Consejos para cuidar tus balatas

Por Gabriela Barboza 22 de septiembre de 2020 Tiempo de lectura estimado: 4 minutos

 

Por Mi Refacción

Tu vehículo es una unidad que te acompaña durante una buena cantidad de años, en ocasiones siendo incluso una herramienta esencial para que hagas tu trabajo y lleves a tu familia con bien a casa. 

Para que puedas transitar con confianza lo lógico y más recomendable es siempre tener en óptimas condiciones cada una de las partes de tu automóvil, incluso aquellas que a veces no vemos y suponemos que no juegan un rol tan importante. 

Una de estas piezas que los conductores suelen pasar por alto en las revisiones son las balatas. Estas piezas aunque estén un poco ocultas juegan un rol esencial en el sistema de frenado de tu coche, garantizando una conducción segura y sin sobresaltos. Descubre cuál es su función y consejos básicos para alargar su vida útil aquí. 

¿Qué hacen las balatas? 

Las balatas son una de las piezas que conforman el complejo sistema de frenado de cualquier vehículo. Están compuestas de una pieza curva de metal que se recubre por una pasta especial, elaborada en una variedad amplia de materiales con resistencias que difieren mucho entre sí. Al momento de pisar el pedal del freno, la balata se presiona o roza contra el disco de los neumáticos. Esta fricción es la que promueve que poco a poco se reduzca la velocidad o se detengan por completo los neumáticos y, por lo tanto, el automóvil. 

La pasta que recubre estas balatas se va desgastando poco a poco en consecuencia de la fricción con los discos de las llantas, así que la vida útil de esta pieza es muy limitada y depende del uso que le des a tu vehículo. Es por eso que las balatas deben mantenerse en óptimo estado, ya que un par de balatas dañadas harían que tu coche simplemente siga de largo al intentar frenar. 

Cómo prolongar la vida de tus balatas 

Claro, todos sabemos que cuando una autoparte se daña o se desgasta en exceso lo único que queda por hacer es reemplazarla, pero antes de llegar a este punto existen muchas cosas que puedes hacer para prolongar la vida de tus balatas y hacer que su rendimiento sea óptimo mientras estén instaladas en tu vehículo. Con los siguientes útiles consejos harás que tus balatas duren más: 

  • Evita frenar bruscamente en cualquier tipo de terreno, hazlo sólo de ser absolutamente necesario. 
  • Mantén el líquido de frenos en un nivel adecuado en todo momento. 
  • Maneja a velocidades no excesivas y constantes. 
  • Busca frenar con el motor de tu vehículo para desacelerar antes de aplicar el freno, con esto se reduce el uso que le das a los frenos y, por ende, a las balatas. 
  • Presiona el pedal del freno por lapsos cortos, que sea tu último recurso. 

Señales de que debes reemplazarlas

Como puedes apreciar, una buena conducción puede ayudarte a prolongar la vida de tus balatas, pero no impide que se terminen desgastando eventualmente. Por eso también es importante que estés pendiente a las señales que indican que es momento de reemplazarla. Pon mucha atención a lo siguiente: 

  • Que al frenar necesitas pisar el freno mucho más al fondo de lo normal, de lo contrario el coche tarda en detenerse o bajar la velocidad. 
  • Al pisar el freno escuchas un sonido agudo y chirriante. 
  • Al presionar el pedal del freno sientes claramente vibraciones muy marcadas que no se relacionan con un terreno inestable. 

¿Cómo hacer un cambio de balatas? 

Lo primero que podemos decir al respecto es que un cambio de autopartes SIEMPRE debe ser realizado por un profesional. Estas piezas son las que resguardan la seguridad del conductor y los pasajeros y, por tanto, nunca deben ser tomadas a la ligera. Existen aseguradoras que hacen una cobertura especial de autopartes como las balatas y pueden dirigirte con un profesional autorizado para realizar el cambio del modelo ideal para tu vehículo. 

En Mi Refacción encontrarás la balata adecuada para tu vehículo donde manejan marcas de calidad y que no ponen en riesgo tu vida y tus seres queridos, ya que no comercializan balatas de mala calidad o dudosa procedencia.

Gabriela Barboza

Gabriela BarbozaRastreator.mx