¿Cómo funcionan las tarjetas de crédito en el extranjero?

Por Elizabeth Prado › 28 de febrero de 2020 › Tiempo de lectura estimado: 6 minutos Las tarjetas son instrumentos financieros que pueden resultar muy convenientes, especialmente en un viaje, pues evita que se tenga que cargar con una fuerte cantidad de dinero que se podría perder o ser víctima de robo.

Viajar a un país en el extranjero implica ahorrar durante algunos meses, incluso años, para poder costearlo. Y con todo lo que se quisiera conocer y comer en el país que se visita, es importante determinar cuánto efectivo se llevará consigo o cuál es el tipo de cambio que se aplicará a la tarjeta en caso de usarla, así como las comisiones.

Hoy en día, casi todas las instituciones bancarias tienen respaldo de redes de pago internacionales como Visa o MasterCard, lo que hace que ya no sea necesario avisarle al banco que se viajará al extranjero para poder hacer compras con las tarjetas emitidas por ellos mismos. Sin embargo, los expertos aconsejan tomar esto como precaución, pues algunos bancos bloquean la cuenta cuando se registran compras en otro país que pudieran ser sospechosas, especialmente cuando se viaja a un país que tenga alta volatilidad económica o debilidad cambiaria.

También es importante tener claras las diferencias entre débito y crédito para sacarles más provecho. A grandes rasgos, el débito depende de los fondos que se tengan registrados en la cuenta bancaria. Mientras que, el crédito es una especie de préstamo del banco, que eventualmente se tendrá que liquidar aplicando una tasa de interés y, en caso de estar en otro país, se cobra una comisión.

De igual manera, hay que considerar que los cajeros automáticos en otro país suelen tener comisiones muy altas. Si de por sí sacar dinero de un banco distinto a donde se tiene la cuenta es caro, es de imaginar los recargos en otro país y, además, aplicando una tasa de cambio más cara. La tasa de comisión por disponer de efectivo fuera del país de residencia puede ser entre 1 y  5% si se está en Europa.

Así lo conveniente es tomar en cuenta las comisiones y la tasa cambiaría para hacer mejor uso de las tarjetas en el exterior.

¿Cuáles son las comisiones por sacar efectivo en el extranjero?

Es de mencionar que cada banco tiene sus propias comisiones y unas pueden ser más baratas que otras. Por lo que, aquí se enlistan algunos de las instituciones más populares y sus comisiones por disposición de efectivo:

Banco Comisión por retiro de efectivo en el extranjero
CitiBanamex Del 3% al 5% por retiro
BBVA 1.5 a 3.5 USD por retiro
Banorte 6.5% por retiro
Santander 3 USD por retiro
HSBC 3% más IVA
American Express 6% más IVA

Cabe señalar que dependiendo de la institución bancaria se incluyen cargos por cambio de divisa. Aunque, también el banco receptor puede aplicar comisiones adicionales, conocidas como surcharge fee o tasas de recargo, por sacar efectivo de sus cajeros automáticos. En el ATM, generalmente, aparece una leyenda con la tasa de recargo que se cobrará antes de finalizar la operación, si el usuario no está de acuerdo, puede cancelarla.

¿Es conveniente utilizar tarjetas en el extranjero?

Existen personas desconfiadas en cuanto al uso de tarjetas se refiere especialmente en otro país, y pueden tener algo de razón pues hay la posibilidad de que se extravíe y que quien la encuentre le dé un mal uso. Pero también es aconsejable contar con este método de pago por las siguientes razones:

  • Si se lleva solo efectivo y grandes cantidades, es más probable que se pueda ser víctima de robo. Además, el efectivo hurtado no es recuperado, mientras que con una tarjeta se puede informar al banco y bloquear la tarjeta.
  • Dependiendo de la tasa cambiaría, el país que se visita y la institución financiera puede ser mejor realizar una compra al tipo de cambio del día, pues podría resultar más favorable para las finanzas, en vez de adquirir moneda a un solo tipo de cambio.
  • Llevar control de los gastos. Hay aplicaciones de bancos que permiten implementar un sistema de alerta de compras hechas o límites excedidos. Además que se tiene el estado de cuenta para verificar los movimientos realizados.

¿Todas las tarjetas funcionan para comprar en el extranjero?

Es importante destacar que para poder hacer uso de una tarjeta nacional en el exterior se deberá verificar que se encuentre suscrita a una red de pago como Visa, MasterCard o American Express.

Así como se ha mencionado, los expertos recomiendan avisar a la institución bancaria del cuentahabiente para informar que se saldrá del país y evitar que bloqueen la tarjeta por considerar los cargos sospechosos.

¿Qué tarjeta usar si se viaja: débito o crédito?

Es conveniente usar débito solo para retiros de emergencia. Cabe reflexionar que, aunque el ATM y el banco cobran una comisión por disposición de efectivo, solo se aplica una sola vez y no genera intereses.

Así, también es recomendable verificar si el banco emisor de la tarjeta en México cuenta con sucursales en el mundo como BBVA, HSBC, Santander o Citibanamex, y si la comisión por disponer en los mismos bancos en el exterior es alta.

Por otro lado, el  crédito es útil para hacer compras importantes, además que un gran número de comercios las acepten gracias a las redes de pago (Visa, MasterCard, American Express). Pero es aconsejable conocer las comisiones de compra, los intereses aplicados en el país que se visita y los límites de crédito.

Recomendaciones para utilizar tarjetas en el exterior

  • En la medida de lo posible es aconsejable llevar suficiente dinero en efectivo para gastos como propinas o taxis, o en lugares donde no se acepte tarjeta, y así evitar las comisiones de los cajeros automáticos.
  • Sin embargo, también se aconseja que si se va a comprar en un establecimiento se prefiera la tarjeta antes que el efectivo, de modo que si se necesita hacer un pago en metálico no se descapitaliza y no tiene que pagar comisiones en ATM.
  • Tener cuidado de los carteristas en caso de llevar efectivo o tarjetas bancarias, es aconsejable guardarlos en un bolsillo con doble fondo o un cinturón apto para ello.
  • Contar con la información del banco emisor a la mano en caso de que se tenga que hablar para bloquear la tarjeta y solicitar la reposición de la misma en caso de robo o extravío.
  • Conservar los comprobantes de operación para llevar registro de los gastos realizados así como la tasa de cambio a la que fueron efectuados.
Elizabeth Prado

Elizabeth PradoRastreator.mx