10 fallas de auto que provocan los conductores

Tiempo de lectura estimado: 8 minutos.

Fallas de auto que provocan los conductores¡COTIZA TU SEGURO DE AUTO! Existen varias razones por las que un automóvil puede fallar: como consecuencia de un accidente vial, por culpa de un tercero, por defectos de fábrica o por descuido del propietario. Pero los automovilistas deben poner especial atención al último motivo ya que si cuentan con un seguro de coche éste no respaldará las averías que ellos provoquen, ya sea por darle al vehículo un mal uso o por falta de mantenimiento.

A pesar de que adquirir un automóvil implica la inversión de buena parte del patrimonio familiar o personal, siempre están los conductores que son despistados o simplemente que son novatos y aún desconocen el uso correcto de un vehículo, lo que implica la generación de ciertas fallas mecánicas o eléctricas del carro que son comunes y que el seguro de auto no amparará, ya que una protección para coche sólo se usa para emergencias. Algunas de las averías más comunes que provocan los propietarios de autos son las siguientes:

1. Desgaste anticipado de neumáticos y ponchaduras

En muchas ocasiones la rutina agitada del día impide que los automovilistas antes de abordar su vehículo se tomen 10 minuto de su tiempo para comprobar que los niveles de aire de las llantas sean los adecuados. Si se descuida este aspecto y existe un exceso de la presión en las ruedas puede pasar que alguna se reviente cuando se maneja a alta velocidad, produciendo un accidente que puede dañar varias partes del coche como los pasos de rueda, las defensas y salpicaderas, hasta terceros o incluso en el peor de los casos, puede desencadenar en un accidente fatal.

Por otro lado, si se mantienen niveles de aire muy bajos, el rin llega a chocar con el pavimento y provocando su abolladura. Además de que manejar con una presión de aire en los neumáticos baja implica más fricción del caucho con el suelo y por lo tanto un desgaste mayor y prematuro.

El costo de reparación o reposición de un neumático que no se cuidó oscila entre los 500 hasta los 6 mil pesos.

2. Niveles bajos de líquidos

Otro aspecto que descuidan con frecuencia los conductores son los niveles de aceite y el refrigerante. Mantener los niveles del aceite garantiza que el motor funcione suavemente, por lo que tener niveles bajos de aceite ocasiona mayor fricción entre las piezas y por lo tanto un desgaste prematuro del motor y hasta un gasto mayor de gasolina.

También si se circula con poco refrigerante o nulo el auto se sobrecalienta y genera averías importantes y costosas, como una excesiva corrosión de piezas y la pérdida del motor.

3. Desgaste prematuro del motor

El motor no sólo se perjudica con los niveles bajos de aceite o anticongelante, también su vida útil se ve reducida cuando los conductores manejan con acelerones y frenados bruscos, pues pone a prueba la máxima capacidad del motor al desgastar todos sus elementos mecánicos.

Sin embargo, manejar a muy bajas velocidades, contrario a lo que se podría pensar, también es dañino para el auto pues tendrá el mismo efecto en el motor que manejar a alta velocidad. Por ello siempre será lo mejor que los propietarios manejan con una velocidad constante y moderada.

4. Rotura de manguitos

Los niveles de agua combinados con anticongelante también deben de cuidarse ya que si el agua carece de refrigerante y hay niveles bajos de temperatura ambiental, el agua de los mecanismos puede congelarse y romper la parte llamada “manguito”, que es la manguera delgada  por la que circula el anticongelante.

La avería puede llegar a ser mucho más costosa que la simple reparación del tubo ya que se llega a comprometer el funcionamiento del motor.

5. Desgaste del clutch

Sorprenderá a muchos que el simple hecho de apoyar el pie izquierdo en el pedal del embrague cause una avería, pero es la realidad, es poca la presión que se ejerce pero de manera constante genera fricciones que a largo plazo provoca desgaste y un barrido en el disco.

