¿Por qué no hay autos baratos en México?

Por Mara Delgado 7 de marzo de 2023 Tiempo de lectura estimado: 5 minutos

Desde febrero del 2022, oficialmente dejaron de existir autos de menos de 200 mil pesos, de modo que el auto más barato para entonces fue el Renault Kwid, con un costo de 202 mil pesos en su versión básica. Después de un año, este modelo sigue siendo el más económico, sin embargo, su valor se incrementó, ahora Renault lo vende en 215,900 pesos.

Para este 2023, el costo promedio de los vehículos de volumen (económicos), está más cerca de los 300 mil pesos. Lamentablemente, los expertos aseguran que los precios no volverán a bajar, aunque tampoco se esperan grandes incrementos, pues el mayor salto de valores ya sucedió.

Con base en la consultora J. D. Power, los precios de los autos nuevos acumulan un incremento de hasta 14% anual, el más alto observado en la última década, lo que es resultado de diversos factores que se enlistan a continuación.

¿Cuáles son los factores que contribuyen al aumento del costo de los autos nuevos en México?

El costo de los autos nuevos se ha incrementado en los últimos años por diversos factores tanto económicos, políticos, sociales y hasta tecnológicos, los más relevantes son los siguientes:

Falta de semiconductores

La falta de semiconductores o microchips es la principal causa que afecta el costo de los autos nuevos en México, debido a que la mayoría de estos son producidos por un sólo país, China, en medio de un alza en la demanda de aparatos que también requieren de estos elementos, como las laptops, consolas y smartphones. 

La escasez de estos elementos se agudizó con la llegada de la pandemia por coronavirus, ya que China, al ser el epicentro de la crisis sanitaria, detuvo sus cadenas de producción durante largo tiempo.

Lo anterior tuvo un efecto directo en la oferta y demanda de autos, donde la oferta de autos se redujo sustancialmente, porque los fabricantes necesitan de los semiconductores para construir las computadoras de los vehículos (ECU), las cuales hoy en día son esenciales para los autos nuevos.

Inflación generalizada en las materias primas

Las armadoras se han visto afectadas por el aumento de precios de las materias primas para la fabricación de los autos, como el aumento del costo del acero, material clave para la fabricación de carcasas, el cual alcanzó un máximo de 1,945 dólares el pasado 31 de agosto, mientras que el níquel llegó hasta los 21,425 dólares el 21 de octubre.

Por otra parte, el aluminio, necesario para la elaboración de cabezas de motor y transmisiones, alcanzó un máximo anual de 3 mil 229 dólares por tonelada métrica el 18 de octubre del año pasado, no visto desde julio de 2008, con base en un reporte de Banco Base.

Las armadoras han abandonado los segmentos económicos

Para las armadoras ya no resulta rentable los autos pequeños como los sedanes, “city cars” o los hatchbacks. En el caso de los sedanes, modelo favorito de los mexicanos, la mayoría de las marcas en México tenía un modelo con el cual competir, por lo menos había 10 modelos de diferentes marcas en el mercado, esto provocaba una excesiva competencia que al final no resultó rentable para los fabricantes, porque vendían pocos y a precios bajos.

Por otra parte, las marcas reciben más beneficios económicos con modelos más grandes como los SUV, es por ello que, a nivel global y en México, los fabricantes se han concentrado en este segmento. Aunado a que hoy en día las personas buscan autos más seguros, tal como constata la Asociación Mexicana de Distribuidores Automotrices (AMDA).

Por lo anterior, grandes marcas dejaron de vender sus famosos sedanes, como por ejemplo, Ford dejó de vender su sedán subcompacto Ford Figo y General Motors descontinuó sus “city cars”, como Beat y Spark; o Volkswagen, que dejó de comercializar su sedán subcompacto Vento y su modelo Gol.

Tecnología avanzada

La industria automotriz desarrolla cada día modelos más equipados con tecnología compleja como los sistemas de seguridad y entretenimiento y las nuevas funciones de conducción autónoma. Además, las armadoras construyen vehículos más electrificados, ya que muchas de éstas están comprometidas con dejar de producir autos de combustión por completo en el año 2030, lo que aumenta el costo de producción, por lo tanto, el precio de los automóviles.

Ante autos caros, seguro barato

Los automovilistas no pueden controlar los factores que encarecen el precio de los autos, pero lo que sí pueden controlar es cuánto gastan en su Seguro de Auto que, contrario a lo que se pudiera creer, buscar el ahorro en una póliza no significa sacrificar protección.

Hoy en día, la tecnología digital gratuita, como Rastreator, el comparador de seguros online, permite el ahorro de hasta un 40% en el Seguro de Auto, debido a que realiza una comparativa de las pólizas de más de más de 10 aseguradoras de prestigio, identificando la oferta más económica y con las mejores coberturas. 

Además, pone en contacto directo a las personas con las compañías para que contraten su seguro, sin pasar por intermediarios que cobran comisiones adicionales. Rastreator es gratuito y fácil de usar para que los conductores encuentren y contraten el Seguro de Auto que más convenga a su economía.


Mara Delgado
Escrito por:
Mara es egresada de la FCPyS UNAM, experta en creación y posicionamiento de contenido escrito y audiovisual en entornos digitales. Se especializa en seguros e insurtech.

Obtén la Cotización de tu Seguro de Auto en menos de 2 minutos

Seguro para Auto y SUV
Autos y SUV
Seguro para Pickup
Pickup
Seguro para Moto
Moto
Seguros para Plataforma de Chófer Privado
Plataforma de Chófer Privado