Consejos para adquirir una moto de segunda mano

Por Gabriela Barboza 29 de agosto de 2019 Tiempo de lectura estimado: 8 minutos Comprar una moto usada tiene sus ventajas como el lograr encontrar aquella que se ajusta a tu forma de ser y a precios mucho más económicos.  Pero también se debe tener precauciones porque es muy probable que la encuentres entre particulares y casi no hay garantías. 

Debido a ello no está de más considerar los siguientes consejos de expertos que harán que la experiencia de adquirir un ciclomotor de segunda mano sea mucho más segura y confiable. 

¿Dónde comprar una moto usada?

Los sitios que facilitan la búsqueda son las plataformas de venta de motocicletas y hasta en redes sociales como Facebook, si eliges este último te será de ayuda Marketplace o grupos cerrados de compra-venta, pero en esta opción es necesario tomar precauciones porque como son comunidades privadas es más sencillo encontrar motos y piezas robadas. 

Papeles que debes verificar de la moto usada

Los documentos importantes son la Tenencia, en algunos estados ya no se solicita esta contribución, pero sí el Refrendo. Pide al vendedor que te muestre el comprobante de pago de estos impuestos.

Dependiendo tu localidad también tendrás que verificar que la moto no tenga multas, esto se puede checar en línea. En la Ciudad de México puedes dirigirte al sitio de Consulta Ciudadana de la Secretaría de Finanzas e introducir la placa de la moto. 

También en Internet podrás comprobar que la unidad a comprar no es robada gracias al sitio del Registro Público Vehicular (REPUVE) donde al ingresar la placa o el número de identificación vehicular se podrá conocer el estado legal del ciclomotor. 

Solicita el historial de mantenimiento y el manual también, esto te dará una idea del cuidado que le ha dado el dueño a su vehículo.

Si es que eres muy desconfiando otra opción recomendada por expertos es llamar a la agencia donde se compró el vehículo, el número se encuentra en la factura del mismo, pero la respuesta podría no ser inmediata. 

No desembolses ninguna cantidad antes de ver la moto. Por eso es importante revisar las partes estéticas y mecánicas de tu futuro ciclomotor.  Puedes llevar a un experto para que la revisión sea mucho más profesional y segura, pero si no es así, los especialistas en motos recomiendan verificar estos detalles: 

1. Suspensión

Una vez arriba de la moto empuja el manillar hacia abajo mientras presionas el freno, percibe si se regresa de forma natural.  También verifica que no haya líquido saliendo de la horquilla.

2. Revisar el exterior

Primero es necesario observar el aspecto exterior del vehículo, si está muy sucio tendrás que verificar que manchas de lodo o polvo no tapen raspones o daños en la estructura. Si encuentras ciertos desperfectos, te podrás dar una idea de cómo fue el mantenimiento del propietario y si hay fallas en el exterior, en la mecánica podría haber más y serán más caras de reparar o la moto no tendrá mucho tiempo de vida. 

Los asientos son otro aspecto importante, verifica el estado de las costuras.

3. Motor

Arranca en frío y si la moto saca humo muy visible podría existir problemas en esta parte del vehículo.  Sin embargo, no todos los humos son malos, sólo si observas que sale de color azul o muy oscuro, porque implica que el motor no está haciendo bien su trabajo o está quemado otra cosa. 

También puedes intentar oler el tubo de escape o colocar una servilleta u hoja de papel, si no salen pequeñas gotas de aceite significa que todo se encuentra bien. 

Verifica también que no haya ningún líquido goteando o que algún tornillo se encuentre en malas condiciones debido a alguna caída fuerte. 

Un tip que amantes de los motos comentan es que se desconfíe de vendedores que tienen muy limpio el motor porque significa que desean ocultar restos de algún líquido. También es necesario ser precavido si el propietario ha arrancado varias veces la moto antes de hacer la prueba de manejo porque podría querer evitar que la moto saque humo. 

4. Neumáticos

Fijarse en la fecha de fabricación que suelen observarse en las propias ruedas ya que cuentan con unos números que indican el mes y el año en que fueron diseñados. También será necesario verificar los dibujos,  estos deben tener una profundidad mínima de dos milímetros, para saberlo puedes meter una moneda. Si es menor a 1.6 mm o no se percibe cierta profundidad, los neumáticos podrían estar a punto de necesitar reemplazarse.