6. Holguras en la caja de cambios

Del mismo modo que pasa con el pedal del clutch la caja de cambios se ve afectada cuando los automovilistas constantemente recargan o sostienen su brazo sobre la palanca de velocidades, este es un mal hábito muy común que a la larga genera holguras o rodamientos en las piezas de la caja. Lo mejor es que se mantengan las dos manos al volante sin importar si el auto es automático o estándar, ya que una de las averías  de coche más costosas es la descompostura de este sistema. Dependiendo del modelo del vehículo una reparación puede costar de 20 mil hasta 80 mil pesos.

7.  Quedarse sin balatas

Al menos una vez, a los conductores les han pasado despistes como avanzar con el freno de mano levantado, sobre todo a los novatos que aún no se acostumbran a verificar que todo esté en orden en el vehículo antes de avanzar o que no se han acostumbrado a sentir la marcha de un auto.

A pesar de que al avanzar con el freno de mano levantado el vehículo se siente más pesado, mucha gente lo llega a pasar por alto y alcanza a conducir largos periodos de tiempo con éste activado o le sucede en repetidas ocasiones, provocando un desgaste excesivo de las balatas y finalmente la pérdida repentina de los frenos traseros.

Los conductores se darán cuenta de su descuido porque empezarán a notar un olor a quemado que proviene de la parte baja del carro.

8.  Rotura del compresor del aire acondicionado

Algunos propietarios de coches evitan usar el aire acondicionado para no desgastar la batería o forzar de más el motor, sin embargo, todos los extremos son malos puesto que para mantener lubricado el sistema del clima del carro se necesita usarlo con cierta frecuencia, esto evitará fugas de gas y alargará su duración, de lo contrario dejará de funcionar.

También es común que el clima deje de cumplir con sus tareas cuando se usa con frecuencia con las ventanas del auto abajo dejando entrar el aire de la intemperie, lo que implica no sólo forzar este sistema sino otros como el motor o la batería.

9. Daño de filtro antipartículas

Los filtros de un auto evitan que pasen partículas que obstruyan al motor, derivadas de la combustión. Los residuos se quedan en las paredes porosas del filtro y posteriormente son destruidos en ciclos de regeneración automáticos que deben suceder cada 20 minutos. Pero algunos vehículos no llegan a completarlos porque los conductores constantemente detienen el motor en periodos cortos de tiempo, tan sólo con detener tres veces seguidas un coche en poco tiempo puede garantizar una avería al motor y un cambio de filtro. Para evitar que se acumulen las partículas los expertos recomiendan correr el auto en carretera con cierta frecuencia, para que los ciclos se lleven a cabo.

10. Desgaste en  las rótulas y suspensión

Una conducción impaciente que implique el no frenar lo suficiente al pasar un tope, boyas o algún desnivel en el pavimento puede tener efectos mayores en las partes bajas del vehículo con los famosos golpes secos que dañan las rótulas o incluso pueden comprometer toda la suspensión. Los gastos de una reparación de este tipo pueden llegar a ser de 5 mil a 10 mil pesos dependiendo la marca del coche.

¿Existe algún seguro de auto que cubra averías mecánicas?

Sí, a pesar de que estos desperfectos son provocados por el uso normal del vehículo, por descuidos o malos hábitos del conductor, siempre existe la manera de que los usuarios cuenten con una opción de seguro de auto que cubra fallas. En el mercado asegurador mexicano existen algunas coberturas que pueden contratar los automovilistas para aminorar los gastos de dichos perjuicios, como el seguro de auto para llantas o la cobertura de Daños Materiales que ampare fallas en los frenos.

A los interesados en contar con las protecciones anteriores  la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios financieros (Condusef) recomienda comparar al menos con tres compañías y lo pueden hacer a través de los comparadores de seguros de auto como Rastreator. Es un sitio web online que permite a los usuarios obtener la comparativa de precios y coberturas de las aseguradoras que participan en su panel. La contrastación de primas se hace de manera imparcial y con el desglose de lo que incluye cada una y el servicio es totalmente gratuito.

También se recomienda a los usuarios que antes de contratar verifiquen que las instituciones financieras se encuentren dadas de alta ante Buró de Entidades Financieras, donde los usuarios podrán encontrar información y características de los productos y  aseguradoras de su interés.