¿Cómo funciona una subasta de autos en México?

Por Mara Delgado 11 de octubre de 2019 Tiempo de lectura estimado: 7 minutos Una subasta o remate de autos es una forma más de comprar unidades nuevas o de segunda mano. Ésta funciona a través de una convocatoria, pública o privada, a la que acuden tanto posibles compradores como vendedores. En algunas ocasiones se paga una cuota para formar parte de la subasta y en otras es totalmente gratuita. 

La subasta empieza a partir de un precio base de un vehículo, que normalmente es muy inferior al valor de la unidad; sin embargo esto no quiere decir que se trate precisamente de una ganga pues muchas veces los autos están siniestrados o dañados. Por ello se recomienda que antes de comenzar a pujar por un precio se haga una buena investigación de éstos y se haga una prueba de manejo.

Tipos de subastas de autos en México

Existen tres maneras en que se lleva una subasta de autos en el país, de forma presencial, online y sobre cerrado. 

Subasta de autos presencial

En la primera modalidad normalmente la venta de autos se hace por paquetes de vehículos y es convocada por alguna institución pública de gobierno que se quiere deshacer de su parque móvil o de unidades que han sido decomisadas por la policía. También la pueden convocar comunidades autónomas o empresas de renta de autos que quieren renovar su flota. 

Este tipo de subastas puede ser abierta al público en general o solo entre profesionales de las pujas o empresas interesadas en pujar y para poder participar se tiene que cumplir con ciertos requisitos como el pago de una cuota y contar con una identificación oficial.

Subasta de autos online

En cambio, en las subastas de autos por internet son convocadas por empresas online dedicadas a la venta o subasta de autos seminuevos y pueden participar vendedores profesionales o particulares. Esta modalidad ofrece una amplia variedad de vehículos tanto por lotes o como sueltos procedentes de particulares. 

Las webs dedicadas a subastas de coches trabajan en realidad como intermediarias entre comprador y vendedor, y aunque ponen al alcance de cualquier particular la puja de vehículos que pueden llevarse a casa, el valor de éstos cae, además de que es imposible controlar la calidad de todos los vehículos que se ofertan. Estos sitios por internet piden también a los usuarios cumplir con algunos requerimientos para formar parte de la plataforma. 

Subasta de autos sobre cerrado

Significa que por lote de coches ofertados solo se puede dar una única oferta. Se realiza en un evento público donde se abren sobres que contienen las ofertas y la más alta es la ganadora. Este tipo de modalidad pide cumplir a los participantes con ciertos requisitos y el pago previo de una garantía, la cual se regresa de forma íntegra a aquellos que no ganaron la puja.

¿Cómo funciona una subasta de autos del Gobierno Federal?

Se trata de una venta de coches nuevos y usados que provienen de diferentes dependencias públicas que han renovado su inventario o que se han decomisado por la policía al narcotráfico o han sido confiscados a funcionarios públicos que obtuvieron los bienes a través de actos de corrupción.

La organización de este evento está a cargo del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), es un organismo descentralizado de la Administración Pública Federal, que está coordinado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Las ofertas se hacen en eventos públicos en modalidades de subasta a martillo, subasta sobre cerrado y subasta en línea, en las que pueden participar tanto personas físicas como morales y en todos los casos se deben de cumplir algunos requisitos para participar.

La subasta a martillo consiste en eventos públicos donde de forma presencial los participantes hacen sus pujas y la persona que haya ofrecido la cantidad más grande de dinero es la que resulta la ganadora. Esta puja de autos la organiza el Gobierno Federal varias veces al año en diferentes estados de la República y las convocatorias se realizan a través del sitio web de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

En el reciente sexenio presidencial han cobrado mayor relevancia pues el gobierno federal ha puesto especial empeño en la recaudación de dinero para los municipios más pobres del país a través de los decomisos de bienes adquiridos por funcionarios públicos corruptos. Además de que el SAE trabajará en conjunto con el nuevo Instituto para “Devolverle al Pueblo lo Robado” encargado de hacer llegar las ganancias a los que más lo necesitan.

Subasta de autos en línea del Gobierno Federal

Esta modalidad se encuentra disponible todos los días del año las 24 horas del día y los interesados pueden participar una vez que se hayan registrado en el portal de subastas del SAE. Generar el registro implica el ingreso de algunos datos personales como RFC, CURP, domicilio y copias digitales de documentos oficiales. Además de esperar un correo electrónico de la institución donde se confirme que el registro fue exitoso.

El SAE recomienda que antes de unirse a una subasta se consulte la convocatoria y bases de participación, porque en éstas se detallan las fechas de las subastas y las condiciones de compra.

También es importante que se revise el listado de bienes ofertados porque es donde aparece la descripción del vehículo, precio y ubicación, entre otros detalles como el monto de la oferta inicial.

Para postular una oferta el usuario tiene que hacer click en el botón ofertar que aparece en el coche de interés y se mostrará un tablero donde se realiza la puja a través de montos predefinidos o ingresando la cantidad que se desea de forma manual. Posteriormente, para que la oferta sea considerada como válida se tiene que dar el “pago de seriedad”, que es un monto de 5 mil pesos que funciona como una especie de garantía.Y si el participante no resulta ganador dicho monto se le regresa de forma íntegra.

Cabe mencionar que en las subastas gubernamentales del actual Gobierno se han ofertado desde exóticos deportivos como un Lamborghini Murciélago y un Ford Shelby F-150. También joyas como un Mustang 1965 y un Vocho última edición por un precio base de 30 mil pesos.

Consejos para comprar un auto en subasta

  1. Conocer a los vendedores. Puede tratarse de bancos y otras instituciones, agencias de autos nuevos o seminuevos o concesionarios independientes. Con los últimos son con los que habrá de tener mayor cuidado e inspección del vehículo en cuestión.
  2. Investigar el estado legal del la unidad antes de la subasta. Se debe conocer a fondo el historial del vehículo, como verificar el estatus del auto en plataformas como REPUVE para asegurarse de que no se trate de un vehículo robado o con multas pendientes.
  3. Conocer las reglas de la subasta. La mayoría de las instituciones piden requisitos específicos para participar y una cuota de dinero que puede ser devuelta o no.
  4. Inspeccionar el auto. Se recomienda que nunca se puje por un coche que no se ha conducido previamente y del que no se conoce el estado de su mantenimiento como por ejemplo, el kilometraje que ha recorrido, por cuántos dueños ha pasado, el estado de los neumáticos, los líquidos y el motor. Para ello se debe exigir un documento que acredite el historial del coche y si se conoce un mecánico de confianza no está de más revisar  los puntos estratégicos de la unidad.
  5. Peritaje. Se recomienda la inspección del vehículo por un profesional porque muchas veces los coches subastados son autos que han sido siniestrados o que han permanecido largo tiempo en reposo y por ello presentan varios vicios ocultos que no pueden ser notorios a simple vista. De esta manera el comprador puede generar una puja adecuada.
Mara Delgado

Mara DelgadoRastreator.mx