¿Cómo funciona el seguro de auto si se deja de pagar la mensualidad?

Tiempo de lectura estimado: 4 minutos.

¿Qué pasa con el seguro de auto si se deja de pagar una mensualidad?¡COTIZA TU SEGURO DE AUTO! La mayoría de los contratos en el seguro de auto duran un año, pero muchas personas para no pegar en la economía familiar, optan por hacer pagos mensuales en la prima de la póliza. ¿Pero qué pasa si se deja de pagar una mensualidad?

Casi todas las aseguradoras otorgan un periodo de gracia para que sus clientes se pongan al corriente en sus pagos, que generalmente es de 30 días. Durante este periodo, la compañía podrá seguir amparando al vehículo asegurado; pero si al término de este lapso el contratante sigue sin ponerse al corriente, entonces se dará por cancelada la póliza.

¿Qué es el periodo de gracia en la cobertura vehicular?

De acuerdo al artículo 40 de la Ley sobre el Contrato del Seguro, éste es el lapso de tiempo que la compañía otorga al contratante para cubrir el periodo o fracción de la prima correspondiente. Dentro del cual la aseguradora da a los contratantes treinta días de vigencia de la cobertura aun cuando no se hubiere pagado para renovar o reanudar los pagos de la prima.

Aunque la vigencia de la cobertura se trate de un año, al elegir un sistema de pagos mensuales, trimestrales o semestrales de la prima, el contratante queda obligado a hacer las liquidaciones convenidas en estos periodos.

Es de considerar que la modalidad de pagos fraccionados es como una especie de renovación del servicio cada que se efectúa un pago, es decir, que al dar la liquidación correspondiente en término y forma, el interesado y la compañía de seguros reafirman la validez del contrato. Por lo que al no hacer un pago y dejar pasar el lapso de tolerancia para realizarlo, se da por entendido que el contratante ha incumplido y se finaliza la relación comercial.

Aunque es cierto que la compañía está obligada a seguir manteniendo la cobertura durante este mes para reanudar la cobertura, también pueden aplicar excepciones para brindar el servicio de protección.

Algunas aseguradoras estipulan dentro de sus condiciones generales el tiempo que dura el periodo de gracia que puede ser hasta de 30 días, pero también puede ser menor. Por lo que ante un siniestro, el ajustador puede solicitar el último pago de la prima para saber si la póliza aún está vigente y de no tenerlo, se puede negar el servicio.

¿Hay deuda si el contratante dejó de pagar el seguro de auto vigente?

A diferencia de otros servicios financieros, cuando se deja de pagar el seguro simplemente éste contrato se da por terminado y no es necesario subsanar los pagos que se dejaron de hacer, puesto que el servicio ya no se presta.

Sin embargo, se debe dejar claro que sí queda en el historial del contratante por lo que si desea renovar la póliza con la misma compañía de seguros puede aumentar el precio de la prima, negar el servicio o la compañía podría implementar sanciones al interesado. Además que quizá se reporte como mal antecedente en el Buró de Crédito y afectar las futuras contrataciones con otras compañías.

¿Cómo evitar que se cancele la cobertura automotriz por no pagar?

Es comprensible que algunas veces las condiciones económicas obliguen a dejar de hacer algunos pagos. Lo aconsejable es hablar directamente con la aseguradora para evitar tener un conflicto en futuras ocasiones y tal vez la compañía pueda asesorar en caso de encontrarse en una situación financiera adversa.

También, algunos expertos recomiendan domiciliar los pagos del seguro de auto a una tarjeta bancaria, esto evitará tener que estar pensando en cuándo se tiene que hacer el pago para no tener recargos o que se vaya a olvidar de ir a hacer el depósito y quedarse sin protección vehicular.

Comparar otros seguros de auto para no quedar desprotegido

Hay que considerar que si el servicio de la aseguradora no fue del todo satisfactorio después de un siniestro, habrá que replantearse seguir con esa misma compañía antes de dejar de pagar.

Es recomendable analizar la situación o de lo contrario se deberán hacer las gestiones necesarias con mucha antelación para dar de baja el seguro, ya que podría volver a cargarse el pago del seguro y de no hacerlo, podría dejar un mal historial crediticio del contratante.

Por ello, si se está considerando cambiar de compañía, la Comisión Nacional de Protección de Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) recomienda hacer cotizaciones con al menos tres empresas y evaluar los productos que ofrecen.

Rastreator.mx es el mejor aliado para hacer el cálculo del seguro con las mejores aseguradoras del país. Además, la herramienta muestra un comparativo entre las ofertas, precios y coberturas de cada compañía para que el usuario pueda elegir la que más le convenga de acuerdo a sus necesidades económicas.