Consejos antes de contratar el seguro de Auto

Cada vez más personas reconocen la importancia de contar con un respaldo para el automóvil, pero a veces no es claro que se debe considerar antes de contratar un seguro. Es bueno tomar en cuenta que una póliza ideal es la que cubre todas las necesidades del conductor y del auto. Así que antes de contratar, es conveniente analizar las opciones de protección y comparar las aseguradoras existentes en el mercado.

Somos conscientes de que esta tarea se puede convertir en un trabajo tedioso y laborioso, por eso proponemos una serie de consejos muy sencillo, que pueden ahorrarte tiempo y esfuerzo:

  1. Considera las características del conductor y del vehículo.
    Por ejemplo, si el vehículo transita por zonas de mucha afluencia vial es más propenso a sufrir un accidente, entonces cabe considerar un paquete de coberturas que ampare daños a terceros y daños propios. Otra situación a considerar es si el estacionamiento del carro es en la vía pública, ya que está más expuesto a un robo y por ello es recomendable estimar contratar una póliza que lo cubra.Y aunque, las condiciones del auto son importantes, asimismo las del chofer. Puesto que del perfil del conductor también depende el precio de la póliza que se desea contratar. Esto es porque la aseguradora igualmente evalúa el riesgo que implica el automovilista. Es decir, el historial de siniestralidad de la persona al volante es un factor que determina el precio y las condiciones que la compañía de seguros ofrece al contratante. Por ejemplo, una póliza para un varón adulto joven no será bajo los mismos términos que para una mujer de edad madura.Por estas razones es importante considerar todas las circunstancias en las que se desenvuelve el automovilista y el vehículo, porque de ello dependerá la cobertura que sea la más adecuada para el carro.
  2. Informarse de los tipos de coberturas que existen en el mercado.
    El seguro más básico no siempre el ideal. Es recomendable conocer las coberturas que tiene cada aseguradora para saber cuál es que se ajusta al uso de auto y el conductor. Aunque las compañías de seguros tienen nombres diferentes para los paquetes de coberturas, es importante conocer al menos las coberturas mínimas para saber qué se está buscando.En general, las aseguradoras manejan cuatro paquetes diferentes, a continuación, mencionamos brevemente cada uno:

    • Amplia Plus. Ampara contra toda eventualidad, además de proteger contra robo total o parcial. Por ser el más completo, éste paquete tiene más beneficios que los demás.
    • Amplia. Es el segundo conjunto de coberturas más entero, ya que respalda contra accidentes a terceros, daños propios y robo total.
    • Limitada. Éste abarca desde los daños a terceros en sus bienes y sus personas hasta el robo del vehículo. Sin embargo, los daños ocasionados a la propiedad del asegurado no quedan respaldados.
    • Responsabilidad Civil Obligatoria. Este es el seguro mínimo que por ley deben de tener todos los vehículos que transiten por caminos federales y al menos en 14 estados de la República. No obstante, hay que considerar que por ser un seguro de gama básica el monto con el que ampara al asegurado puede llegar a no ser suficiente para cubrir un accidente vial.
  3. Comparar con distintas compañías precios, coberturas y beneficios en Rastreator.
    Es recomendable comparar en Rastreator los precios y coberturas que te interesan. Esto porque algunas veces el precio puede variar de una aseguradora a otra o incluso pueden ofrecer otros beneficios que se ajusten más al conductor que los que puede garantizar otra empresa.Además, en Rastreator con tres sencillos pasos encuentras, cotizas y comparas coberturas y precios con las aseguradoras más importantes de México.
  4. Contratar directamente con la aseguradora.
    Prescindir de los intermediarios para contratar el seguro, ahorra muchos pesos y permite negociar los términos generales de las coberturas. En Rastreator puedes encontrar tres maneras distintas de contactar directo a la aseguradora que prefieras, así estarás seguro que no obtienes precio de ningún intermediario más que de la empresa que elegiste.
  5. Formas de pago.
    Otro aspecto a examinar son las opciones de pago de la póliza. Algunas veces no contamos con el presupuesto suficiente para hacer la liquidación de la prima en una sola exhibición. Por ello, es aconsejable informarnos de las modalidades de cobro.Ciertas aseguradoras tienen alternativas de pago mensual. Y si tienes estimado liquidar la prima en mensualidades, pregunta por la comisión por pago fraccionado puesto que puede ser más barata de una aseguradora a otra.
  6. Los beneficios y garantías también cuentan.
    También es importante analizar todas las ventajas que ofrecen las compañías aseguradoras, ya que existen unas que convienen más que otras.Hay garantías que varían de una aseguradora a otra. Por ejemplo, en caso de que se necesite la indemnización por pérdida total del vehículo, algunas empresas garantizan cierto tiempo para completar el trámite, de acuerdo a sus propios criterios. Así mismo, existen algunas instituciones de seguro que ofrecen beneficios y descuentos en la prima porque el vehículo asegurado cuente con dispositivos anti robo, por ejemplo.Aunque es fundamental determinar cuál es la póliza que se ajusta al uso que se le da al vehículo, quién lo maneja y con qué frecuencia; de igual manera los beneficios que puedan ofertar las aseguradoras pueden ser significativos a la hora de contratar el seguro.

Contratar un seguro es una decisión muy importante, ya que es una inversión para proteger lo más valioso: el patrimonio y la familia. Es por ello que es recomendable tomar en consideración estos consejos antes de contratar la póliza, esto te permitirá hacer una compra inteligente que se ajuste a ti y tu vehículo.

Qué debes tener a la mano para contratar el seguro

Una vez elegida la póliza del auto, debes tener a la mano los documentos necesarios para hacer el trámite. Cada aseguradora tiene requerimientos de contratación distintas, dependiendo del seguro que se quiera adquirir. Sin embargo, a grandes rasgos los requisitos mínimos, son los siguientes:

  1. Identificación con el nombre completo del contratante y del asegurado, en caso de ser otra persona.
  2. Edad del conductor habitual.
  3. El asegurado debe contar con licencia o permiso para conducir.
  4. Estado y código postal de circulación.
  5. Los datos del auto: marca, modelo, antigüedad, tarjeta de circulación, número de placas y número de serie, asimismo el uso del vehículo (particular, chofer privado, de carga).

Entender la importancia de contratar una póliza para el auto como una inversión, es primordial para proteger los bienes y la vida de las personas ante situaciones que no están previstas. Es recomendable que, al decidir las coberturas para tu seguro, analices la información y opciones que ofrece el mercado.

¡COTIZA TU SEGURO DE AUTO!