7 Mitos y verdades sobre los préstamos en línea

Por Mara Delgado 27 de agosto de 2021 Tiempo de lectura estimado: 4 minutos Este es el mito más popular. Pero a pesar de que existen sitios web fraudulentos, hoy en día hay muchas compañías 100% confiables por internet y medidas que los usuarios pueden seguir para contratar online con total seguridad.

Por ejemplo, las personas deben seguir protocolos como: verificar que el dominio del sitio web tenga las letras “https” y que la URL tenga un candado cerrado.

Asimismo, las personas deben comprobar la existencia y el estatus legal de la entidad financiera con la que piensan contratar. Esto lo pueden hacer en el sitio web SIPRES, de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de Usuarios Financieros (Condusef), y en el sitio web del Buró de Entidades Financieras.

También pueden investigar la razón social, domicilio y datos de contacto de la compañía en el registro UNE del Gobierno Federal.

En otras palabras, los préstamos personales online son seguros cuando se corrobora la información que presenta la compañía en su sitio web. También, las personas pueden optar por conocer la reputación de la compañía mediante las reseñas de sus clientes en Google y redes sociales.

2. Las instituciones que ofrecen préstamos por internet no están reguladas

Aunque si bien son algo recientes las compañías que ofrecen servicios financieros online, es mentira que no existan instituciones que las regulen. Muchas de éstas son supervisadas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores CNBV y la Condusef.

Por ello, la recomendación principal para evitar fraudes, es que se prefiera adquirir un producto en aquellas compañías que aparezcan en los registros y evaluaciones de instituciones oficiales.

3. Los préstamos por internet son más caros

No necesariamente. Por desconocimiento las personas suelen creer que todos los préstamos que se ofrecen en instituciones que no son bancos son más caros, pero existen sistemas distintos de financiamiento que son seguros y pueden resultar más económicos para las personas, como las fondeadoras que manejan tasas de interés bajas.

Además, de acuerdo con expertos en finanzas, las personas que no tienen acceso a la banca comercial, a veces se comprometen con mecanismos de préstamos organizados por conocidos que pueden resultar más caros.

También, es importante tomar en cuenta que cada compañía ofrece tasas de interés muy distintas. Por ejemplo, en las zonas rurales o muy alejadas suelen ser más económicas. Por esta diversidad, se recomienda comparar con más de tres instituciones, lo que garantiza hallar la opción más económica.

4. Los préstamos online solo se usan en emergencias o cuando eres pobre

Con base en experiencias de prestamistas, este es uno de los principales prejuicios por los que la gente no busca la ayuda de un préstamo online, sin embargo, el promedio de las personas que utilizan estos productos financieros tienen estudios e ingresos medios.

Además, si bien los préstamos personales online son muy útiles para emergencias porque se consiguen más rápidamente, también son una excelente opción para realizar pagos de proyectos personales planeados, como unas vacaciones o el pago de estudios de corto plazo.

5. Solo la gente con empleo puede adquirir uno

Muchas veces las personas que no tienen empleo no se animan a solicitar un préstamo online porque creen que serán rechazados, pero existen muchas compañías que no piden este requisito si el monto que se pide es bajo.

En lugar del recibo de nómina, algunas instituciones podrían aceptar otro tipo de comprobantes que demuestren que se tienen ciertos ingresos para liquidar una deuda, como un contrato de alquiler.

6. Contratar un préstamo online afecta negativamente el historial crediticio

Se suele pensar que aparecer en el Buró de Crédito es algo negativo. Pero es un error, el simple hecho de aparecer en esta base de datos no es sinónimo de ser un mal pagador, ya que todas las personas que piden un crédito o préstamo aparecen en este historial.

Al contrario, podría ser algo muy positivo, si el deudor refleja un buen comportamiento de pago. Esto lo beneficiará para que en un futuro pueda acceder a más y mejores préstamos.

7. Encontrar un préstamo personal online confiable es complicado

Con el avance de la tecnología es muy fácil encontrar un préstamo personal online que sea confiable, por ejemplo con la ayuda de herramientas digitales como los simuladores online de la Condusef o los comparadores online gratuitos como Rastreator. Éstos encuentran el préstamo personal ideal para sus usuarios en cuestión de segundos.

Además, los comparadores o simuladores online, arrojan una comparativa ordenada de los préstamos que se ajustan mejor a las necesidades de los usuarios. Para utilizarlos, solo tienen que ingresar el monto que necesitan y el plazo en que podrían pagarlo.

En el caso de Rastreator, el comparador no solo presenta una comparación de plazos, tasas de interés y límite de montos a prestar, también contacta al usuario con la institución o intermediario que ofrece el préstamo.

Los préstamos que encuentra Rastreator en internet, simplifican procesos de papeleo, por ello los interesados podrían tener un préstamo aprobado en menos de 24 horas.

Mara Delgado

Mara DelgadoRastreator.mx