Pon atención en la marca de las llantas, si el dueño te dice que tiene poco kilometraje pero ha cambiado estos neumáticos con marcas diferentes lo tendrás que comentar.

5. Frenos 

Con el ciclomotor en frío será necesario verificar el grosor de los discos y pastillas. Los frenos son las piezas que más se desgastan así que no esperes que se vean nuevos e impecables, pero ayuda el revisar que no haya fugas de líquido de frenos de los depósitos ni de la mangueras,.

También pon atención en las balatas y disco, éste último suele hacer fricción con la balata, pero no se desgastan tan rápido. 

Si se ve más dañado el disco y la moto tiene poco kilometraje, tendrás que preguntarte si está en buenas condiciones el vehículo porque puede ser signo de accidente o será una oportunidad de negociar el precio de la misma ya que esta pieza no es barata en el mercado. 

Otros detalles que tendrás que verificar es la iluminación, testigo de salpicadero, mirar el velocímetro, sobre todo, que el cable no esté roto pues estos se averían en baches. 

En la batería pon atención en que arranque a la primera o a la segunda. 

Pide que puedas probar la moto 

Será complicado que el vendedor desee que manejes la moto ya que no te conoce y los asaltos están a la orden del día, pero sí será necesario hacerlo. Por lo que tendrás que ir trabajando en brindarle confianza al vendedor o negociar cómo hacer dicha evaluación. Puedes decirle que se haga la prueba en un espacio cerrado como un estacionamiento donde haya un vigilante de confianza con el propietario, una plaza también es una buena opción.

Otra alternativa es llevar otro ciclomotor o el de un amigo y decirle que la maneje y te acompañe durante el pequeño tramo en el que probarás la moto. 

¿Por qué es importante manejar la moto antes de comprarla? Porque tienes que sentirte cómodo al conducirla y podrás percibir ruidos que te harán saber si está en buen estado o no. 

Si no te permite manejar la moto entonces tendrás que pensar dos veces el adquirirla, al menos que te ofrezca una garantía por escrito. 

Analiza al vendedor 

Si encontraste la moto en plataformas de compra – venta  verifica la calificación que tiene como vendedor o si ha publicado otros anuncios. 

En Facebook revisa su perfil, en especial, checa que no sea nueva su cuenta y que tenga fotos con la moto o simplemente que tenga amigos o alguna actividad que te brinde confianza. 

A la hora de la venta hazle preguntas directas, en especial, cuando veas algún raspón pregunta por qué ocurrió eso, y si notas que titubea o no es convincente su respuesta, lo mejor es desconfiar. 

Es importante que te tomes tu tiempo para verificarla. Una vez que se selle el trato no des dinero hasta que te entregue la moto y la factura. Evita los cheques, lo ideal son las transferencias bancarias.

También será indispensable el contrato de compra- venta donde se estipulan las obligaciones tanto del comprador y vendedor, éste documento se puede descargar en el sitio de Profeco.  

Considera contratar o cambiar un seguro de moto

Un punto a favor para el vendedor es que cuente con un seguro de moto pues significa que se preocupó por su vehículo y por cumplir con la ley, pues es obligatorio para circular en carreteras y vías federales del país y en la mitad de los estados del país. 

Si el dueño cuenta con seguro, lo mejor es que lo cancele porque las pólizas de moto son personalizadas de acuerdo a cada conductor pues consideran la edad, residencia, estado civil y más detalles que dependen de cada motociclista.

Una vez que tengas tu moto considera contratar una póliza completa que te cubra la reparación de tu vehículo, gastos médicos para ti y acompañantes, indemnización en caso de robo, asistencias viales, y responsabilidad civil, donde la compañía está obligada a pagar los daños físicos y materiales que llegues a provocar a otras personas en un accidente de tránsito. 

También cotiza en varias empresas aseguradoras. Los comparadores o calculadoras online son herramientas prácticas que te pueden ayudar a contrastar precios y coberturas porque en un solo lugar se encuentran las ofertas de varias empresas aseguradoras de moto.

Gabriela Barboza

Gabriela BarbozaRastreator.mx