¿Cómo saber si el auto fue chocado antes de comprarlo?

Por Elizabeth Prado › 17 de diciembre de 2019 › Tiempo de lectura estimado: 5 minutos Los vehículos de salvamento o siniestrados suelen ser mucho más económicos de adquirir en comparación con otros autos, ya sean nuevos o seminuevos. Muchas veces, los autos siniestrados son adquiridos con conocimiento de su pasado, pues suelen rematarse por las aseguradoras que los han recuperado. No obstante, puede pasar que el comprador no sepa si el carro que está por comprar es de salvamento, lo cual a la larga le puede traer muchos problemas mecánicos y de seguridad de los que no estaba advertido, además que podría estarse pagando más de lo que realmente cuesta el carro en el mercado.

 

Por ello, es importante tomar en cuenta algunas recomendaciones que ayudarán hacer una compra segura. Cabe subrayar que un ojo experto podría detectar fácilmente los desperfectos que pueda tener, pero si no es posible que un especialista acompañe al interesado a hacer la valuación, es recomendable tomar nota de los siguientes consejos.

Verificar que el color del chasis sea uniforme

Cuando un auto ha sido reparado debido a un accidente, difícilmente la pintura igualará el tono original pues, además de no ser el mismo color, también el desgaste normal del auto y técnica de pintura serán distintos del fabricante.

También es aconsejable verificar la porosidad de la pintura, pues cuando se repara un imperfecto por colisión, los talleres suelen usar una pasta que da una textura distinta al resto, especialmente en el área de las puertas.

Revisar que las airbags funcionen

Generalmente, cuando un carro tuvo un accidente aparatoso, las bolsas de aire se encuentran reventadas o con signos de que fueron repuestas.

Para verificar que éstas sean originales se puede ver en el tablero si el testigo permanece encendido por más tres minutos, esto porque el sistema eléctrico de los automóviles actuales realizan un check o escaneo para comprobar que todo funcione correctamente. Cuando la luz de las airbags permanece encendida puede ser un indicio de que fueron manipuladas o remplazadas.

Asimismo, es conveniente revisar el estado de los cinturones de seguridad, pues también son un mecanismo de protección ante una colisión.

Si las puertas no cierran perfectamente, ¡cuidado!

Un signo muy evidente de que el chasis está descuadrado por una colisión es el cierre disparejo de las puertas o cajuela. Por ello, los expertos aconsejan revisar que las puertas, cajuela o el cofre ensamblen con el resto de la carrocería, si se encuentra que cierra de manera forzada o no del todo bien, es un signo de que fue siniestrado o se hicieron reparaciones en el chasis.

Comprobar los cristales

Un consejo de los expertos es verificar que los cristales o espejos retrovisores tengan el mismo desgaste y color. Si uno muestra indicios de ser más nuevo es posible que haya sido remplazado.

Ahora bien, éstos pueden ser cambiados por muchas razones como que se haya astillado con una piedra u otro motivo, pero no está de más preguntar la causa por la que fueron reinstalados.

Revisar si el auto tiene signos de soldaduras

Verificar que el coche no tenga soldaduras en la parte inferior o el chasis es una de las cosas que se deben hacer antes de comprar un auto. Esto porque si se tienen signos visibles, es posible que hayan reparado el auto debido a una colisión fuerte.

También se aconseja que se inspeccione con una lámpara y espejo la parte inferior del vehículo, pues ahí se podrá ver si hay desviaciones en llantas, chasis, motor o soldaduras extrañas.

Examinar el estado de los tornillos

Se podría pensar que un auto que está por comprarse debería estar en impecables condiciones y que los tornillos tendrían que estar relucientes, lo cierto es que en este caso mientras más desgastados o con un poco de óxido es un buen signo. Esto porque son piezas que se colocan de fábrica y no deben de retirarse o cambiarse, a menos de que el vehículo haya sido reparado.

Inspeccionar el interior del vehículo

Además de los signos evidentes del exterior, también es importante examinar el interior del carro como que el estado tapiz y vestiduras se encuentren en buen estado y no presenten signos de desgarramiento o parches.

Asimismo el sistema eléctrico se debe revisar que funcione adecuadamente como el aire acondicionado, el sistema de audio y alarma.

Los especialistas aconsejan verificar que las luces funcionen y se enciendan cuando se debe, así como todos los testigos del tablero, incluido el odómetro.

Historial del auto

Otro consejo pertinente es solicitar al vendedor el historial de tenencias, servicios de afinación, facturas y endosos, en caso de que haya tenido más de un propietario, y por supuesto el seguro de auto.

Aunque es posible que no se quede con la misma póliza, pues cada conductor tiene necesidades distintas y por tanto una cobertura que responda a las exigencias del chófer es más ideal, el que muestren el seguro de auto vigente dará más confianza. Ya que por lo general, las aseguradoras tienen muchas restricciones y requisitos para brindar servicio a los coches de salvamento.

Siempre es altamente aconsejable que un mecánico de confianza acuda con el posible comprador a hacer la inspección, pues su experiencia podrá detectar fácilmente si algo anda mal, pero si no es una opción, estos consejos podrían servir a cualquier interesado.

 

Elizabeth Prado

Elizabeth PradoRastreator.mx