sin embargo, sólo es válido si el evento ocurrió en un establecimiento que cuenta con estricto control de entrada y salida de vehículos, hace uso de boleto,o contraseñas y si está bardeado.

Desafortunadamente la protección contra robo no cubre los objetos que se encuentren en el interior del coche, incluso si son consecuencia de un robo total, por eso antes de alejarte de tu auto en un estacionamiento, revisa que no dejes objetos de valor a la vista y activa los candados manuales o electrónicos. Además las autopartes tampoco están protegidas, como las molduras, las llantas, calaveras, etc.

Por otro lado, la póliza también cubre afectaciones por incendio o explosión, y si se trata de un establecimiento que brinda servicio de acomodadores, también tu automóvil estará protegido si sufre de un golpe en la carrocería, si el acomodador estrella tu auto o si lo vuelca. Otros siniestros de los que estarás cubierto son accidentes en los elevadores de auto o incluso de personas, eventos con rampas o escaleras eléctricas del inmueble y también los relacionados con labores de trabajo realizados por máquinas de trabajo en el estacionamiento.

Cabe mencionar que las pólizas de aparcamientos no amparan los daños en los autos que ocurran a causa de servicios adicionales prestados por el personal como lavado y encerado, también los que son consecuencias de temblores, inundaciones o erupción volcánica.

¿Qué pasa si el establecimiento no se hace responsable del robo de mi auto?

Esto no debería pasar pero al ser un establecimiento mercantil, tienes que presentar una queja de forma presencial en la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en alguno de sus Módulos de Atención Ciudadana, donde te pedirán:

  • Nombre y domicilio.
  • Identificación oficial.
  • Contrato, recibo o comprobante de compra. En este caso es tu ticket de estacionamiento.
  • Nombre y domicilio del proveedor o señalar el lugar donde puede ser localizado.
  • Descripción del servicio que se reclama y narración de los hechos que ocasionaron la queja.
  • Formato de recepción de queja.

Cabe destacar que en la Profeco no es lo mismo una queja que una denuncia, si haces una denuncia, quiere decir que tus intereses fueron afectados o hubo una omisión en el servicio que pagaste, además implica una breve descripción de lo sucedido por teléfono o en los módulos de la institución y tiene como consecuencia una visita en el inmueble de una autoridad y una sanción al propietario del negocio.

En cambio una queja es más formal y se hace de manera detallada, y tiene que ver con el incumplimiento de un reglamento y una afectación directa a tu persona o bienes. Además el procedimiento abarca un acuerdo entre tú y el proveedor, el cual es acompañado de un conciliador de la Profeco. La conclusión del mismo puede ser una devolución del monto pagado por el servicio o una indemnización por los daños causados al consumidor. De no llegar a un acuerdo entre el prestador del servicio tendrás que acudir a otras instancias las cuales te sugerirá con asertividad un abogado.

¿Cómo saber que un estacionamiento es seguro?

De acuerdo a las recomendaciones de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios Financieros (Condusef) existen indicadores que te permiten saber si un servicio de este tipo es seguro, como por ejemplo, que te den un recibo o boleto, que cuenten con personal y sistemas de vigilancia, accesos controlados de entrada y salida de automóviles, que el lugar esté bardeado y que en el boleto se contemplen los siguientes datos:

  • Nombre o razón social y domicilio del prestador del servicio.
  • Clave del Registro Federal de Contribuyentes del negocio.
  • Números telefónicos para reportar quejas.
  • Descripción de la forma en que responderán por los daños que hayan sufrido los vehículos durante el tiempo de guarda y las condiciones para que el seguro pueda ser efectivo para el usuario.
  • Clasificación del Estacionamiento y de acuerdo a ello la tarifa aplicable.
  • Número de boleto.
  • Espacio para asentar la hora de entrada y salida.
  • Espacio para anotar el número de placa.

Sin embargo, en las grandes ciudades del país como la CDMX varios espacios de este tipo operan de manera ilegal, y por lo tanto no cuentan con las medidas de seguridad que establece la regulación local como una póliza de seguro que ampare a los usuarios en caso de un siniestro. Por ello es importante que las personas que suelen hacer uso regular de este servicio adquieran un seguro de auto que los proteja de daños materiales y robo total de su vehículo.

¿Cómo protejo a mi auto de un robo en un estacionamiento?

Contratar un Seguro de Auto Limitado es una excelente medida para afrontar un robo total de tu coche en un aparcamiento, pues te indemnizará con el valor comercial de tu vehículo o con el valor convenido si es que las autoridades no pueden hallar tu coche.

Si también deseas estar respaldado ante un robo parcial, puedes optar por un Seguro de Auto Amplio que hará una sustitución de las autopartes sustraídas, además de que cubrirá los daños materiales que tu carro sufra dentro el establecimiento y si tu póliza cuenta con asistencia vial te podría proporcionar el servicio de auto sustituto para que no te quedes sin transporte los días en que necesites un vehículo.

Protegerte de un robo parcial o total en un estacionamiento es una manera de prevenir y de ahorrar mucho dinero, por ello es conveniente que cuentes con un seguro de auto Limitado o Amplio que ampare estos eventos. Los cuales puedes encontrar y adquirir fácil y rápido a través de herramientas digitales como Rastreator, un comparador de seguros que te ayuda a cotizar la póliza de tu coche con diferentes compañías en un sólo lugar y de forma segura, fácil y sin costo alguno.

Mara Delgado

Mara DelgadoRastreator.mx