Lo que tienes y no tienes que comprar con tu tarjeta de crédito

Por Gabriela Barboza 23 de abril de 2021 Tiempo de lectura estimado: 5 minutos Una tarjeta de crédito brinda la facilidad de adquirir bienes o servicios para pagarlos posteriormente, por ello la recomendación de los especialistas es utilizarla de manera moderada, porque cuando se omite el pago de alguna mensualidad de la tarjeta, los intereses empiezan a generarse y a veces es complicado costearlo. 

Uno de los consejos más comunes de expertos es que pienses que tu tarjeta es un medio de pago, no una extensión de tus ingresos. Y lo más recomendable es que con este plástico adquieran bienes y servicios duraderos o que te ofrezcan mayores beneficios con tu tarjeta como los siguientes:

Lo que se recomienda comprar con tu tarjeta de crédito

Estos son los artículos que te brindarán mayores beneficios con tu plástico y hatsa podrás obtener promociones en ciertos servicios:

1. Electrodomésticos y muebles para el hogar 

Este tipo de bienes son una de las mejores alternativas, porque te durarán mucho más que las mensualidades que estarás liquidando. Es decir, cuando termines de pagar tu sala, y al menos que no haya sufrido daños graves, seguirás disfrutándola. Lo mismo que con una televisión, lavadora, cocina y más artículos del hogar. 

2. Renta de autos  

La mayoría de las agencias de alquiler de autos solicitarán obligatoriamente contar con una tarjeta de crédito. Esto es porque cobran un depósito de garantía, pero al regresar la unidad rentada ésta no sufre de ningún daño, se te abonará esta cantidad  a tu tarjeta. 

Además, porque los plásticos también ofrecen seguros para alquiler de coche, entonces ya no tendrás que comprar esta póliza con la agencia, porque cabe recordar que un seguro para coches rentados también es obligatorio contratar. 

3. Viajes

¿Sabías que existen tarjetas de crédito para viajeros? Son aquellas que por cada compra generas puntos o millas para boletos de avión y hasta descuentos o noches gratis en hoteles en convenio con la entidad bancaria. 

Y si harás un viaje a meses sin intereses, es aconsejable que liquides la deuda antes del viaje, ya que muy probablemente harás compras en el lugar de destino. 

4. Boletos para conciertos y partidos de fútbol

Al igual que las tarjetas de crédito para viajeros, existen productos para personas que aman ir a festivales de música y al partido de su equipo favorito. En este último ejemplo, encontrarás entidades bancarias que se han asociado con equipos como el América, Pachuca, Cruz Azul y hasta de la Selección Mexicana. 

Su principal ventaja son los descuentos que brindan en partidos y mercancía exclusiva para los tarjetahabientes. 

Lo que debes evitar comprar con tu tarjeta de crédito

En general, no se recomienda hacer compras muy pequeñas que poco a poco se van acumulando hasta convertirse en una enorme deuda. Algunos ejemplos son los siguientes:

  • Cuenta del bar: podrías gastar más de lo planeado en una noche de fiesta y con el calor del ambiente y de las copas.
  • Impuestos: ni alguna deuda con otra tarjeta, no sustituyas una deuda con otras. 
  • Un crédito o una hipoteca: finalmente estás usando un crédito para otro, y si no liquidas a tiempo, podrían aumentar los intereses y lo que debes de la hipoteca. 
  • Compras en tienditas: son estos gastos hormiga que no se sienten porque son pequeños, pero que si se acumulan pueden incrementar la deuda en la fecha de corte. 
  • El café de la mañana: también es otro de los gastos hormiga. Imagina que todos los días compras tu café de 30 pesos, al final del mes estarías debiendo a la tarjeta alrededor de 600 pesos. 
  • Retirar dinero en efectivo: únicamente hazlo cuando sea una emergencia, no cuando necesites dinero para alguna compra, ya que al retirar dinero se te cobra una comisión, y la tasa de interés puede llegar hasta el 70%.

Si haces compras en línea, busca sitios que sean confiables y que el enlace inicie con “https”. Los sitios no verificados pueden clonar tu tarjeta.

Y recuerda adquirir productos que se ajusten a tu capacidad de pago. Para ello, haz un examen de conciencia sobre tus ingresos y tus gastos, y en la medida de lo posible registra todas las compras que tengas para conocer cuánto gastas al mes.  

Existe tarjetas de crédito para todo tipo de personas

Los bancos cada día se están ajustando a las necesidades de sus clientes, por ello no es de extrañar que existan todo tipo de tarjetas, no sólo para aficionados de fútbol y viajeros, también para universitarios, mujeres, de educación, para fundaciones y más. 

Conoce la tarjeta de crédito que mejor cubra tus necesidades en el simulador de tarjetas de crédito de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de Usuarios de Servicios Financieros (Condusef). 

Otra opción es con el cotizador de tarjetas de crédito de Rastreator.mx. La plataforma es de las más sencillas porque sólo tienes que ingresar el tipo de tarjeta que necesitas: primera tarjeta, viajes, premium y recompensas. Después tienes que calificar tu historial crediticio y señalar tus ingresos mensuales para que la plataforma te muestre las mejores alternativas.

Esta opción es ideal  para aquellos que deseen empezar su historial crediticio y no estén en un banco, o incluso para aquellos que no tiene buena calificación crediticia. 

No olvides comparar los intereses y el CAT de cada banco y entidad financiera, de esta manera sabrás qué tan cara será una tarjeta de crédito.

Gabriela Barboza

Gabriela BarbozaRastreator.mx