3 tips para encontrar un seguro de casa barato

Por Gabriela Barboza 11 de mayo de 2020 Tiempo de lectura estimado: 4 minutos En México sólo el 4.5%  de casas cuenta con un seguro de hogar sin estar vinculado a un crédito hipotecario, esto con cifras de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), y en los últimos años la adquisición de estas pólizas apenas alcanzaron el 1%. 

Lo cierto es que muchas personas consideran que un seguro puede ser caro cuando es una herramienta de seguridad para el futuro, pues ante algún siniestro, accidente o daños al inmueble, la póliza de hogar puede costear parte de las reparaciones o de la indemnización del valor de la propiedad. 

Dependiendo las coberturas, el seguro de hogar indemniza por perjuicios a la casa debido a desastres naturales como huracanes, inundaciones, erupciones volcánicas e incendio. También respaldará los daños provocados a terceras personas en sus bienes o personas; esta cobertura se extiende a miembros de familia y mascotas. 

Y también compensa robo de contenido de la casa, electrodomésticos, artículos de valor, entre otras coberturas. 

De modo que las garantías son mucho más. Al contar con una póliza de este tipo la familia o el individuo podrá tener la tranquilidad de que ante cualquier situación, la póliza lo apoyará en gran parte de los gastos.  

El costo de un seguro de hogar varía acorde al costo de la casa, el lugar donde se ubica y las coberturas contratadas. Según especialistas, el costo depende aproximadamente del 1% del valor total del inmueble y de los artículos que se deseen asegurar. 

Es decir, que si la casa tiene un costo de 1 millón de pesos, una persona podría estar desembolsando al año cerca de $10 mil pesos. 

También se puede encontrar un seguro económico considerando lo siguiente: 

1. Comparar en varias compañías

Se puede llegar a ahorrar hasta un 50%  en la contratación de este seguro si se cotiza en más de tres empresas. Y es que cada compañía cuenta con su propio programa de bonificación, coberturas, sumas aseguradas y paquetes que se adecuan a las necesidades de cada cliente. 

Los cotizadores de seguros son una excelente opción para encontrar en un solo sitio pólizas de hogar. También son una alternativa para contratar de manera directa sin salir de casa, ya que permiten que el usuario tenga libertad de elegir el seguro que mejor le acomode a su estilo de vida. 

2. Instalar equipo de seguridad

Es muy probable que al proteger la casa con vigilancia, cámaras, puerta blindadas, rejillas o alarmas puede ayudar a obtener un buen descuento, en especial, para la cobertura de Robo de contenidos.  De ser el caso, lo ideal es comentarlo a la aseguradora para que ofrezca una buena bonificación. 

3. Aprovechar temporadas de descuentos y ofertas de tarjetas

El Buen Fin y Hot Sale son alguna de las temporadas en las cuales las aseguradoras ofrecen hasta un 20% de descuento en la adquisición de un seguro. Pero también a mitad de año cuando no hay tanta demanda porque las familias tienen gastos como la escuela de los hijos, las compañías empiezan a lanzar ofertas.

Otra opción para encontrar atractivas promociones es pagando con la tarjeta de crédito a meses sin intereses o contratando directamente con el banco, ya que estas instituciones también cuentan con este producto.

No obstante es importante considerar el punto anterior y no dejarse llevar tan rápidamente por la oferta. Una vez cotizando en varias compañías se podrá tomar la mejor decisión. 

Asimismo, siempre hay rebajas en costo de la póliza cuando se adquiere de contado. 

¿Qué tomar en cuenta al comparar una póliza de hogar?

Es importante tomar en cuenta que si la casa se encuentra en una zona de alto riesgo de inundaciones, sismo o erupciones volcánicas, el coaseguro podría aumentar, es decir, que cuando la empresa tenga que indemnizar, el titular de la póliza tendrá que desembolsar un porcentaje mínimo. 

Esto no es razón para evitar comprar el seguro, al contrario, el deducible y coaseguro es una cantidad muy  mínima a pagar respecto a lo que se tendría que desembolsar en caso de no tener ningún tipo de seguro. 

De igual manera, antes de firmar el contrato se aconseja leerlo por completo y preguntar cualquier duda con el asesor. Es indispensable reconocer los derechos y obligaciones de ambas partes. 

Cuando se adquiera esta póliza se tiene que guardar en un lugar seguro, lo mismo con las facturas y comprobantes de artículos del hogar que se quieren proteger. 

Finalmente, en caso de alguna controversia con la compañía como negativa de indemnización, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) es el organismo que ayuda a brindar asesoría o a resolver estas situaciones. Para ello es importante levantar una queja ante esta dependencia para que la gestión de estos casos se lleve a cabo y se hagan de la manera más sencilla, si es posible, por vía electrónica.

Gabriela Barboza

Gabriela BarbozaRastreator.mx