¿Cómo usar el extintor del auto en caso de que se incendie?

A pesar de que no es algo muy común, los vehículos pueden llegar a incendiarse fácilmente por distintos problemas dentro del auto, incluyendo fallas mecánicas y eléctricas; por lo que el estar prevenido y conocer cómo reaccionar ante este tipo de situaciones puede salvar tu vida, la de tus acompañantes o la de alguien más en el camino.

Por ello, a continuación todo lo que necesitas saber sobre los tipos de extintores para el auto, y cómo utilizarlos en caso de que tu auto o el de alguien más se incendie. 

Tipos de extintores para autos

Antes de descubrir cómo utilizarlos, debes conocer los tipos de extintores para autos y sus funcionalidades, con el objetivo de que sepas cuál es el ideal para tu vehículo. Las clasificaciones de los extintores del auto dependen de las razones que pueden dar origen al fuego y el tipo de combustible.

  • Clase A: combustibles sólidos, como cartón o plástico
  • Clase B: combustibles líquidos, como gasolina o aceite
  • Clase C: combustibles gaseosos, como el butano o propano
  • Clase D: combustibles metálicos

Los expertos recomiendan siempre utilizar extintores tipo BC o ABC, los cuales son ideales para combatir las sustancias inflamables que llevas en tu auto. Por otro lado, los extintores también pueden ser categorizados por el tipo de agente extintor que tienen:

  • Polvo: éste es el agente extintor más común en extintores para autos y se usa normalmente para apagar fuegos provocados por combustibles clase A, B y C. También son más versátiles y se pueden utilizar en cualquier tipo de incendio. 
  • Agua pulverizada: éstos son adecuados para apagar incendios con combustibles clase A y B. Cabe mencionar que los expertos recomiendan que siempre los utilices lejos de corrientes eléctricas para evitar que te electrocutes. 
  • CO2: Estos son usados para combatir la combustión clase A, B y C, pero también en situaciones específicas donde se tiene que evitar romper algo, como dentro de un laboratorio químico. 
  • Espuma: son ideales para apagar incendios causados por combustibles tipo A y B, pero son los extintores más difíciles de encontrar. 

Los extintores para el auto pueden ser de uno a 50 kilos, pero los expertos siempre recomiendan que los conductores promedio lleven un extintor de uno o dos kilos, aprovechando sus dimensiones y la cantidad de su contenido. 

Componentes de los extintores del auto

Antes de saber cómo utilizarlo, debes conocer cada uno de los componentes del extintor y su funcionalidad, ya que esto te permitirá actuar de forma más rápida. 

  • Palanca de disparo: son una especie de tijeras que se deben presionar con fuerza para accionar el extintor.
  • Anillo de seguridad: este es un seguro que se encuentra entre las palancas de disparo para desactivarlas. Es indispensable que antes de intentar apagar el fuego, te asegures de quitar el seguro con forma de anillo.
  • Medidor de presión: también se le conoce como manómetro y mide la presión interna del tanque, indicando si está en buenas condiciones o si necesitas recargarlo. 
  • Boquilla: en algunos modelos se tienen mangueras para ayudar a direccionar la descarga del extintor, y otras, sólo es una boquilla en forma de cono, la cual se debe apuntar directamente a la fuente del fuego.
  • Tanque: Este es el contenedor del agente extintor. 

¿Cómo se usan los extintores para el auto?

En muchos casos, utilizar el extintor del auto antes de que se vean las flamas puede ser de mucha ayuda, y para conocer el nivel de peligro del creciente incendio tienes que fijarte en el color del humo:

  • Blanco: agua o algún componente no peligroso
  • Gris o negro: combustible o aceite

Si el humo es de color oscuro debes actuar lo más rápidamente posible, ya que puede causar una ignición aún más peligrosa. Seguir estos sencillos pasos te ayudará:

  1. Si estás en el camino, deberás estacionarte donde puedas, evacúa el auto inmediatamente y avisa a emergencias.
  2. Tomar el extintor e identifica la fuente del fuego.
  3. Si puedes, desconecta la batería del auto.
  4. Posicionate a dos o tres metros de distancia del fuego.
  5. Quita el anillo de seguridad del extintor.
  6. Dirige la boquilla hacia la base del fuego únicamente.
  7. Sostén con fuerza el extintor y aprieta las palancas para accionar.
  8. En caso de que se te acabe el agente extintor y el fuego no se haya apagado, sal del lugar y toma distancia del auto. 

Cabe recalcar que si el fuego viene del capó debes evitar abrirlo a toda costa, ya que el oxígeno entrante sólo lo aumentará. Además, también debes procurar darle mantenimiento periódico al extintor, el cual dependerá de su fabricante y de lo que marque el manómetro.

El Seguro de Auto también cubre los daños por incendio

La mayoría de las aseguradoras cuentan con la póliza de Seguro de Auto Amplio o Amplio plus, los cuales incluyen la cobertura de Daños Materiales, la cual cubre los daños que sufra el auto en caso de que este se incendie, siempre y cuando la ignición no sea provocada por el asegurado.

Sin embargo, encontrar el seguro ideal puede ser un proceso complejo debido a la gran oferta que hay hoy en día. Por ello, utilizar Rastreator, el comparador de seguros online líder en el mercado mexicano es la mejor opción, ya que cotiza y compara precios y coberturas de más de 10 de las mejores aseguradoras del país. 

Además, el comparador del perrito arroja un resultado completamente personalizado gracias a un breve cuestionario sobre ti y tu vehículo, te contacta directamente con la aseguradora de tu interés y te permite ahorrar hasta un 40% en la contratación de tu póliza. ¡Todo desde la comodidad de tu hogar y de forma rápida y segura!

Andrea Aguilar

Andrea AguilarRastreator.mx