Préstamos personales para negocios

Por Gabriela Barboza › 17 de septiembre de 2020 › Tiempo de lectura estimado: 5 minutos En el país 7 de cada 10 empresarios y emprendedores indican que no cuentan con el suficiente acceso a créditos lo cual es una limitante para su crecimiento, esto de acuerdo con una encuesta realizada por la empresa Konfío, en la cual se entrevistó a 513 empresarios mexicanos. 

De los directivos que solicitan un crédito, sólo el 45.89% de las PyMES, utilizan este financiamiento para impulsar el crecimiento de sus negocios.

Por otro lado, son muchos los empresarios de estas empresas que consideran que un préstamo se solicita únicamente en un banco, cuando no es así, ya que existen otras entidades que ofrecen un financiamiento y que lo hacen en poco tiempo. 

 Asimismo, un banco podría solicitar mucho más requisitos y no necesariamente es una opción para los negocios que están empezando. Y es que las cifras del Banco de México así lo muestra, pues en el tercer trimestre del 2017, sólo 10 de 100 empresas tenían un financiamiento directamente de un banco. 

De acuerdo a este reporte, los empresarios han visto que las opciones de crédito habían mejorado, pero que las tasas de interés y comisiones había empeorado, además los tiempos de aprobación eran más largos. 

Por lo que ahora buscan otras entidades financieras que ofrezcan productos de ahorro y financiamiento sin necesidad de estar dado de alta en un banco. En este sentido se encuentran aquellas que brindan préstamos y lo hacen en línea.

¿Cómo funcionan los préstamos en línea para negocios?

Estas empresas están dadas de alta ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV). Para que puedan ofrecer un préstamo a pequeñas empresas es necesario que revisen el flujo de efectivo que tenga el negocio y su potencial de crecimiento. 

Empresas como Aspiria pueden ofrecer una cantidad pequeña en un par de días, aunque el cliente no lo necesite del todo, pero al aceptar este monto en un futuro podrá solicitar más suma en caso de que lo requiera. 

La cantidad que puede dar al interesado va desde $10,000 a $10,000,000 de pesos. Estas empresas aceptan solicitudes en línea y entregan la cantidad requerida en 48 horas. 

Asimismo, los plazos pueden ir de 8 semanas hasta más de 100. 

Requisitos para un préstamo empresarial 

Es necesaria una identificación oficial y comprobante de domicilio. Ser mayor de edad y tener un negocio que lleve operando, por lo menos, seis meses. También será necesaria una cuenta bancaria porque ahí se depositará el dinero, además de tener a la mano los últimos estados de cuenta. 

Algunas empresas requieren ingresos mensuales comprobables que superan los $20,000 pesos. 

Cómo elegir la mejor empresa de préstamos personales 

Es importante que esté data de alta en el Sistema de Registros de Prestadores de Servicios Financieros (SIPRES) de la Condusef pues por este medio se puede verificar si está dado de alta, cuál es su denominación social, su casa matriz y la última actualización de sus datos. 

Por otro lado, los comparadores de préstamos personales son una alternativa para que en un mismo panel se encuentren las mejores opciones de financiamiento para el negocio. En esos mismos sitios se puede contratar y en horas el dinero será depositado a la cuenta. 

Antes de considerar un préstamo, es necesaria una tarea de reflexión en la cual se deben conocer las limitantes del negocio y del presupuesto con el que se cuenta porque si no se hacen cálculos antes de tomar el crédito, es muy probable que el interesado termine sobreendeudado. 

Otro punto a considerar son las comisiones y las tasas de interés que tendrá el préstamo. Es indispensable revisar el Costo Anual Total (CAT), para saber qué tan caro será contratar con una entidad financiera. Un porcentaje elevado de CAT implica que se pagará más por el préstamo. 

Otras alternativas para préstamos empresariales

El gobierno federal cuenta con distintos programas de préstamos como las Tandas para el Bienestar, que cuenta con ciertas especificaciones como, por ejemplo, que el negocio se encuentra en ciertas zonas. Además la suma que se entrega va de los $6,000 a los $500,000 pesos. 

Otros proveedores financieros son las Sofipo o las Sociedades Financieras Populares, que son entidades de microfinanzas que ofrecen sus servicios de ahorro y préstamos a sus socios. En la actualidad hay 39 autorizadas en el país. 

También las Cajas de Ahorro son una opción de financiamiento cuando se es socio. Estas también se les conoce como Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo (Socap).

Entre otras que existen en el país. Tanto las Sofipo como Socap deben estar dadas de alta en SIPRES. De hecho, se aconseja revisar en Condusef si aún siguen operando y evitar aquellas que brindan tasas superiores al 10% anual, en el caso de los ahorros. 

Por otro lado, también se puede conocer su calificación en atención a usuarios en el sitio de Buró de Entidades Financieras de Condusef, pues ayudará a elegir la que mejor servicio brinde a los clientes. 

Por ejemplo, de enero a diciembre del 2019, las Sofipos y Socap tuvieron menos reclamaciones de todo el sector en cuanto a reclamaciones y resolución de quejas. Las Sociedades Populares obtuvieron un calificación de 8,61; mientras que las Cooperativas de Ahorro y Préstamo tuvieron una calificación reprobatoria de 5.12. 

Dentro del mismo sitio web del Buró de Entidades Financieras, se puede conocer la calificación de cada empresa. 

 

Gabriela Barboza

Gabriela BarbozaRastreator.mx