Requisitos para asegurar un auto legalizado

Tiempo de lectura estimado: 9 minutos.

A partir del 2019 por ley será obligatorio que todos los vehículos que circulen por México cuenten con una póliza para coche, sin discriminar si son coches viejos, nuevos, nacionales, extranjeros, de uso privado o de transporte público y emergencias.

Por ello, es importante que los conductores conozcan los documentos que las instituciones piden para proteger un auto legalizado. Entre ellos se encuentran los que garantizan que es un carro que aprobó los debidos procedimientos oficiales que la aduana y que el Sistema de Administración Tributaria SAT exige, como son el Pedimento de Importación y el Certificado de Inscripción.

Por otro lado, también necesitaran papeles como la tarjeta de circulación del coche, la factura y las credenciales de identidad del conductor como el INE y licencia de manejo, entre otros. A continuación se describen con detenimiento:

Documentos oficiales del vehículo nacionalizado

En primer lugar se debe demostrar que el coche extranjero tiene sus papeles en regla, es decir, el conductor debe tener a la mano los documentos que garantizan que ha pasado por el debido proceso aduanal que el SAT y la Secretaría de Hacienda mexicana estipulan, como el Pedimento de Importación que es un documento fiscal que sirve para demostrar que se han pagado todas las contribuciones ante el SAT por la entrada y/o salida de las mercancías de comercio exterior hacia o desde el territorio nacional mexicano. Éste comprueba la estancia legal de los productos que fueron importados.

Además de tarjeta de circulación vigente; factura del vehículo, que es el documento que acredita quién es el propietario legal; facturas de compra de modificaciones al coche o equipos adicionales que se le hayan puesto, estos son considerados como los elementos que se agregan al interior del carro como los sistemas de audio y video, o los que están el exterior como, rines, tumbaburros y faros extras. Es importante declararlos para que queden incluidos en el contrato y estén protegidos en caso de siniestro.

En algunos casos se pide otro documento que acredita que el automóvil está debidamente legalizado, como el Certificado de Inscripción expedido por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Los documentos mencionados anteriormente deben ser vigentes y de preferencia deberán tener una copia.

Otros requisitos elementales para la contratación de una póliza para un vehículo de este tipo son:

  • Proporcionar la ficha técnica del transporte; es decir, el contratante deberá facilitar el número de placas, versión, modelo, color, si es nuevo o usado, año y tipo de motor.
  • La mayoría de las compañías estipulan que se debe tratar de un vehículo de uso particular.
  • Estado y Código Postal de circulación; éste es un requisito importante para calcular la prima del seguro. Las instituciones deben cotejar los riesgos a los que está expuesto un vehículo según las zonas por donde transita.
  • Un coche no mayor a 10 años. Para las compañías y para el gobierno mexicano es importante que los autos que lleguen a México no sean de deshecho, ya que en muchas ocasiones este tipo de unidades son de segunda mano y tienden a tener problemas. Por ello se pide que sean relativamente nuevos y que específicamente en el título de propiedad, no aparezcan algunas de estas palabras “Salvage”, “Parts only”, “Dismantlers”, “Non reparaible”, “Non rebuildable”, “Not Street legal”, “Junk”, “Crush”.
  • Algunas aseguradoras como El Aguila ponen un tope máximo de antigüedad de los autos nacionalizados de 25 años que podrán ser asegurados sólo en caso de que posean todas sus piezas originales.
  • Fotografías del vehículo.
  • Debe pesar menos de 3.5 toneladas.

¿Qué documentación se solicita al conductor de un coche legalizado?

Para contratar una póliza todas las aseguradoras pedirán documentos personales vigentes como:

  • Identificación oficial. El contratante deberá presentar la credencial de elector (INE) o cualquier documento oficial que lo identifique como el pasaporte o la cartilla militar. En caso de que el nombre del asegurado o del conductor habitual sea distinto al contratante, también se necesitará presentar la identificación oficial de éste.
  • Licencia o permiso para conducir del conductor habitual o del asegurado.
  • Registro Federal de Contribuyentes (RFC).
  • CURP.
  • Número de cuenta y referencia donde se depositará la indemnización en caso de siniestro.
  • Comprobante de domicilio no mayor a tres meses; puede ser un recibo de Luz, teléfono o gas.
  • Debe ser persona física.

Cuando se busca comprar una protección, las compañías también requieren saber datos personales del asegurado como:

  • Fecha de nacimiento y domicilio completo (calle, número, colonia, estado o ciudad, municipio, ciudad o país y código postal) del contratante.
  • Sexo y edad del asegurado.
  • Número telefónico y de celular del titular.
  • Estado Civil del titular de la póliza.
  • El parentesco de los asegurados.
  • Ocupación del asegurado.
  • Correo electrónico del contratante.
  • El contratante debe ser una persona física.

