¿Tiene un precio extra devolver el auto rentado en otro lugar?

Por Gabriela Barboza 24 de enero de 2019 Tiempo de lectura estimado: 6 minutos En el alquiler de coches hay un servicio llamado Drop-off o One day en la que el usuario puede dejar la unidad en otra oficina de la misma compañía donde adquirió el auto, sin embargo, hay un cargo por traslado y esta cantidad varía dependiendo la distancia entre las ciudades; en la cotización se podrá encontrar también como “Cargo de una sola vía”.

Las especificaciones de este importe se dan a conocer en un desglose de la cotización, y además, los vehículos solo pueden regresar a sitios donde existan despachos de la compañía de donde se solicitó el servicio.

Sin embargo, hay ciertas excepciones en las que Drop-off no será válido, por ejemplo, en la empresa Avis no se permite que los autos salgan de la Isla Cozumel ni ser devueltos ahí si no fueron rentados en esa isla; tampoco los autos pueden ser tomados en la Paz y regresarlos a Mazatlán y viceversa.

México se ha convertido en uno de los principales sitios turísticos del mundo, por lo que el arrendamiento de autos ha ido en aumento, de acuerdo a un Análisis de la Industria de alquiler de autos de Car Rental Market, se prevé que para el 2019 el alquiler de coches supere los 79 mil millones de dólares en todo el mundo.

En el 2015  se tenían registrado en el Atlas Turístico de México 711 lugares para rentar carros y es muy probable que el número haya aumentado ya que para los viajeros es más práctico y, en ocasiones, más barato solicitar este servicio.

¿Se puede viajar en otro país y dejar el auto?

En la mayoría de los casos sólo se permite dejar el auto en alguna oficina que se encuentre en los límites de la República Mexicana, pero sí se puede viajar a otros países cercanos.

Algunos proveedores admiten que el conductor viaje a otras localidades fuera de México, por ejemplo, en Europcar está aprobado viajar a Estados Unidos, pero sólo desde Monterrey y Saltillo, aunque se debe adquirir un seguro fronterizo para ese país.

Lo mismo para viajar a Centroamérica, sin embargo, sólo si el cliente se encuentra en Cancún, Playa del Carmen, Mérida y Chetumal. Para Guatemala está autorizado siempre y cuando se atraviese la frontera desde la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

En el caso de viajar a Belice, se requiere de una carta autorización, si el servicio se adquiere en Europcar, ellos sólo entregan el oficio en la agencia de Chetumal, ya que es el único lugar por donde se puede cruzar a ese país. Para Guatemala el documento se entrega en el despacho de Tapachula.

Por decreto gubernamental no se puede pasar de Guatemala a Belice y viceversa.  Cabe aclarar que cuando se contrata una cobertura en México, una vez que el vehículo sale del país queda invalidada la protección,  es por ello que se necesita verificar si se requiere de una póliza adicional para otras regiones o si el seguro de auto particular lo puede apoyar.

En la mayoría de las compañías de arrendamiento no está permitido viajar a países de sudamérica, además de que si se renta un auto en Estados Unidos, éste no puede cruzar a México.

Cargo adicional que el conductor podría adquirir

No importa si se deja en la misma oficina donde se adquirió el coche o en otro lugar, los expertos recomiendan que tengan en cuenta las siguientes consideraciones cuando se deje el automóvil alquilado.

  • Gasolina: hay un importe adicional en la factura si no se regresa el tanque lleno, ya que las compañías entregan la unidad con el combustible completo. Para evitar este cargo, o se tenga que ir antes a una estación de gasolina, se puede prepagar el carburante.
  • Extensión de renta: en caso de que el conductor tenga que rentar un día más el auto, tendrá que pagar por ese lapso adicional.
  • Exceder la hora de entrega: el límite por lo general para entregar la unidad es de tres horas. Una vez que se excede ese tiempo la compañía hará un cobro extra o lo tomará como un día más de renta.
  • Inhabilitar el auto: ya sea por accidente o robo, hay una cuota para el cliente que deje imposibilitado el auto para que se vuelva a rentar, en la cual se hará responsable de todos los días perdidos por reparación. Pero si la persona adquiere algún tipo de cobertura que proteja completamente la unidad ante colisiones y robo, no tendrá que hacer este pago.
  • Multas: en la mayoría de las coberturas, la empresa ni el seguro se hace cargo por infracciones de tránsito.
  • Reparaciones: en caso de que la llanta se haya pinchado, las llaves se hayan perdido o el auto necesite de una grúa, el costo por esos detalles se le hará directamente al cliente.
  • Airport fee: es una cuota de recuperación que se solicita sólo si existen oficinas en algún aeropuerto, el importe puede cambiar dependiendo las ciudades.

Otro tipo de cargos que se hacen es porque el conductor tiene menos de 25 años o se requiera de otro conductor adicional.

Qué se debe de saber antes y después de dejar el auto

Antes:

  • Contrato de renta: para que el cliente se sienta más seguro, es necesario revisar las cláusulas del oficio para no llevarse sorpresas con cargos extras. También el horario y las oficinas en donde pueda entregarse la unidad.
  • Seguro de auto: Sin excepción, la cobertura que se solicita es la de Responsabilidad Civil, pero una póliza más completa ayudará en siniestro futuros como accidentes o lesiones.

Durante:

  • Verificar el coche: antes de que el cliente maneje el vehículo, deberá inspeccionar que no existan daños mecánicos y estéticos, si es posible, tomar fotografías del kilometraje y de la gasolina para posteriormente dar aviso a la compañía. En caso de fallas con la unidad, la compañía debe de cambiar el auto en un tiempo aproximado de dos horas.
  • Asistencia vial: si se solicita en el mostrador un paquete premium, el conductor estará apoyado por el proveedor en caso de que se requiera cerrajero, reemplazo de llantas y suministro de gasolina, pero probablemente esto tenga un importe extra.

Después:

  • Revisar objetos perdidos: en la situación en la que el conductor olvide alguna pertenencia, deberá reportarlo a la brevedad ya que muchas empresas no se hacen responsables por objetos olvidados en la unidad. Algunas compañías de arrendamiento tienen como política resguardar piezas del cliente durante treinta días.
Gabriela Barboza

Gabriela BarbozaRastreator.mx