Póliza de auto obligatoria para transitar en Nuevo León

Tiempo de lectura estimado: 5 minutos.

Seguro de Auto obligatorio en Nuevo León¡COTIZA TU SEGURO DE AUTO! La legislación local de Nuevo León decretó en 2008 la entrada en vigor de la obligatoriedad del seguro de responsabilidad civil para poder circular por el estado. Cabe señalar, que la medida se implementó porque la entidad del norte es uno de los estados que más registra siniestralidad en el país con cerca de 80,713 colisiones viales y 226 personas fallecidas a consecuencia de las mismas.

Por ello, el Reglamento Homologado de Tránsito de Nuevo León, que considera a 11 municipios del área metropolitana de la capital de la entidad, instruye a todos los automotores particulares, de carga o pasajeros contar con una cobertura mínima de daños a terceros, para resarcir los menoscabos debido a un percance vial. Esta póliza básica tiene un promedio de prima anual de $900 pesos para vehículos particulares, que incluye daños físicos por hasta $100 mil pesos y $50 mil para menoscabos al auto del otro conductor.

La normatividad estipula que los automovilistas de carros particulares deberán cumplir con los siguientes puntos:

  • Cumplir con todas las disposiciones dictadas por la autoridad vial del estado.
  • Transitar con las medidas de seguridad señaladas como puertas cerradas y usar el cinturón de seguridad del conductor y todos los pasajeros, así como las medidas necesarias para salvaguardar a los menores de siete años.
  • Hacer asenso o descenso del vehículo con la debida precaución y cerciorándose que no ocasionará ningún hecho de tránsito a una distancia no mayor de 50 centímetros de la banqueta o acotamiento.
  • Ceder el paso a personas con discapacidad visual o cualquiera otra y respetar los espacios designados exclusivamente a éstos.
  • Conceder el paso a los peatones en las zonas de cruce designados o al tener que cruzar la banqueta cuando se tenga que entrar o salir de cocheras o estacionamientos.
  • Hacer alto total en cruce de vía férrea.
  • Evitar invadir otros carriles cuando no sea necesario.
  • Transitar en sentido indicado.
  • Cuando sea solicitado por la autoridad competente, el conductor deberá entregar la documentación requerida como licencia de conducir, tarjeta de circulación y póliza de seguro vigente.
  • Reducir o aumentar velocidad de manera gradual sobre vialidades afluentes y secundarias.
  • No conducir bajo los efectos del alcohol de lo contrario el automovilista deberá someterse a las pruebas que solicite la autoridad.
  • Ceder el paso a las unidades de emergencia y seguridad.

De igual manera, el artículo 146 del mismo reglamento estipula que el seguro vehicular debe estar debidamente expedido por una institución registrada en la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas, y si no cuenta con una póliza automotriz el conductor podría ser acreedor a una sanción que puede ir de 20 a 25 Unidades de Medida y Actualización, es decir más de $1,600 pesos.

Si el automovilista se ve involucrado en un percance vial deberá dar parte a su aseguradora y el ajustador que sea designado tendrá que avisar de manera inmediata a los oficiales de tránsito para establecer un precedente en el registro de vialidad.

Seguro Básico Estandarizado

En promedio en México, los accidentes viales cuestan cerca de 150 mil millones de pesos, es decir 1.7% del PIB nacional. E incluso con estos datos el 70% del parque vehicular no cuenta con una póliza que les ayude a enfrentar los gastos derivados de un percance.

Por ello y debido a las dificultades financieras que puede representar un accidente vial de manera imprevista, desde el 2014 se hizo mandatorio que todos los automotores que transitaran por puentes y caminos federales cuenten con un seguro de Responsabilidad Civil que amparare con una cobertura mínima de $50 mil pesos para daños a terceros en sus bienes y hasta con $100 mil para lesiones físicas o fallecimiento.

La obligatoriedad ha sido paulatina. Al inicio del decreto de ley se esperaba que todos los modelos 2011 o con un valor factura superior a $186,732 adquirieran una cobertura de daños a terceros. Sin embargo, para 2019 se espera que todos los automóviles sin importar el año de modelo o precio de facturación cuenten con un seguro vehicular.

¿Por qué es importante contar con una protección vehicular?

El desequilibrio financiero y social que puede llegar a provocar un siniestro vial, ha subrayado la necesidad de contar con una protección automotriz que proteja el patrimonio y bienestar de las familias.

De acuerdo a los datos de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), una colisión con el coche puede costar en promedio cerca de $20,000 pesos y la indemnización por muerte accidental puede suponer un costo hasta de tres millones de pesos. Pero además si los ocupantes involucrados o incluso los conductores quedaran hospitalizados, el responsable del siniestro podría adquirir una deuda de hasta el 100% de su sueldo mensual. Es por esto que un seguro de auto es una inversión que ayuda a los ciudadanos a enfrentar los imprevistos de un percance con el carro.

Contar con una cobertura de Responsabilidad Civil ayudará a enfrentar los gastos para resarcir al tercero en sus bienes y persona. Sin embargo, cabe considerar que no ampara los daños que puedan sucederle al propio vehículo ni el robo del mismo. Es por esto que se debe tomar en cuenta que en el mercado existen pólizas que amparan de casi cualquier riesgo al automóvil.

En Rastreator, comparador de seguros, se pueden encontrar precios y coberturas. Así el usuario puede analizar de manera autónoma e independiente las ofertas del mercado, desde la póliza de Daños a Terceros hasta la de Amplia Plus. Además puede contratar sin intermediarios con la aseguradora que le interesa sin tener que pagar un sólo peso de más para comisiones.