¿Cómo funciona el seguro de auto en caso de muerte accidental del titular?

Tiempo de lectura estimado: 5 minutos.

Seguro de auto en caso de muerte accidental del titular¡COTIZA TU SEGURO DE AUTO! Cuando desafortunadamente el conductor asegurado fallece en un accidente, algunas veces no se tiene del todo claro qué sucede con el seguro de auto.

Lo primero que debes tomar en consideración es si la cobertura automotriz ampara los daños al conductor. Las coberturas más básicas como Responsabilidad Civil o Limitada sólo protegen contra daños a terceros, incluyendo la muerte, pero no del asegurado ni sus ocupantes. Sin embargo, pólizas más completas como Amplia o Amplia Plus sí consideran fallecimiento del beneficiario.

Por ello, si la defunción del chofer sucedió en un accidente vial en el que fue responsable, la familia podría reclamar la indemnización si cuenta con un seguro Amplio. Por otro lado, si un tercero fue el responsable por la muerte accidental, por ley los parientes del afectado deben ser damnificados por parte del responsable.

Indemnización en caso de fallecimiento del asegurado

Después de vivir el duelo, hay que tomar en cuenta que debes hacer trámites necesarios para dejar en orden los documentos de la persona finada, como dar de baja o cobrar el seguro de auto si está a nombre del fallecido. Para poder reclamar la póliza se deben de presentar los siguientes documentos a la aseguradora:

  • Carátula del seguro de auto donde se contempla el nombre del asegurado, número de póliza y vigencia, suma asegurada y cobertura.
  • Acta de defunción en dónde se indica nombre del finado y número del certificado de defunción.
  • Gastos funerarios y nombre de la funeraria.
  • Reporte del ajustador en caso de que la muerte haya sido inmediata a un siniestro vial.
  • Licencia de manejo del conductor.

Seguro de auto financiado en caso de muerte

Una de las dudas más comunes es ¿qué pasa si se está pagando un auto a crédito y muere el contratante? Según datos de la Comisión Nacional de Defensa y Protección de Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), al momento de hacer el convenio con la institución otorgante del préstamo se considera dentro del contrato un seguro de vida y uno automotriz.

A través de estos dos aseguramientos se protege al beneficiario de que en caso de muerte el crédito se liquide o si ocurriera un siniestro vial, también queda amparado el bien en garantía que es el vehículo.

Si el beneficiario principal fallece, la suma asegurada resarcirá la deuda del financiamiento automotriz y los parientes recibirán lo restante en caso de que quedará remanente.

De acuerdo con la Condusef, para hacer válida la póliza es necesario que los herederos de la deuda continúen pagando el crédito, hasta que la aseguradora liquide la deuda financiera. Por ello es recomendable que informes de inmediato a la compañía de seguros y a la institución otorgante del préstamo, y presentes la documentación necesaria como:

  • Acta de defunción.
  • Identificación del fallecido.
  • Contrato o póliza que acredite el convenio entre la institución y el beneficiario.

La legislación vigente señala que los parientes tienen hasta 180 días naturales para comunicar a la compañía financiera el deceso del titular. Pero lo aconsejable es hacerlo lo antes posible para evitar tramitaciones largas y recargos innecesarios.

Muerte del titular por causas ajenas a un siniestro vial

Si desafortunadamente el contratante del seguro de auto fallece por motivos ajenos a los contemplados en las coberturas de la póliza, entonces los familiares o beneficiarios no podrán reclamar ninguna indemnización del seguro vehicular y sólo tendrán que hacer los trámites de cancelación de la cobertura, de lo contrario, la aseguradora podría volver a cobrar la póliza de auto.

De igual manera, si lo que se está pensando es vender el automóvil del conductor finado, también se tendrán que hacer las gestiones necesarias ante la autoridad competente para cambiar la titularidad de propiedad del vehículo y cancelar también la cobertura automotriz.

Para poder cancelar el seguro a nombre de otra persona, deberás presentar la siguiente documentación a la aseguradora:

  1. Copia certificada del acta de defunción.
  2. Documento oficial de identidad del fallecido.
  3. Identificación oficial de la persona que solicita la cancelación.
  4. Un escrito dirigido a la compañía en la que se notifica el fallecimiento del contratante, mismo donde deberá especificarse el nombre completo y número de póliza.

Es de considerar que cada aseguradora tiene sus propias políticas y condiciones de cancelación, por lo que los expertos recomiendan ponerse en contacto con la institución antes de presentar la documentación, ya que podrían requerir de otro documento.

Encontrar las pólizas más completas que contemplen la muerte accidental del titular

Como se ha mencionado, sólo en las coberturas Amplias o Amplias Plus se ampara la muerte del conductor a causa de un accidente vial, por lo que es recomendable comparar y analizar las pólizas que ofrece el mercado. Para ello, Rastreator, tu comparador de seguros, te ofrece la herramienta ideal para calcular precios y coberturas con las compañías líderes en el sector.

Además, la plataforma te ofrece una manera sencilla de comparar y analizar a detalle las garantías que se consideran en cada póliza vehicular, por lo que es fácil ver si la muerte accidental del conductor está contemplada y cuál es la suma asegurada de indemnización.

No es deseable que ocurran esta clase de eventos, pero lo mejor es estar prevenidos y dejar protegida a la familia en caso de que fallezca el titular del seguro. También, las instituciones como la Condusef y la Procuraduría de Defensa del Consumidor aconsejan dejar un testamento en que se especifiquen todas las cuentas, seguros y nombres de beneficiarios en caso de muerte, ya que esto deja un amparo económico ante las consecuencias financieras que se tienen que enfrentar después del duelo.