¿Qué color de auto es más propenso a sufrir un accidente?

Por Elizabeth Prado › 10 de enero de 2020 › Tiempo de lectura estimado: 4 minutos Los autos negros o de colores oscuros son más propensos a sufrir un accidente, por ello no resulta extraño que los vehículos de color blanco sean los más comprados en el mundo, por considerar que suelen ser seguros.

En algunas partes del mundo como la Universidad Monash, Australia, se han realizado estudios para determinar si el color del auto influye en la siniestralidad. De acuerdo con el análisis del Centro de Investigación de Accidentes de la misma institución, se analizaron más de 800 mil accidentes reales que tuvieron consecuencias fatales para los ocupantes o que el vehículo quedó inhabilitado para continuar circulando, la conclusión fue que, en su mayoría, los carros de color oscuro son los que más se accidentaron.

Entonces, ¿los coches de colores claros o blancos son más seguros? Según el estudio de Monash  sostiene que los vehículos con tonalidades claras son más visibles en cualquier hora del día, incluso con poca luz, por lo que son menos propensos a accidentarse. En condiciones con iluminación insuficiente o de noche, las probabilidades de colisionar aumentan en 12% para los carros negros, pues no se logran distinguir.

Por otro lado, una investigación de la Universidad de Auckland, Nueva Zelanda, asegura que los vehículos en tono gris plata pueden reducir en un 50% su siniestralidad en comparación con autos de color blanco, rojo o amarillo, esto debido a que reflejan mejor la luz natural o artificial. Por lo que, en cierto sentido, apoya la conclusión que los coches en tonos claros son más seguros.

¿Qué otros factores influyen en los accidentes?

Sin embargo, es poco acertado afirmar que solo el tono del auto es el único factor que influye en la siniestralidad. Si bien es cierto, que la visibilidad y reflejo de la luz es mejor en colores claros, el perfil y personalidad del conductor también pueden influir.

De acuerdo con un análisis del a Facultad de Psicología de la Universidad Carlos III de Madrid, las personas con carácter más tenaz y que asumen más riesgos al volante suelen elegir colores llamativos, mientras que los colores neutros o discretos suelen ser escogidos por personas más cautas al volante y con mayor experiencia.

Asimismo, el Centro de Experimentación y Seguridad Vial (Cesvi) en Colombia realizó un estudio que concluyó que la preferencia de color es determinante al momento de adquirir un coche de acuerdo con la personalidad del comprador. Según la investigación, hay una preferencia por colores vivos (amarillo, verde, azul celeste) para automóviles pequeños, los tonos oscuros tienden a verse en unidades familiares de mayor tamaño o de gama alta y, finalmente, los autos deportivos suelen ser de colores llamativos.

Cesvi Colombia también estimó que el color tiene que ver con el estilo de vida y edad del conductor, pues mientras las personas jóvenes optan por colores brillantes y llamativos, las personas con mayor edad suelen ser más sobrias en sus gustos.

Esto podría llevar a pensar que los autos de tonos llamativos y que son conducidos por jóvenes tienen hábitos de conducción más atrabancados, mientras que los colores neutros, sean claros u oscuros, son manejados por personas más cautas. Entonces, ¿el color realmente influye en la siniestralidad?

Ya se ha explorado la posibilidad de que el tono del auto influye en la visibilidad del vehículo; sin embargo, hay que considerar que hay otros elementos que determinan la siniestralidad y que afectan directamente en el precio de un seguro de auto.

¿El color del auto aumenta el precio del seguro?

Si bien es cierto que los estudios anteriores afirman que los coches de colores oscuros son más propensos a sufrir accidentes, las aseguradoras no consideran la tonalidad del auto como un elemento determinante para establecer el precio del seguro.

Por el contrario, se toman en consideración otros factores como el tipo de auto que se quiere asegurar y el perfil del asegurado (edad, sexo, código postal). Pero, ¿por qué estos elementos sí influyen en el precio del seguro?

Cada aseguradora cuenta con estadísticas de siniestralidad de sus asegurados, que consideran qué marca de auto se accidenta más, así como la antigüedad y versión del mismo, pues de ello dependerá el costo de reparación en caso de siniestro.

También se toma en cuenta si el conductor habitual es joven o si es hombre, pues según los datos recopilados por las compañías de seguros y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), las personas entre 18 y 30 años de sexo masculino son más propensas a sufrir accidentes graves o fatales.

Asimismo, el código postal determina si el auto asegurado está más expuesto a delitos como el robo, por ejemplo, en el 2019 la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros informó que 7 de cada 10 vehículos son robados en el Estado de México, lo que cataloga a esta entidad como una de las más peligrosas.

En conclusión, se puede decir que el color del auto puede ser un elemento de siniestralidad, pero este no afecta directamente el precio de la póliza vehicular.

Elizabeth Prado

Elizabeth PradoRastreator.mx