Seguro de Auto en caso de manejar el carro de otra persona

Tiempo de lectura estimado: 6 minutos.

¿El seguro de auto me cubre si manejo otro carro?Algunas ocasiones es muy fácil pedir prestado o tomar el automóvil de un amigo o familiar para ir a hacer las compras o recoger a los hijos del colegio. Sin embargo, incluso en distancias cortas no se está exento de sufrir un accidente.

Y en estas situaciones no se sabe si el automóvil que se tomó prestado cuenta con un seguro automotriz que ayude a resarcir los daños en un siniestro. ¿Qué pasa si el carro con el que se sufre el percance no tiene seguro?

Una póliza es un respaldo financiero que ayuda a afrontar los gastos que puedan surgir de un accidente vial. De acuerdo con datos de Secretariado Técnico del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (STCONAPRA), en un percance automovilístico se puede comprometer hasta el 100% del sueldo mensual para resarcir los daños de terceros y si estos llegaran a quedar hospitalizados, hasta cinco veces su ingreso por mes.

Por ello contar con una cobertura completa que respalde a los conductores incluso en situaciones no premeditadas como chocar con un auto ajeno puede salvar el presupuesto familiar. La cobertura de Extensión de Responsabilidad Civil fungirá como aliado en estos casos. Pero, ¿de qué se trata?

Cobertura de Extensión de Responsabilidad Civil

Esta cobertura se puede encontrar en los paquetes más completos como Amplio o Amplio Plus, y dependiendo de la aseguradora también se puede contratar adicionalmente en seguros más básicos.

Como su nombre lo indica, prolonga la protección de daños a terceros cuando el titular del seguro vehicular se encuentre manejando otro automotor que sea similar en tipo, clase, tonelaje y uso particular, como el vehículo que se encuentra estipulado en el contrato del asegurado.

Cabe destacar que funciona de la misma manera que la cobertura de Responsabilidad Civil contra terceros, la cual ampara los menoscabos provocados a otro automóvil y sus ocupantes hasta con tres millones de pesos.

Sin embargo, es importante subrayar que esta última no cubre los daños que puedan sucederle al automóvil que se venía manejando, por lo que si el conductor se encuentra en esta situación tendrá que resarcir del propio bolsillo los menoscabos provocados al vehículo prestado.

¿Qué pasa si se prestó el auto y tenía seguro Amplio?

Pero si el automóvil que se prestó está asegurado y quién lo accidento no está señalado como beneficiario de la póliza, entonces el resarcimiento de los daños dependerá de la cobertura que tenga contratada el vehículo afectado y del perfil del conductor.

En este caso, la cobertura de Daños Materiales podría ayudar al afectado. Esta póliza ampara los menoscabos que puedan sucederle al carro asegurado en un accidente vial, incluso si alguien más lo está manejando. Pero cabe señalar que el conductor debe cumplir con ciertas condiciones para hacer válida la reparación por parte de la compañía.

Una de las exclusiones más comunes es que si el conductor al que se le prestó el coche venía en estado inconveniente por exceso de alcohol o sustancias ilegales, el seguro no protege los daños del carro.

Otra excepción es que el chófer sea menor de edad y sin permiso de conducir. Algunas compañías estipulan que el conductor debe ser mayor de 25 años y con licencia vigente al momento del percance en caso de que éste no esté contemplado en el contrato de la póliza como conductor adicional.

Ahora bien, si se es descendiente o dependiente directo del asegurado titular, algunas compañías podrían responder por el daño con su respectivo deducible, pero es importante leer los términos y condiciones del contrato, así como preguntar directamente en la aseguradora de elección.

¿El seguro de auto cubre los daños del valet?

A veces es difícil encontrar estacionamiento en la vía pública o un sitio público que permita que uno mismo lo aparque. Entonces, se ve en la necesidad de dejar el automóvil al personal del valet.

Por ley, los establecimientos de este tipo deben contar con un seguro de daños que puedan responder ante la situación que uno de sus empleados dañe accidentalmente el vehículo de un cliente.

Así que lo recomendable es revisar perfectamente el estado del automóvil cuando se deja en el estacionamiento privado y leer los términos y condiciones del boleto que es entregado por éste para poder hacer los reclamos correspondientes en caso de encontrar un golpe que no tenía antes el carro.

Consideraciones antes de prestar o pedir prestado un auto

Ofrecer un bien como el auto a veces se debe tomar con mucha precaución, incluso si es a un familiar o amigo de confianza. Por ello, es recomendable valorar las situaciones que se podrían presentar:
Si el automóvil que se prestó tiene daños mínimos debido a una colisión entonces, es posible que la cobertura de Daños Materiales se haga cargo. Aunque, se debe considerar que si el menoscabo es menor que el deducible, lo más conveniente es cotizar la reparación por fuera en el taller de confianza o la misma agencia, y que la persona responsable se haga cargo del costo.
En la situación, que se haya pedido prestado el carro se debe tomar en cuenta que se tenga contratada la garantía de Extensión de Responsabilidad Civil, ya que está subsanará los daños que se causen a otro automóvil, aunque cabe destacar que los menoscabos al auto que se tomó prestado deberán ser cubiertos por el propio conductor.

¿Qué pasa si un familiar o amigo roba el vehículo?

Una de las principales excepciones en todos los seguros es el hurto total debido al abuso de confianza. Esto es que una persona de la que nos fiamos plenamente, tome el carro sin autorización del propietario y no lo devuelva.

Esto puede tener consecuencias graves, ya que la compañía de seguros no indemnizará al asegurado y en el peor de los casos, puede ser que la persona cometa actos ilícitos con el mismo, entonces el propietario podría ser responsable legalmente de ello.

¿Cómo prevenir que un tercero dañe el auto?

Como se ha mencionado, lo recomendable es contar con una cobertura de Extensión de Responsabilidad Civil y Daños Materiales. En Rastreator, es posible cotizar y comparar las pólizas Amplias en un par de minutos. Tan sólo se debe llenar el formulario con las preguntas básicas que afectan el precio de la prima y analizar las opciones del mercado. ¡Fácil, sencillo y gratis!