¿Qué seguros médicos existen para los maestros?

Por Mara Delgado › 1 de octubre de 2020 › Tiempo de lectura estimado: 5 minutos En México los profesores de todos los niveles educativos tienen dos opciones para proteger su salud y sus finanzas personales ante una posible emergencia como un accidente o una enfermedad, pueden optar por asegurar su salud por medio de una póliza de Gastos Médicos Mayores privada o por una póliza médica de servicio público.

En el contexto de la pandemia por Covid-19 es muy importante que los profesores se preparen para regresar a la “Nueva Normalidad” con el respaldo de un seguro médico, pues al estar en contacto con cientos de alumnos podrían contraer el coronavirus. Y mediante una póliza médica, se garantiza la atención hospitalaria por Covid-19 y apoyo económico para cubrir los gastos que se deriven de la enfermedad.

Contratar una cobertura para cuidar de la salud personal en el contexto de la crisis sanitaria y económica podría percibirse como un gasto, sin embargo es una inversión necesaria para proteger la vida y evitar endeudamientos que comprometan el patrimonio y los ahorros familiares. 

Los maestros pueden optar por dos opciones de aseguramiento médico:

Seguro de Gastos Médicos Mayores para profesores

Es un producto financiero que garantiza a los docentes asistencia médica privada de nivel hospitalario en caso de enfermedad grave o accidente, por lo que el asegurado es atendido por especialistas y recibe el tratamiento y medicamentos adecuados. Asimismo, este tipo de póliza cubre los gastos que se derivan de la estancia en el hospital como cirugías, análisis, medicamentos, entre otros.

Cuando se contrata un Seguro de Gastos Médicos Mayores, se debe pagar anualmente una prima y en cada siniestro lo correspondiente de deducible y coaseguro. En específico se conforma por las siguientes coberturas:

  • Gastos Hospitalarios: la aseguradora paga o reembolsa los gastos médicos de padecimientos y tratamientos médicos o quirúrgicos cubiertos por la póliza. Cubre también los alimentos del convaleciente, la renta del cuarto de hospital, el importe generado por terapia intensiva, curaciones o cuidados coronarios, y en ocasiones una cama extra para el acompañante del asegurado.
  • Consulta médica y honorarios: algunas pólizas brindan teleconsultas o envían a un médico a domicilio y la consulta puede ser reembolsada o a precio económico. En cuanto a los honorarios de los médicos estos quedan cubiertos por el seguro, asimismo retribuciones quirúrgicas por los procedimientos de alguna cirugía donde se incluyen profesionales como anestesiólogos, instrumentistas, etc.
  • Medicamentos y diagnóstico: se cubren los gastos de los medicamentos que se requieran durante la estancia del asegurado en el hospital o los que el médico indique para la recuperación en casa, siempre que se esté atendiendo un padecimiento cubierto por la póliza, También quedan cubiertos los gastos de ambulancia terrestre, análisis de laboratorio, rayos X, isótopos radioactivos, tratamiento radiactivo o fisioterapia.

El costo del seguro se comparte con el empleador y se descuenta del sueldo que recibe el trabajador.

Seguro Médico del Instituto del Seguro Social

Otra opción que tienen los trabajadores de la educación para proteger su salud es por medio de su afiliación al Seguro Social del Instituto Mexicano del Seguro Social  (IMSS) o al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE)

Dependiendo de la institución en la que labore, el profesor podrá obtener la póliza de salud de servicio público. Si trabaja en una escuela pública deberá afiliarse al seguro médico público del ISSSTE y si trabaja para una escuela privada a la póliza pública del IMSS.

En el caso de los docentes de escuelas particulares tienen derecho a obtener su póliza a través de dos vías:

Seguro Médico para profesores por Régimen Obligatorio

Cuando los profesores brindan sus servicios ya sea de forma personal o subordinada y reciben un salario, tienen derecho a un seguro médico público del IMSS que cubre cualquier padecimiento del cuadro básico de salud y de nivel hospitalario.

Mediante esta póliza reciben las siguientes coberturas:

Riesgos de Trabajo: en caso de accidentes o enfermedades de trabajo otorga protección en salud y accesos a beneficios en dinero que permiten al trabajador obtener un ingreso en sustitución del salario durante el tiempo que subsiste el padecimiento.

Invalidez y vida: es un apoyo económico para el trabajador y sus familiares en caso de invalidez o muerte.

Seguro de Retiro, Cesantía en Edad Avanzada y Vejez: una pensión para el retiro cuando se cumplen ciertos requisitos establecidos en la ley.

Enfermedades y Maternidad: las docentes reciben de forma ilimitada atención médica, medicinas, gastos hospitalarios y de laboratorio y su núcleo familiar, sin ningún costo.

Seguro de Guarderías y Prestaciones Sociales: Otorga apoyos para el cuidado de los hijos o hijas de los maestros a través de guarderías, además de programas de promoción de la salud.

Seguro Médico de Incorporación Voluntaria al Seguro Social

En caso de que un profesor no cuente con una relación laboral con la institución en donde da clases, puede obtener la póliza médica del IMSS mediante el pago de una prima anual de 10 mil 165.94 pesos. Con este seguro obtendrán:

  • Asistencia médica quirúrgica, farmacéutica, hospitalaria y de maternidad.
  • Un seguro de vida que consiste en pensión por invalidez y en caso de muerte, de viudez y orfandad.
  • Pensión por retiro y vejez.
  • Enfermedades cubiertas por la póliza y maternidad.

Es de suma importancia que en la “Nueva Normalidad” los profesores se aseguren antes de regresar a sus actividades de docencia frente a grupo pues de esta manera no solo obtendrán atención médica de calidad, sino protegerán sus finanzas personales y su patrimonio familiar, ya que si no cuentan con aseguramiento privado o público y enferman de covid-19, tendrán que desembolsar en una institución privada de salud más de 400 mil pesos.

Mara Delgado

Mara DelgadoRastreator.mx