Seguro de Vida para Profesiones de Riesgo

Por Elizabeth Prado 16 de octubre de 2019 Tiempo de lectura estimado: 5 minutos Un seguro de vida es una garantía de estabilidad financiera en caso de que la cabeza de familia llegara a faltar; sin embargo, puede haber profesiones que resultan más difíciles de asegurar por el riesgo al que se someten con su trabajo.

 

Es lógico pensar que una persona que tiene un puesto administrativo o de oficina, tenga menos riesgo de sufrir un accidente que una persona que trabaja en una plataforma de extracción de petróleo o aviador, por ejemplo.

Y aunque, los seguros de vida para profesionales de riesgo son complicados de conseguir y mucho más costosos, existen alternativas para poder asegurarse si se ejerce un trabajo considerado peligroso.

¿Qué factores influyen en el precio de la Póliza de Vida?

Como se ha mencionado un Seguro de Vida es un mecanismo para salvaguardar la estabilidad financiera de la familia y así garantizar un estilo de vida como el pago de la escuela, hipoteca o incluso la manutención de los hijos.

Es de señalar que cada compañía cuenta con sus propias condiciones para calcular el precio, pero en general algunos de los factores que influyen en el precio de una cobertura de vida tienen que ver con la situación personal del interesado como: estado civil, edad, hábitos del asegurado como que fume o beba e incluso si ha consumido drogas, historial de salud y enfermedades hereditarias, y por supuesto la actividad que desempeña.

La profesión del asegurado puede cumplir un papel muy importante al momento de establecer la prima de la póliza de vida y más aún para determinar si la aseguradora está dispuesta a brindarle el servicio de aseguramiento o no.

Pues en muchas de las compañías de seguros existen cláusulas de exclusión, es decir, situaciones en las que la aseguradora se exime de brindar asistencia o indemnización al titular o sus beneficiarios. Una de las principales exclusiones es la participación del asegurado en actividades de riesgo como labores militares o policíacas, navegación aérea, paracaidismo, motociclismo, motonáutica, charrería, pesca, caza, esquí, alpinismo, buceo, tauromaquia, uso de vehículos de montaña, entre otras.

Esto porque las compañías determinan que desempeñando éstas tareas, la peligrosidad y el riesgo de sufrir un accidente o fallecimiento es mayor.

¿Qué es considerada una Profesión de Riesgo?

Hay actividades profesionales que conllevan un riesgo en sí mismas, pues la probabilidad de sufrir un accidente fatal desempeñándolas es mucho mayor. Algunas compañías de seguros cuentan con su propio tabulador de trabajos de riesgo que implican una exclusión para brindar el seguro de vida o de gastos médicos; sin embargo, hay otras empresas que sí ofrecen pólizas pero a un precio mucho más elevado. El proceso de selección de riesgos puede ser tan minucioso como tan alta sea la cantidad de la suma asegurada.

Las profesiones que son consideradas de riesgo son las que trabajan con sustancias tóxicas peligrosas, armas de fuego, comprometen la integridad física como los deportistas de riesgo, o realizan maniobras extremas como los aviadores o artistas circenses. Todas estas actividades tienen el factor común que el individuo desempeña trabajos que implican situaciones de peligro y que aumentan la posibilidad que sufra una lesión grave o, incluso, la muerte. Algunas de estas profesiones de riesgo son:

Profesiones consideradas de riesgo
Bomberos Buceadores
Cazadores Cosmetólogos
Deportistas profesionales (futbolistas, luchadores, toreros, boxeadores, etc) Actores dobles de escenas riesgosas
Labores en mataderos Actividades que tengan que ver con manejo de explosivos
Traileros Mensajeros
Modelos profesionales Pescadores
Servicios armados (como policías, custodios de valores, guardaespaldas) Taladores
Artistas circenses Trabajadores de asbesto
Trabajadores de la industria de la aviación (controladores, pilotos, etc) Actividades expuestas a materiales peligrosos y tóxicos
Pilotos de carreras Periodistas en temas de seguridad y narcotráfico*

*México es considerado uno de los países más riesgosos para ejercer la profesión del periodismo. De acuerdo con cifras de Artículo 19, organización a favor de la libertad de expresión, al menos 131 periodistas han sido asesinados desde el 2000, de los cuales 121 son hombres y 10 mujeres. Según Artículo 19, los asesinatos de los reporteros que cubren temas de seguridad y crimen organizado son los más expuestos al homicidio relacionado con su labor.

Algunos profesionistas de riesgo pueden acceder a una póliza con una extra prima de más de 15% en el precio normal de un seguro de vida.

¿Cómo asegurar a un profesionista de riesgo?

Como se ha mencionado, las aseguradoras pueden negar el servicio de aseguramiento a las personas que desempeñan profesiones de riesgo, por el alto costo que implica asegurarlos y la probabilidad de que un accidente fatal les ocurra es mayor. Sin embargo, hay algunas empresas que sí aseguran a estos profesionistas, pero a un precio elevado, con topes de sumas aseguradas o con cláusulas de exclusión muy exhaustivas como que no indemnizan el fallecimiento o pérdida de algún miembro mientras desempeñan su labor.

No obstante también hay otras alternativas, cuando no se puede encontrar un seguro de vida individual, estas son:

  • Que la empresa asegure a sus trabajadores de manera colectiva.
  • Cobro de extraprima, algunas compañías aseguran a estos individuos con el cobro de un monto adicional en la prima que puede ser desde el 5% hasta el 100% dependiendo del riesgo que implique la ocupación del asegurado.
  • Fideicomiso colectivo entre los trabajadores de una empresa, asociación o sindicato.

Además, algunos expertos aconsejan que si se es un profesional de riesgo que no es sujeto de ser asegurado se contemplen las siguientes acciones:

  1. Cotizar con varias aseguradoras, pues mientras en una no se es candidato a un seguro de vida, en otra puede que sí, si se explica a detalle las actividades reales y el riesgo al que se está expuesto.
  2. Es conveniente actualizar a la aseguradora en caso de cada cambio en actividades o hábitos, por ejemplo si en el trabajo actual hay un cambio de actividades que impliquen un nuevo riesgo se deberá notificar a la aseguradora, pues si ocurre el fallecimiento del titular, la compañía podría negarse a otorgar indemnización sin una investigación minuciosa.
  3. Hacer un fondo de ahorro familiar que permita responder ante emergencias de salud, invalidez total o muerte.
Elizabeth Prado

Elizabeth PradoRastreator.mx