Autos con las refacciones más baratas

Tiempo de lectura estimado: 9 minutos.

Autos con refacciones económicasCompañías aseguradoras suelen cobrar menos en las primas cuando los autos son más comerciales ya que estos vehículos tienen refacciones más fáciles de conseguir. Es decir, si hay algún accidente y el carro tuvo daños en alguna de las piezas, o sufrió percances por algún fenómeno natural como un huracán o terremoto, el taller mecánico al que sea llevado para su reparación encontrará las piezas mucho más rápido que si le ocurriera a un auto premium.

Nissan Tsuru

Tsuru nos dijo adiós hace apenas un par de años con su modelo “Buen Camino”. Fue el favorito de muchas familias mexicanas, pero debido a su poco equipamiento en seguridad, tuvo que dejarse de producir en el país.

Fue tan popular que se encuentran piezas en muchos talleres mecánicos. Esa es una buena noticia, sin embargo, no sólo es un auto inseguro, sino, que es de los más robados en México, así que algunas aseguradoras lo verán con recelo a la hora de calcular una prima.

Los servicios de Tsuru en sus primeros 50 mil kilómetros tienen un aproximado de mil 300 pesos.

Chevrolet Aveo

Por mucho tiempo fue el ganador de los autos más vendidos en México, hasta que le quitó su lugar Versa. No obstante, es de los más vistos por las calles de la ciudad y sus refacciones se encuentran fácilmente en cualquier sitio web de clasificados.

Expertos recomiendan adquirir la versión más equipada, ya que la básica no cuenta con aditamentos de seguridad óptimos y eso influye mucho a la hora de comprar un seguro de auto.

Para un servicio básico del Aveo, en sus primeros 30 mil kilómetros, su costo es de dos mil pesos.

Volkswagen Jetta

También se ha mantenido en la lista de los autos más vendidos en el país, por lo que encontrar piezas para este auto es sencillo. Su costo de reparación básica oscila entre los 15 mil, y muy rara vez aumentará de precio.

Además de que su precio de reventa es de los mejores en el mercado de seminuevos.

Los servicios de un Jetta clásico oscilan en los 2 mil 500 pesos.

Honda Accord

Honda es una de las marcas más seguras de la industria automotriz. La marca nipona difícilmente se descompondrá, pero si llegara a pasar, encontrarás las piezas en el mercado o su importación no será tan cara como suele ocurrir con otro modelos. Si tiene un buen mantenimiento, no te dejará en el camino y, además, te puede brindar un seguro más económico.

Otro punto a su favor es que no cuenta con muchas versiones lo que logra que su precio de reventa sea de los mejores y que sus refacciones sean más accesibles.

Las concesionarias de Honda suelen dar un servicio aproximado de mil 200 pesos para modelos como el Accord.

Nissan Versa

No podíamos dejar atrás al modelo que ha liderado las ventas en México, Versa supo ganarse el corazón de muchos conductores mexicanos por su espacio y porque Nissan se ha tomado más en serio la seguridad.

¿Cuánto cuesta una reparación completa? Un aproximado de 80 mil pesos, pero eso dependerá del daño y el taller mecánico.

El precio del servicio de los primeros 30 mil kilómetros del Versa es de mil 50 pesos.

Nissan Sentra

Más de 20 años en el mercado han logrado que varias personas compren este vehículo y que existan sitios web especializado en la compra-venta de sus piezas. Además, de que es muy comercializado en muchas concesionarias de autos.

Los servicios de Sentra, tienen un aproximado de 1200, en sus primeros 30 mil kilómetros.

Chevrolet Chevy

Un auto que estuvo muchos años recorriendo el país y, que por lo mismo, se lanzaron muchas versiones. Existen cientos de páginas en donde se venden sus repuestos y , en muchas ocasiones, son muy económicas.

Otro detalle que lo hacía especial era el rendimiento que tenía en la ciudad y, que al ser compacto, podía estacionarse en cualquier sitio.

Toyota Yaris

El utilitario más práctico de la marca Toyota. Ha sido tan popular que para conseguir sus refacciones no necesitas más de dos días. Lo que más gusta de este vehículo es que a pesar de tamaño, goza de un buen espacio y, al ser de la marca Toyota, garantiza seguridad a la hora de manejarlo; un punto a favor si también buscas confiabilidad en un vehículo.

Un paquete básico de servicios para el Yaris cuesta mil 200 pesos.

Volkswagen Sedán

No podíamos dejar atrás al Vocho, que tiene páginas dedicadas, y que aunque dejó de producirse en el 2003 sigue recorriendo la ciudad. Es por ello que aún sus piezas sigues circulando en el mercado de autopartes.

Aunque si quieres asegurarlo, se recomienda un seguro Limitado ya que la prima por una cobertura amplia podría dispararse.

También puede ser que sólo estés buscando un seminuevo con partes accesibles en caso de que lo tengas que reparar por tu cuenta. En ésta lista hemos agregado vehículos tanto actuales como antiguos, pero cuyas refacciones son las más sencillas de encontrar.

