Guía para ahorrar al asegurar tu casa

Tiempo de lectura estimado: 7 minutos.

¿Cómo asegurar tu casa ahorrando?¡COTIZA TU SEGURO DE AUTO! En México la póliza para la vivienda no es obligatoria pero sí necesaria. Ya que nadie está exento de sufrir un percance que pueda afectar seriamente el patrimonio de nuestra familia. Por ello, sin importar si tu lugar de residencia es la Ciudad de México, el centro, norte o sur del país, eres dueño o inquilino de una propiedad o la colonia donde vives es de características urbanas particulares, un seguro de casa habitación protegerá no sólo tu hogar, sino tu bolsillo.

Las coberturas de vivienda son las que menos se consumen en el país debido al desconocimiento o creencia de que son excesivamente caras. De acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros y la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios financieros, tan sólo 4,5% de los hogares no vinculados a un crédito hipotecario cuenta con un seguro de casa.

La falta de entendimiento de esta protección puede mermar seriamente el patrimonio de tus hijos. A diferencia de un seguro de automóvil que su costo puede representar entre el 4% y 7% del valor del vehículo, un seguro para una casa en una colonia como Anzures, CDMX, con un valor total de 2 millones de pesos, podría costar menos del 1% del costo total del inmueble.

¿Qué influye en el precio del seguro de hogar?

Al igual que los diversos productos de aseguramiento, la prima de la póliza de hogar depende de las características del bien asegurado. Y aunque no se considere que un desastre natural o robo puedan sucederte a ti o a tu familia, la realidad es que nadie es inmune a esta posibilidad.

El territorio mexicano se caracteriza por ser uno de los países más propensos a desastres naturales. En todo el territorio nacional hay defectos geográficos que provocan fuertes sismo, por ejemplo, la falla de San Andrés que comprende la península de Baja California, la falla de Motagua que afecta el estado de Chiapas y cinco fallas geológicas a lo largo y ancho de Oaxaca que perjudica a estados aledaños. Sin mencionar, las costas a lo ancho y largo del país que son vulnerables a huracanes y ciclones.

También los amantes de lo ajeno están siempre al asecho, por lo que ser víctima del delito es muy probable. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) 2017, el Robo a Casa Habitación es uno de los principales delitos en el país y se ha incrementado cada año; por ello, protegernos ante éste es vital.

Por otra parte, la posibilidad de que ocurran siniestros como la inundación o el incendio de la vivienda es muy alta. Y además cabe considerar el factor de que constantemente se está expuesto a los daños que pudieran ocasionar tu perro, miembros de la familia o empleados domésticos a terceros.

¿Cómo hacer la póliza de vivienda más barata?

Considera las necesidades del hogar

Primero debes tomar en cuenta las necesidades de tu familia. En el mercado de seguros de casa, cada riesgo tiene una cobertura que lo ampara. Por ejemplo, si eres dueño de un inmueble y lo pones a la renta, existen planes que contemplan sólo el daño estructural de la propiedad y daños a terceros que puedan resultar de las actividades del arrendatario.

También otra opción es contratar la cobertura de Robo a domicilio o electrodomésticos que contempla sólo los bienes que están descritos en el contrato de póliza.

Conoce las coberturas y planes del mercado

Dependiendo del plan y la aseguradora con quien decidas contratar, el costo puede variar. Algunas aseguradoras ofrecen productos que se pueden adaptar a lo que quieras proteger, por ejemplo Responsabilidad Civil Familiar que ampara los daños a terceros que ocasione tu mascota, hijos o hasta empleados domésticos.

También algunas compañías como Afirme tienen productos para casa desde mil pesos anuales, siempre y cuando cumplan con las características que indican los Términos y Condiciones de la póliza. Sin embargo, si vives en una zona de alto riesgo meteorológico o de robo, existen planes que pueden costar entre 2 y 10 mil pesos al año, según la cobertura contratada.

Cabe señalar, que la suma asegurada en el contrato dependerá de la cobertura adquirida y la indemnización se hará conforme al valor real del inmueble, reparación o instalación y sustitución de los bienes dañados.

Compara precios y coberturas

Según la Condusef, actualmente son 24 aseguradoras que ofrecen protecciones para la vivienda, por lo que es recomendable comparar qué planes tienen para poder elegir el que mejor se ajuste a las necesidades familiares.

Otra cosa que debes considerar son los pagos fraccionados, por lo que es conveniente optar si el presupuesto familiar es limitado. Muchas instituciones cuentan con facilidades de pago y algunas de ellas llegan a tener mensualidades sin intereses.

También te conviene preguntar si hay planes que engloben el seguro de auto y el seguro de hogar en una misma póliza. No es común que suceda, pero si se contrata con una misma aseguradora ambas pólizas puede que llegues a conseguir un buen precio o existen coberturas integrales de seguros que cuentan con asistencias viales y para el hogar.

¿Qué se debe tomar en cuenta para contratar un seguro de vivienda?

Al contratar una póliza de casa debes poner a consideración algunos factores que podrían llegar a determinar la cobertura y la prima, entre ellos se encuentran:

  • Valor de la construcción. Este elemento es un punto muy importante, debes ser honesto con la aseguradora con quién decidas contratar acerca del precio real de tu domicilio y/o sus contenidos, porque si ésta lo llega a descubrir podría disminuir o no pagar la indemnización que te corresponde.
  • Antigüedad de la edificación. El riesgo de la edad de una casa o edificio puede aumentar o disminuir el precio del seguro, ya que si es una construcción vieja las posibilidades que falle el sistema de tuberías, eléctrico o los muros es más alto.
  • Riesgos a los que estás expuesto. Los fenómenos naturales de 2017, han dejado expuestos que la probabilidad que se derrumbe tu vivienda o inunde es elevada. También es de considerar si la zona en la que se reside tiene un índice delictivo alto porque la cobertura por robo a domicilio se puede encarecer.
  • Daños que se puedan ocasionar a terceros. Es aconsejable que la aseguradora te asesore acerca de los riesgos que podrían afectar a las viviendas aledañas, como por ejemplo, que se caiga algún elemento de tu casa sobre el techo contiguo o que la posibilidad de incendio sea latente debido a las condiciones del edificio.
  • Características de la vivienda. El número de pisos que tenga la construcción, si es departamento el nivel en donde se ubique, acabados y valor de la construcción determinan el precio de la póliza.
  • Conocer los Términos y Condiciones de la cobertura. Este punto es fundamental para saber qué riesgos están amparados y cuáles no. Así como las situaciones en las que la compañía podría no indemnizarte.

Hacerse de una vivienda o de un televisor, joyas o electrodomésticos es un logro que supone esfuerzo a lo largo de muchos años, por lo que protegerlo es fundamental para asegurar el futuro de la familia. Un seguro de hogar no se limita a los daños estructurales de la vivienda, también contempla lo que contenga y responsabilidad civil familiar. Proteger el patrimonio podría asegurar el futuro de tus hijos y la estabilidad financiera ante un evento inesperado.