Tips para cobrar Seguro de Auto por inundación

Por Mara Delgado 18 de septiembre de 2019 Tiempo de lectura estimado: 5 minutos En temporada de lluvias, la probabilidad de que tu patrimonio se vea afectado por una inundación es muy alta. Las pérdidas, por este siniestro, cada año suman cerca de 230 millones de dólares y entre las más comunes se encuentran la descompostura de los automóviles. Por ejemplo, el desbielamiento del motor, esto quiere decir que el agua logró entrar y afectar los mecanismos del motor hasta dejarlo sin marcha, y en los peores casos, la pérdida total del vehículo por inundación.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) en México más del 70% de los propietarios de un automóvil están desprotegidos ante estas situaciones pues no cuentan con ninguna protección financiera, como lo es un seguro de auto, que pueda ayudarlos a enfrentar estos siniestros que vulneran su patrimonio.

Lo que significa que este porcentaje está propenso a vulnerar sus finanzas, pues para poder reparar un coche desbielado se compromete gran parte o, sino es que, todo el sueldo mensual, y si la pérdida del auto es total se corre el riesgo de endeudamientos.

Por ello es importante que cuentes con un seguro de auto, pues puede ser la diferencia entre perderlo todo o tener tranquilidad en las finanzas personales; pues te apoya con una indemnización o con reparación de tu automóvil. 

Pero no cualquier cobertura vial cubre en caso de que tu unidad se vea afectada por una inundación, solo una póliza Amplia con Cobertura de Daños Materiales lo hará. Ésta no solo te respaldará en una inundación, también lo hará en un ciclón, huracán, derrumbe de tierra, erupción volcánica, terremoto, caída de árboles o ramas, en caso de desbielamiento y cuando hayas sufrido una colisión donde tu auto resulte afectado, entre otros riesgos.

Si eres del 30% que ya cuenta con este respaldo financiero, no dudes en pedir apoyo de las asistencias que ofrece y para que puedas aprovecharlo al máximo la AMIS y las aseguradoras recomiendan lo siguiente:

1. Ten a la mano tu póliza de auto 

Por ningún motivo salgas sin la Carátula de la póliza de tu auto o sin una copia, donde vienen los datos que acreditan que estás asegurado como: tu nombre, domicilio, ficha técnica del automóvil y número de póliza. También para facilitar al ajustador el proceso de reclamación de tu seguro en un siniestro, siempre lleva contigo la licencia o permiso de manejo y una identificación oficial.

2. Verifica que tengas una cobertura Amplia

Esto lo podrás corroborar en la Carátula de tu póliza. Además también debes fijarte en las Condiciones Generales de tu póliza (el librito que te da tu compañía cuando contratas) qué tipo de daños ampara el plan amplio que has contratado, ya que algunos planes tienen una cláusula llamada “agravación del riesgo” que quiere decir que no cubre algunas acciones imprudenciales por parte del asegurado. Por ejemplo, si hay un estancamiento de agua y decides pasar tu auto pero le entra agua y deja de funcionar, el seguro perdería su efecto.

3. Reporta el siniestro

Contacta a tu aseguradora a través de su número de atención que aparece, por lo general, en la póliza o también puedes descargar la app de tu compañía de seguros, ahí también viene el número para reportar un siniestro, y algunas ayudan a gestionar más rápido el proceso de registro de daños porque te permiten subir fotografias y llenar los formatos vía online que necesitas para reparar tu auto o recibir una indemnización.

4. Solicita la reparación de daños

Una vez que se presente el ajustador al lugar del siniestro éste debe registrarlos y darte los formatos adecuados como la “Forma de declaración del siniestro” para solicitar una indemnización o una reparación de tu automóvil. Así como darte una orden de ingreso a un taller autorizado o al centro de evaluación final donde evaluarán los daños y si la unidad será declarada como pérdida total.

5. Paga el deducible

La Cobertura de Daños Materiales que es la que aplica en caso de inundación opera mediante el pago de un deducible. Es una cantidad que debes pagar para que la compañía de seguros te indemnice o repare tu unidad. También es una forma de compartir el gasto del siniestro con la aseguradora y tiene la finalidad de evitar abusos por parte de los asegurados. La cantidad a aportar es generalmente del 10% del valor comercial o convenido del vehículo

6. Usa las asistencias viales de tu Seguro

La mayoría de los Seguros Amplios que cubren daños por inundación brindan asistencias viales gratuitas como: cambio de llanta, grua, paso de corriente, envío de gasolina, transporte hasta tu hogar, envío de auto sustituto, pago de hospedaje de hasta tres noches, en caso de que te encuentres en carretera lejos de tu lugar de origen y hasta asesoría médica telefónica o envío de una ambulancia en caso de emergencia.

Aprovecha tu seguro de auto

Las compañías de seguros disponen de los recursos económicos suficientes para responder a sus compromisos en estos casos, pues cuentan, según lo registrado por el AMIS, hasta el 2017 con más de $1, 046, 839 mdp para hacerse cargo, además que tienen el respaldo de reaseguradoras tanto nacionales como internacionales, por ello no dudes en hacer uso de tu seguro de auto. 

Por último, no olvides que una lectura de los detalles de tu póliza garantiza que el gasto anual que haces para pagar tu seguro de auto tenga su recompensa. Y siempre ten en cuenta que para elegir el paquete de seguros que más te conviene lo mejor es que hagas uso de cotizadores online como rastreator.mx que comparan coberturas de diferentes compañías y son fáciles de usar, gratuitos y seguros.

Mara Delgado

Mara DelgadoRastreator.mx