Seguro de Hogar plan Arrendador

Tiempo de lectura estimado: 5 minutos.

Seguro de casa plan ArrendadorUna de las preocupaciones más importantes al ser propietario de un inmueble es salvaguardarlo, ya que representa el patrimonio que asegura el futuro de los descendientes. Por ello, cuando se renta a un tercero la propiedad es indispensable contar con un seguro que ampare los daños a la estructura y contenido que sean pertenencia del arrendador, así como una cobertura de Responsabilidad Civil que puedan responder ante las circunstancias de las que el propietario pueda ser responsable.

Aunque un seguro de casa habitación para un propietario no es obligatorio en el país, sí es conveniente. De acuerdo con datos obtenidos de la Encuesta Intercensal 2015 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en México hay alrededor 32 millones de viviendas, de las cuales 15.9% eran alquiladas y 14% prestadas, lo cual se traduce en que 29.9% de los hogares mexicanos no son propiedad de quien vive en ellas.

En la capital del país, casi una cuarta parte de las casas censadas son alquiladas por los ciudadanos. Las cifras también indican que sólo el 12.3% de las casas cuentan con algún tipo de seguro de hogar. Sin embargo, no por ello deja de ser importante considerar contar con una póliza de casa habitación si se tiene en renta la propiedad. Ya que, entre otras cosas, ampara de las obligaciones legales que no quiera responder el inquilino como desperfectos que ocasione éste y que no quiera subsanar, incumplimiento del pago de renta, abandono del inmueble y la negativa de dejar la propiedad una vez concluido el contrato de arrendamiento.

Si se alquila el inmueble del que se es dueño, es importante comunicárselo a la compañía de seguros, ya que habrá que modificar la póliza, los términos y condiciones del contrato así como la prima, que puede ser superior debido a que la vivienda está en posesión de un tercero. De lo contrario, la aseguradora podría eximirse de cubrir los daños por omisión de uso de suelo.

Coberturas para rentar un inmueble

Según la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2015, en México el 87.7% de los hogares tienen que enfrentar del propio bolsillo los imprevistos como un incendio, terremoto, inundación o daños causados por los inquilinos, afectando seriamente la economía de los mexicanos.

Al rentar una propiedad se deben considerar ciertas circunstancias que pueden determinar el alcance del seguro de hogar que se desea contratar. Estas cuestiones deben ser a quién se tendrá como inquilino, cuánto se cobrará de renta, cuál va a ser el método de pago y las modalidades, ya sea quincenal, mensual, bimestral, trimestral, semestral o anual.

Tomando en cuenta esto contratar un seguro de casa habitación puede salvaguardar la propiedad de:

  • Menoscabos a la construcción de la vivienda y sus contenidos a causa de incendio, rayo o inundación.
  • Daños al domicilio por desastres naturales como huracanes, golpe de mar, marejada, nevada, vientos tempestuosos, terremotos o erupción volcánica.
  • Perjuicios que puedan dañar a terceras personas, por ejemplo una fuga de agua o incendio que dañe la vivienda contigua.
  • Gastos derivados de desmontaje, demolición, limpieza, acarreos y/o remoción de escombros.
  • Ruptura de cristales.

¿Cómo funciona la póliza en plan arrendador?

El seguro puede amparar de los daños mencionados y en caso de siniestro la indemnización se calcula con base al precio del valor de la construcción, reparación, sustitución o instalación de los bienes dañados, por otros de igual clase hasta agotar la suma asegurada estipulada en el contrato de la póliza.

También es de considerar que como en todas las pólizas, existen circunstancias en las que la aseguradora podría no hacerse cargo de los daños que ocasione un siniestro, que pueden ser:

  • Perjuicios derivados de aguas subterráneas o freáticas que provoquen filtraciones en el piso, muros o estructura del bien inmueble.
  • Asentamiento, hundimiento, desplazamiento, derrumbe, deslave o agrietamiento de la vivienda.

Una recomendación de los expertos es que además de contar con una póliza, si se va a rentar la vivienda es conveniente estar protegido en todos los aspectos y el contrato de arrendamiento es un documento legal vital para evitarse problemas futuros. Este papel debe contener el nombre del arrendador y del arrendatario, ubicación del inmueble, descripción de las condiciones de la vivienda como instalaciones y accesorios, la vigencia del contrato, destino habitacional que se le dará al domicilio arrendado, monto del depósito o garantía, así como la suma de renta que se deberá pagar.

En el contrato de arrendamiento se deben especificar las obligaciones tanto del propietario que renta como del inquilino en caso de atraso del pago de la renta, el estado en que se debe entregar la vivienda cuando sea desocupada y el tiempo convenido para deshabitar el domicilio o renovar contrato.

¿Que cobertura hay si se está rentando la casa?

En caso de ser inquilino de la vivienda y ya contar con un seguro por parte del propietario, también es conveniente contar con un seguro de hogar para el contenido, pues cubre las pertenencias de la familia como puede ser objetos personales y/o de valor, electrodomésticos, equipo de vídeo o computo, entre otras cosas.

Estás pólizas protegen al arrendatario de robo, desastres de la naturaleza como huracán, tormenta, inundación, deslave, terremoto o erupción volcánica, así como la responsabilidad civil que ampara de los daños que puedan ocasionar a terceros las actividades de la familia e incluso la mascota.

Sin embargo, es de considerar que los gastos de mudanza, almacenaje y renta de alojamiento pueden no estar considerados en la cobertura si son realizados a más de 100 kilómetros de la vivienda asegurada.

En el país, las compañías que ofrecen seguros de casa habitación para arrendadores y arrendatarios son la Latino Seguros, ABA Seguros, AIG Seguros, Afirme, GNP Seguros, entre otras. La Comisión Nacional para la Defensa y protección de los Usuarios de Servicios Financieros recomienda comparar con al menos tres aseguradoras para conocer las coberturas y precios que más se ajusten a las necesidades del interesado.