¿Qué partes del auto debes cambiar según su kilometraje?

Por Andrea Aguilar 22 de abril de 2022 Tiempo de lectura estimado: 6 minutos

La mayoría de los elementos que tiene un vehículo deben ser reemplazados de acuerdo con su periodo de vida útil y el kilometraje que tenga tu auto, esto para poder asegurar un buen funcionamiento, rendimiento, e incluso, alargamiento de la vida útil del motor. 

El mantenimiento por kilometraje previene daños mayores en tu auto, los cuales pueden ser causados por el uso y desgaste. Este consiste en una revisión preventiva cada cierto tiempo o dependiendo del kilometraje, de todos los elementos que componen el sistema de seguridad activa y pasiva, como el sistema de frenos, de refrigeración, eléctrico, suspensión y llantas, entre otros. Después de esta revisión, también conocida como afinación del auto, hay algunas partes que es frecuente tenerlas que cambiar:

Filtro de aceite

Este componente se encarga de mantener el sistema de lubricación libre de impurezas o de pequeñas partículas metálicas que puedan acabar dañando el motor. Por lo general, su vida útil es de alrededor 5 mil kilómetros, junto con el mismo aceite. Lo más recomendable es que cada que cambies el aceite, también cambies el filtro para evitar que se acumulen residuos en el aceite nuevo.

Filtro de combustible

Este funciona para retener las impurezas en el combustible, las cuales pueden obstruir los inyectores y carburadores de tu auto. Ésta es una barrera que también evita que las impurezas lleguen a la bomba de presión y circuito de alimentación.

Los fabricantes recomiendan cambiar este filtro cada 60 mil kilómetros. No obstante, para garantizar un funcionamiento óptimo y eficiente, lo mejor es que realices el cambio a la mitad de estos periodos, es decir, cada 30 mil kilómetros.

Filtro de aire

Uno de estos filtros limpios ayuda a que el motor respire y tenga aire limpio, lo cual es un componente clave en el proceso de combustión. Gracias a este componente, se evita que la basura, polvo y otros contaminantes entren al motor y lo dañen. También ayuda a evitar el degradado de las paredes de los cilindros y la contaminación de la cámara de combustión.

Por esto, debes limpiarlo cada 5 mil kilómetros y cambiarlo cada 20 mil kilómetros aproximadamente, aunque puede ser necesario cambiarlo antes de tiempo si tu auto circula en lugares con distintas variaciones en las condiciones ambientales y climatológicas.

Bujías

Las bujías son las que producen el encendido de la mezcla de combustible y oxígeno en los cilindros por medio de una chispa, en un motor de combustión interna de encendido provocado. Además, también están encargadas de aliviar el calor que hay dentro del motor.

Estas se tienen que cambiar cada cierto tiempo, con un intervalo de entre 30 mil y 60 mil kilómetros de acuerdo con las condiciones del fabricante. En ciertos modelos hay dos bujías por cilindro, a estas tienes que sustituirlas como pareja.

Banda de distribución

Esta correa, o también llamada banda del tiempo, es la encargada de sincronizar los cuatro tiempos del motor, es decir, su encendido, apertura, cierre de válvulas de admisión y escape, además de que transmite el movimiento para que las válvulas se abran y salga el gas del pistón. 

Esta banda tiene el beneficio de ser silenciosa y resistente, además de que debido a su material y construcción simple, las bandas de distribución son mucho más baratas de reemplazar que las cadenas de distribución.

Su deterioro puede dañar muy seriamente el motor, por lo que debes cambiarlo cada 80 kilómetros, aunque dependiendo del tipo de uso y ambiente en el que te muevas, el periodo de tiempo intervalo podría cambiar. 

Balatas

Con el tiempo y el uso, se desgastan, ya que hacen un esfuerzo de presión en los discos. Las balatas están compuestas por un material metálico o semi-metálico, y un tipo de pasta que permite generar fricción en los discos a la hora de pisar el freno. Su uso excesivo puede generar que el calor no se disipe correctamente y el freno se sobrecalienta, lo que ocasiona la pérdida de los frenos. Éstas deberás cambiarlas aproximadamente cada 20 mil kilómetros.

Anticongelante y refrigerante

Lo más recomendable es que hagas un cambio de anticongelante, o de refrigerante, los cuales se encargan de mantener la temperatura de los distintos componentes del motor a su temperatura adecuada. Esto evitará que haya una pérdida de las propiedades, la cual dejará expuesto al motor. Este cambio se puede hacer cada 40 mil kilómetros o cada dos años, dependiendo del rendimiento del auto.

Los refrigerantes son los que evitan el sobrecalentamiento del motor, actúan como lubricantes, ayudan a mantener limpias las partes del auto y evitan la oxidación del sistema de refrigeración. Por esto, deberás inspeccionarlo cada 20 mil kilómetros.

Llantas

Este cambio no es sencillo, ya que el repuesto dependerá de la marca de tu auto, el tipo de vehículo y terreno donde se utilicen las llantas. No existe realmente un kilometraje exacto para cambiarlas, pero los expertos recomiendan que las cambies cada 20 mil kilómetros, ya que al no hacerlo, puede haber una pérdida del agarre en el terreno donde se esté conduciendo.

Pastillas

Las pastillas de frenos son las que le dan la fricción necesaria a los discos de freno cuando pisas el pedal, lo que te garantiza una frenada óptima. Estas pastillas no son elementos en los que haya averías, pero son propensas al desgaste y requieren de un mantenimiento periódico, por lo que deberás cambiarlas cada 10 mil kilómetros. 

Embrague

El embrague es la pieza encargada de transmitir potencia del motor a la caja de cambios, haciendo posible el cambio manual de marcha, lo que te ayuda a tener un arranque progresivo y a posibilitar las maniobras con suavidad. Tampoco existe un kilometraje determinado para que hagas el cambio de esta pieza, ya que también depende del uso de tu auto y de la calidad de los materiales, pero puedes cambiarlo cada 150 mil kilómetros. 

Seguro de Auto con Rastreator para alargar la vida útil de tu vehículo

Ya sea que tu auto tenga un kilometraje alto o bajo, o varios cambios de piezas, es necesario que cuente con un Seguro de Auto para poder circular por las calles y carreteras de la Ciudad de México y otras entidades de la República Mexicana de acuerdo con el Reglamento de Tránsito. 

Con un Seguro de Auto garantizas el cambio de piezas originales en talleres autorizados en caso de daño por un accidente vial, lo que evitará un apresurado deterioro de tu vehículo.

Para poder encontrar el Seguro de Auto que mejor se adapte a tus necesidades, Rastreator es tu mejor opción. El comparador de seguros encuentra y cotiza el Seguro de Auto que más te convenga de acuerdo con un perfil básico de ti, como conductor, y de tu auto. Todo esto de manera fácil, gratuita y completamente en línea.


Andrea Aguilar
Escrito por:
Revisado por Ángel Hidalgo

Obtén la Cotización de tu Seguro de Auto en menos de 2 minutos

Seguro para Auto y SUV
Autos y SUV
Seguro para Pickup
Pickup
Seguro para Moto
Moto
Seguros para Plataforma de Chófer Privado
Plataforma de Chófer Privado