Cabe señalar que los datos personales del interesado son indispensables para poder calcular la prima de una protección y además están respaldados por la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de Particulares.

Papeles que proporciona la aseguradora durante la contratación de autos legalizados

Para que la protección de un carro nacionalizado sea válida las compañías deben también proporcionar a los contratantes documentos específicos como:

Solicitud de Seguro

Los automovilistas deben pedir formalmente la contratación de la póliza a través de un formato de solicitud que el asegurador proporciona al cliente en sus instalaciones o en su página web. En éste documento se escriben los datos del vehículo y de las personas que lo conducen habitualmente. También especifica si la protección a contratar es nueva o de renovación, la fecha de solicitud, forma de pago, el medio de liquidación y vigencia del contrato.

La carátula de la póliza

Debe contener nombre y domicilio del asegurado y de la institución aseguradora, la descripción del vehículo y los deducibles. También incluye las eventualidades comparadas, que son las coberturas contratadas; el monto máximo cubierto en caso de siniestro, el monto de la prima total, la periodicidad del pago y las cantidades a pagar, asimismo la vigencia del contrato y el porcentaje de los deducibles.

Las condiciones generales

Es un documento que cambia dependiendo de la compañía aseguradora, donde se describe a detalle los tipos de paquetes que se ofrecen, las sumas aseguradas y las bases para asegurar, el proceso general para que un cliente cobre su indemnización en caso de siniestro, los riesgos que cubre cada cobertura y las exclusiones.

El endoso

Según la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) es el documento que permite realizar modificaciones, adiciones o aclaraciones de la póliza y generalmente tiene un costo adicional a la prima. Por ejemplo, si se busca proteger el equipo de sonido de un vehículo utilitario se puede solicitar una adición de los protegidos mediante un endoso.

¿Cómo elegir la mejor póliza para un auto legalizado?

En primer lugar se recomienda que los conductores busquen un seguro especial para este tipo de vehículos para que los automovilistas puedan contar con una protección a la medida de las características y necesidades de su carro y no se topen con ninguna objeción con las compañías a la hora de pedir el cobro de su seguro.

Algunas de las instituciones que ofrecen este tipo de pólizas son:

  • Wibe
  • Quálitas
  • El Aguila
  • Zurich

En segundo, se sugiere elegir las coberturas que se adecuen al tipo de vehículo que se tiene, es decir, se debe tomar en cuenta factores como: si el coche es nuevo o viejo o si es un coche estándar o de líneas de lujo. Ya que contrario al mito de que el mejor seguro es el todo riesgo, las protecciones deben ser de acuerdo a parámetros como su antigüedad y modelo.

Lo anterior se debe a que una persona con un coche viejo que haya contratado una Cobertura Amplia gastaría de más a la hora de hacer una reparación de su vehículo a través del seguro, en comparación de hacerla por cuenta propia. En cambio un seguro Todo Riesgo o Amplio sí sería el adecuado para un auto nuevo de línea Premium, porque reparar un auto de esta línea o conseguir sus piezas por cuenta propia es muy costoso, en contraste de hacerlo con la institución de seguros.

Las coberturas más comunes en los seguros de auto para coches legalizados son las siguientes:

  • Responsabilidad Civil: se hace responsable de los daños ocasionados a terceros en sus bienes y personas. Por ley la suma mínima asegurada para lesiones y muerte es de 100 mil pesos y para daños materiales es de 50 mil. Sin embargo, no resarce los desperfectos del carro asegurado, ni protege a sus pasajeros.
  • Limitada: además de indemnizar y reparar los daños ocasionados a terceras personas, respalda el Robo Total de la unidad.
  • Amplia: Apoya económicamente al conductor y los pasajeros de la unidad asegurada en caso de lesiones y pérdidas materiales ocasionados por un accidente, incluye Asistencia Vial, Asistencia Legal, Responsabilidad Civil en México y otros países, así como una indemnización en caso de Robo Total, parcial o Pérdida Total. En general es la cobertura que incluye mayores protecciones, las cuales pueden variar entre cada institución.

Finalmente, los expertos en la materia indican comparar los precios y coberturas de los diferentes planes a través de herramientas de comparación como Rastreator, ya que hacer una comparación permitirá al usuario tomar una decisión informada y así encontrar el seguro más económico en poco tiempo. Sin embargo, cabe destacar que esta plataforma aún no hace cotizaciones para éste tipo de vehículos.