¿Cuándo cambiar los neumáticos del auto?

Por Elizabeth Prado › 11 de marzo de 2019 › Tiempo de lectura estimado: 6 minutos Uno de los componentes más importantes de un vehículo son las llantas, pues garantizan entre muchas cosas el buen funcionamiento del motor, el ahorro de gasolina y un frenado óptimo. Por ello es fundamental conservarlas en buenas condiciones, ya que tu seguridad y la de tu familia dependen de ello.

Aunque la tecnología ha logrado avanzar de manera significativa en el desarrollo de la industria de los neumáticos, logrando mejor desempeño y mayor durabilidad, algunos expertos afirman que las gomas de un automóvil tienen máximo 10 años de vida útil, por lo que dependiendo del uso y antigüedad de las llantas, será necesario valorar si es hora de cambiarlas.

Sin embargo, también existen otras maneras de estimar si es necesario cambiar los neumáticos, no importando si tienen dos o cinco años. La mayoría de los técnicos aconsejan que los neumáticos se deben cambiar cuando el desgaste de la banda de rodaje sea evidente, puesto que el relieve de los neumáticos ayuda a mejorar la tracción y adherencia en el asfalto en superficies mojadas o resbalosas.

El grabado idealmente debe tener 1,6 milímetros de profundidad, si éste se encuentra difuso y liso, es posible que necesites invertir en nuevos neumáticos.

Existen algunos indicadores para evaluar si el grabado todavía se encuentra en buenas condiciones. Los especialistas aconsejan colocar una moneda en las ranuras del dibujo, si la moneda no logra penetrar con profundidad en el grabado, quizá es hora de cambiarlas. Otra manera de determinar el desgaste de las llantas es poniendo atención al símbolo TWI (Tread Wear Indicador) que puede estar señalado con un triángulo en el grabado, ese dibujo advierte el lugar en la banda de rodamiento y refleja el nivel mínimo que debe llegar la goma.

¿Cuántas llantas se deben cambiar?

Generalmente el cambio de llantas se hace por pares, pues las ruedas delanteras tienden a gastarse más, en comparación con las de atrás. Sin embargo, puedes rotarlas para garantizar que las cuatro se desgasten más o menos de la misma manera.

En caso de que tengas que remplazar las gomas delanteras, es recomendable que sean del mismo tipo que las que están en uso y que se coloquen en el eje trasero, y las usadas las rotes a la parte delantera.

Si por alguna razón, sólo tienes que cambiar una llanta, los expertos aconsejan que en la medida de lo posible se reemplace por una exacta a las demás, en marca, línea y tamaño, para evitar desbalancear el carro.

¿Por qué es importante cambiar las gomas del carro?

En México, los cambios constantes de clima como aluviones, olas de calor extremas o nevadas, pueden acrecentar las posibilidades de un derrape sobre el asfalto si no se cuenta con unas llantas que se adhieran de manera adecuada a la carpeta. Pues como se ha mencionado, las gomas son un elemento vital en la seguridad y funcionamiento de un auto. Los neumáticos en perfectas condiciones pueden evitar un accidente vial con consecuencias fatales.

Manejar con las gomas gastadas y lisas disminuye las probabilidades de tener un frenado efectivo, así como precisión de la dirección y tracción. También es importante considerar que si los neumáticos presentan anormalidades como protuberancias en la superficie ocasionadas por baches o “banquetazos”, pueden comprometer la presión de la goma, afectar los refuerzos metálicos, desgarrar la malla y provocar que la llanta explote con la velocidad.

El desgaste excesivo de las ruedas arriesga el sistema de frenado y suspensión del vehículo, por lo que cuando se toma una curva a velocidad, el automóvil tiende a “irse” sin poder tener el control adecuado provocando un accidente.

Diferencias entre llantas de invierno y verano

En la República Mexicana no es común que se utilicen dos tipos de neumáticos para diferentes estaciones del año; sin embargo hay zonas del país que tienen climas extremos que pueden ir desde una nevada hasta una ola de calor por encima de los 40°C, lo cual implicará que algunos automovilistas tengan que invertir en dos juegos de gomas que se adecuen a las inclemencias del tiempo.

A partir de los 7°C y hacia abajo, se deberán usar llantas de invierno. Éstas se caracterizan por el tipo de caucho que se mantiene flexible a pesar de las bajas temperaturas lo que permite que adhieran al asfalto. El grabado de la rueda también es especial, pues el dibujo contiene laminillas y una profundidad especifica que permite la filtración de agua más rápido.

A diferencia de las gomas invernales, las llantas de verano poseen menos elasticidad por lo que tienen una resistencia a la rodadura y desgaste menor, también son más baratas, pero no funcionarán con efectividad por debajo de los 7°C.

¿Es recomendable comprar neumáticos usados?

Dependiendo de la calidad de la llanta, así como si tiene tecnología Run Flat, un neumático puede llegar a costar entre $800 y $2,100 pesos; por lo que algunas veces se opta por adquirir ruedas de segunda mano.

Sin embargo, esto puede no ser recomendable ya que disminuye el tiempo útil de la goma, por lo que en poco tiempo tendrás que volver a comprar llantas. Y segundo, la garantía de seguridad del fabricante también se reduce.

Por ello, aunque los neumáticos presenten aparente buen estado, se debe considerar que cada coche y conductor desgasta de manera distinta las gomas, pues influye los hábitos de conducción, peso, tracción y velocidad de uso que se le dio previo, por lo que será impredecible saber si durarán por mucho tiempo o si cumplen con los estándares de seguridad requeridos.

Una rueda usada puede comprometer la estabilidad de la unidad al circular, puesto que puede producir vibraciones, menos control de la tracción y mayor distancia de frenado. También es de considerar que unas gomas en mal estado provocan mayor consumo de gasolina.

¿Cómo alargar la vida útil de las ruedas?

Los expertos recomiendan siempre verificar que el nivel de aire de los neumáticos se encuentre conforme al manual del fabricante del automóvil, puesto que eso garantiza que el funcionamiento de los frenos, discos, motor y hasta el uso de combustible sea eficiente. Eso también desgasta menos los cauchos. Otra medida es mantener bien alineado el carro, circular a una velocidad moderada, evitar frenar de manera brusca y reducir la velocidad en curvas.

También es aconsejable rotar las gomas. Por ejemplo, un coche pequeño puede recorrer en promedio entre 25 mil y 30 mil kilómetros en un año, con ello es de considerar que los neumáticos delanteros se desgastan más que los traseros, pues absorben el mayor impacto en el frenado. Por lo que para conseguir una vida media ideal, los especialistas recomiendan que a los 60 mil km recorridos, se acuda con un técnico profesional para que haga la rotación de las gomas.

Elizabeth Prado

Elizabeth PradoRastreator.mx