¿El seguro de Gastos Médicos cubre consultas?

Por Gabriela Barboza 25 de febrero de 2019 Tiempo de lectura estimado: 6 minutos

Esta póliza cuenta con varias asistencias para el usuario, entre ellas, las consultas de especialistas. Sin embargo, sólo se brindarán cuando se requieran por algún padecimiento que cubra el seguro y pueden ser previas a la intervención médica o quince días de que fue dado de alta el asegurado.

Por lo tanto, esta protección podría no cubrir alguna atención médica para chequeos, control prenatal, atención a niños sanos, etc. Sin embargo, la persona podrá obtener asistencia médica a domicilio a precios preferenciales.

Consulta domiciliaria del seguro de Gastos Médicos Mayores

Si el beneficiario lo solicita, la empresa le enviará un médico general a la residencia del asegurado o al sitio donde se encuentre la persona que solicita este servicio.

El precio por esta asistencia se encuentra entre los $200 y $300 pesos y se deberá solventar cuando finalice la consulta. Pero si la persona es cliente distinguido por parte de la compañía, la  cantidad a pagar podría disminuirse a $150 pesos.

Orientación telefónica en el seguro de Gastos Médicos

Como parte de la asistencia del seguro de Gastos Médicos Mayores, algunas compañías brindan servicio médico telefónico las 24 horas, los 365 días del año.  Sin embargo, el especialista no podrá dar un diagnóstico o un tratamiento; quizá pueda esclarecer dudas sobre el medicamento que utiliza el asegurado o del padecimiento en general.

Para recibir esta atención es necesario contar con el número de la póliza y brindar los datos completos como el nombre del titular. En caso de que la persona aún siga con malestares, el asesor le entregaría un folio de seguimiento para que un médico a domicilio llegue a la residencia del asegurado.

Asistencias en el viaje

En el seguro de Gastos Médicos se incluye una cobertura que apoya cuando el asegurado sale de vacaciones o tiene que trasladarse a otro sitio por motivos laborales.  Esta protección es de gran ayuda porque si requiere de atención del doctor, la compañía podría brindarle una garantía de admisión en algún centro hospitalario que se encuentra dentro de la red de la empresa aseguradora, o bien, podría reembolsar los gastos médicos hasta un límite de la suma asegurada.

De igual modo, el beneficiario puede llamar a la compañía para que le brinde asesoría sobre los hospitales más cercanos o algún médico próximo de donde se encuentre.

Consultas adicionales

Algunas otras empresas también cuentan con orientación nutricional y brindan dicha atención por teléfono. Las personas que atenderán al asegurado son especialistas en la materia y el tiempo máximo de consulta podría ser de 20 minutos. En este servicio, sí hay un horario de atención, que suele ser de lunes a viernes de 9:00 a 18:00 hrs, aunque cada empresa estipulará su propia hora de asistencia.

De igual modo, algunos asegurados podrían tener asistencia psicológica con una duración de 15 a 20 minutos y si el tiempo se extiende, se le enviará con un especialista aunque el costo tendría que solventarlo el titular de la póliza.

Cabe señalar que las asistencias antes mencionadas podrían estar o no incluidas en un mismo paquete, por lo que es aconsejable solicitar alguna asesoría sobre los beneficios adicionales de una cobertura de Gastos Médicos Mayores y el costo de algunos servicios.

De igual modo, en casi todos los paquetes médicos  existen el beneficios de consultas dentales preventivas en la cual la compañía brinda servicios de especialistas en ortodoncia para alguna revisión general, limpiezas, extracción simple o algún tiò de cirugía. Estas asistencias tiene un límite de evento o descuentos especiales para clientes.

Como cada compañía cuenta con garantías y coberturas diferentes, se recomienda que antes de contratar una póliza de salud se compare en otras instituciones, ya que algunas podrían cubrir mejor  las necesidades del interesado y su familia.

En algunos casos, las empresas que cuentan con este producto no cubren ciertos padecimientos o lo harán después de un tiempo que haya pasado, por esta razón, también es importante mencionar a la aseguradora sobre las enfermedades o cirugías que ya se tuvieron.

Seguro de Gastos Médicos menores, una alternativa para recibir atención médica

Si lo que se desea en tener consultas frecuentes por enfermedades que no requieran de alguna intervención quirúrgica o especialista, lo ideal es contratar un Seguro de Gastos Médicos Menores, pues esta póliza se caracteriza por ser preventiva y, al igual que la de Gastos Mayores, ofrece descuentos para estudios de laboratorio o chequeos como cáncer cérvico uterino, próstata, mama y más. En muchas ocasiones, estas pólizas también cubren los medicamentos prescritos.

Esta póliza es ideal para niños, personas de la tercera edad y embarazadas que requieran ser atendidas con frecuencia. También para aquellos individuos que no están dados de alta ante alguna institución de salud pública como IMSS o ISSSTE.

Es de señalar que tanto la póliza de Gastos Médicos Mayores como Menores son necesarias y complementarias ya que la primera asiste ante situaciones de emergencia en donde se tiene que desembolsar una fuerte cantidad de dinero, y la otra para enfermedades menores como gripe.  Y es que si la de Mayores no cubre consultas de padecimientos leves se debe a que existe un deducible y coaseguro, y en caso de que la atención cueste menos que este importe, la empresa no lo cubrirá. Por ejemplo, si la consulta por influenza es de $1,500 pesos, y el deducible por parte de la compañía es de $3,000 pesos, la aseguradora no podría hacer el reembolso.

Pero cada aseguradora tiene su propio tabulador y condiciones para brindar este servicio. Asimismo, el de Gastos Médicos Menores podría contar con algunas exclusiones para ciertos padecimientos, por lo que será necesario consultar las condiciones del contrato.

Otra opción es afiliarse al Seguro Popular, es un trámite gratuito. Sólo es necesario acudir a un módulo de afiliación cercano a la residencia del interesado y brindar los siguientes documentos en original y copia: identificación oficial, comprobante de domicilio, CURP, certificado de nacimiento para los recién nacidos y comprobante de estudios para personas solteras de entre 18 y 25 años.

En promedio, una persona gasta en su salud un 41% de sus ingresos personales, esto según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, OCDE. Por esta razón, un seguro de salud siempre será un apoyo para solventar padecimientos leves o críticos que, en ocasiones, afectan la economía de una familia.

Rastreator.mx

Gabriela BarbozaRastreator.mx