Pero si lo que estás planeando es comprar un vehículo de agencia, a continuación te presentamos los autos más comerciales del 2017:

Marca y modelo Unidades vendidas
Nissan Versa 93,041
Nissan NP300 75,324
Chevrolet Aveo 65,772
Volkswagen Vento 63,402
Nissan March 54,063
Volkswagen Jetta 45,246
Nissan Sentra 42,746
Chevrolet Spark 32,795
Honda CR-V 27,761
Nissan X-Trail 25,645
Fuente: Elaborado por  la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA)

Las refacciones más buscadas

Ahora que conoces los autos con las piezas más fáciles de conseguir, te mencionaremos las refacciones que más buscan, según mecánicos expertos:

  • Balatas
    Éstas suelen desgastarse por el uso o el tipo de auto que estés manejando. En ocasiones ocurre por conducir de forma agresiva, así que se recomienda aminorar la marcha y revisarlas cada 20 mil kilómetros. Si empiezas a sentir vibraciones en los frenos, es momento de ir a inspeccionarlas con un técnico.
  • Clutch
    Éste le sirve a tu coche para ajustar el motor a la caja de cambio. Es gracias al pedal que se puede manipular, pero también por ello se desgasta. Los factores que lo erosionan ocurren cuando no se mantiene una temperatura adecuada en el motor, o se maneja manteniendo el pie en el clutch.
  • Filtro de aire
    El purificador de aire ayuda a tu auto a detener elementos sucios que puedan afectar al motor. Estas impurezas pueden llegar a la cámara de combustible y afectar a los cilindros. Una manera de determinar si se necesita un cambio de filtros es cuando tu auto empieza a consumir mucho combustible. No prolongues su vida, es de las piezas más baratas y fáciles de cambiar.
  • Bujías
    Éstas ayudan a disparar el calor al motor, es decir, controlan la chispa de encendido dentro de la cámara de combustión. Cuando hay complicaciones en el arranque del motor o pérdida de potencia es hora de reemplazarlo.

Como te darás cuenta, todas estas piezas son las que le dan larga vida la motor, que es el corazón de tu auto, una vez que se daña la máquina las consecuencias pueden ser más graves para el auto. Además de que es uno de los elementos más caros de reemplazar.

Cobertura de daños materiales

Para que tu auto se encuentre respaldado, se recomienda contratar una cobertura de Daños Materiales, que se encuentra dentro de los paquetes más completos que son Amplia y Amplia Plus. La razón principal es que si tienes algún siniestro que afecte a tu auto, el seguro lo respaldará, aunque es su mayoría, tendrás que pagar un deducible que va del 10 al 5%.
También te apoya en caso de eventos fortuitos que no dependen del ser humano como ciclones, terremotos, erupciones volcánicas, actos violentos como huelgas, desbielamiento por inundación, etc.

Exclusiones por daños materiales

Cada aseguradora tendrá sus excepciones, te recomendamos leer los términos y condiciones de cada contrato. Pero, en su mayoría, el seguro no protegerá tu auto por:

  • Un familiar comente abuso de confianza, que puede ocurrir si a algún pariente le prestas tu auto y no lo devuelve.
  • Daños por tracción excesiva.
  • Si intencionalmente dañas tu vehículo.
  • Confiscación por parte de la autoridad.
  • Utilizarlo para fines de enseñanza, es decir, como transporte escolar.
  • Participar en carreras o arrancones.

Indemnización por daños materiales

La suma asegurada se establece de acuerdo al valor comercial, valor pactado o valor nuevo. El valor comercial se indica en distintos manuales de precios de autos, como la guía autométrica y guía azul. El valor pactado es un convenio entre la aseguradora y el contratante, y el valor como nuevo, es el precio que se encuentra en la factura, pero sólo es válido en los primeros tres meses.

Una vez que ocurre un siniestro, el ajustador debe de evaluar los daños para entregar la indemnización correspondiente y, si se tiene que reparar, te tiene que conceder un pase para algún taller mecánico.

El deducible dependerá de lo estipulado en el contrato, pero si no fuiste el responsable del accidente, no tendrás que reembolsarlo.

Comparar pólizas y encontrar la mejor cobertura

Si estás pensando en contratar una póliza que te ampare en daños materiales, Rastreator te ayuda comparar entre las distintas aseguradoras. Existen decenas de compañías con sus propios beneficios y si no tienes tiempo, lo ideal es encontrarlas en un mismo sitio.

Rastreator cuenta con una calculadora de seguros en donde en minutos podrás cotizar entre las mejores compañías de seguros de autos con sus beneficios y costos.

Otra recomendación es conocer el estatus de cada aseguradora que proporciona la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) CONDUSEF. Este sitio apoya a los usuarios en asuntos legales o reclamos, si no recibiste una buena atención por parte del ajustador, la CONDUSEF cuenta con un sitio para declararlo.

Aunque es indispensable que conozcas bien las coberturas de tu auto, la mayoría de los reclamos ocurren por no conocer lo que respalda cada póliza.