Consejos para solicitar préstamos inmediatos en línea

Por Elizabeth Prado › 16 de julio de 2020 › Tiempo de lectura estimado: 5 minutos Muchas veces una emergencia toma por sorpresa, por lo que se tiende a recurrir a préstamos inmediatos. Pero ¿cómo saber si el prestador es confiable? Muchas financieras o prestamistas ofrecen créditos de fácil aprobación e incluso algunas conceden préstamos sin checar Buró de Crédito; pero vale la pena comprar y analizar los requisitos de pago, período en el que se tendrá que cubrir el monto, así como intereses y comisiones.

Asimismo, los especialistas en finanzas aconsejan tomar en cuenta algunos tips que podrán ayudarte a tomar una decisión inteligente.

1. Analiza tu situación financiera

Los expertos aconsejan que antes de pedir un préstamo se analice cuáles son los ingresos y egresos mensuales, para reflexionar si se tiene la capacidad para pagar el monto que se pida prestado. Esto evitará que comprometas tus finanzas y que asumas compromisos que no podrás sustentar en el mediano plazo.

Asimismo, también se recomienda que cuando vas a adquirir una obligación financiera, ajustes al máximo el monto que pedirás a lo que realmente necesitas, pues dependiendo de la cantidad que te presten, se fijan los intereses que al final tendrás que costear.

2. Adelanta pagos, si es posible

Cuando solicitas un préstamo inmediato, en tu solicitud viene registrado el tiempo en el que estás dispuesto a pagarlo. No te limites a ello. Si tienes la posibilidad adelanta pagos, pues al final te ahorrarás tasas de amortización e intereses que pueden surgir conforme pasa el plazo.

Además, si devuelves tu préstamo antes de plazo podrás disponer del monto que destinabas a otra cosa o ahorrarlo para cualquier imprevisto.

3. Justifica el préstamo

Algunas empresas preguntan para qué quieres el dinero, cuando presentas su solicitud. En los sitios de préstamos inmediatos no siempre sucede así, pero lo aconsejable es que te cuestiones a ti mismo ¿para qué necesitas el dinero? Y si realmente requieres pedirlo prestado.

Muchas veces hay gastos que podrías sustentar tú mismo si ahorras lo suficiente y de manera disciplinada; sin embargo hay otras ocasiones que es necesario solicitar dinero de manera inmediata para una emergencia. Entonces, pon en la balanza la situación en la que te encuentras antes de adquirir un préstamo y no utilices este recurso para comprar cosas innecesarias.

4. No solicites un préstamo para pagar un crédito

Si estás pensando en pagar un crédito con un préstamo inmediato, piénsalo dos veces. Tanto los créditos como los préstamos consideran cobrarte una tasa de interés, es decir, lo que te cobran por prestarte dinero. Este interés puede ser fijo o variable, y es algo que eventualmente tendrás que cubrir.

Si optas por solicitar un préstamo para pagar otro, puedes caer en un espiral muy peligroso, pues estarás contrayendo dos deudas y al final podrías no ser capaz de pagar ninguna. Si no puedes pagar un crédito, lo conveniente es que te pongas en contacto con la institución bancaria o prestamista para negociar tu deuda y te ofrezcan un plan de pagos.

5.Compara opciones de préstamos personales

Siempre busca alternativas, pues puede haber una empresa que te ofrezca mejores condiciones o incluso se acerque más a lo que tú necesitas.

Existen distintas opciones para solicitar un préstamo como pueden ser los bancos o Sofomes, pero también hay alternativas digitales que son sencillas y rápidas de utilizar. Los comparadores en línea son una opción fácil de utilizar y te muestran en un solo lugar, distintos prestamistas de entre los que puedes elegir el que más te convenga.

¿Por qué solicitar un préstamo inmediato en línea?

Las financiaciones con instituciones bancarias suelen llevar demasiado papeleo y algunas veces necesitan de tiempo para ser aprobadas, por lo que cuando necesites llevar dinero a casa con urgencia, los préstamos inmediatos te ofrecen dinero al instante, para enfrentar situaciones como:

  • Cubrir el pago de servicios básicos en casa.
  • Hacer frente a emergencias médicas.
  • Pagar la colegiatura de los hijos u otros trámites escolares.
  • Afrontar gastos imprevistos urgentes como la avería de electrodomésticos, de tu vehículo o pagos inesperados.

Sin embargo, los expertos en finanzas aconsejan que es conveniente pedir un préstamo en línea cuando nuestro historial de crédito sea bueno y sepamos que podemos garantizar el reembolso del crédito.

¿Cómo funcionan los comparadores de préstamos personales urgentes?

Existen varias herramientas que permiten solicitar un préstamo de manera inmediata; sin embargo, son pocos los comparadores que ofrecen toda una gama de opciones que se ajustan a tus necesidades particulares. En tres sencillos pasos se puede analizar y pedir el monto que se necesite, solo es necesario completar información como:

  1. La cantidad de dinero que necesitas.
  2. El plazo al que lo quieres pagar.
  3. Compara y contacta al prestamista.

La calculadora irá indicando las opciones disponibles para ti y si alguna de ellas te interesa podrás pedir que la compañía de préstamos te contacte para iniciar tu proceso de aprobación.

Cabe señalar que esta pre solicitud solo es el primer paso, pues el prestamista te pedirá que llenes tus datos básicos como tu nombre, apellidos, teléfono y correo electrónico, para poder completar tu petición. Asimismo, algunas empresas de préstamos inmediatos preguntan cuál es tu situación de empleo en la actualidad o harán una pequeña consulta a tu historial crediticio.

Y dependiendo del prestamista recibirás el dinero en unas horas.

Requisitos para solicitar un préstamo inmediato online

Los requerimientos dependen de cada compañía prestamista y puede haber algunas que soliciten menos o más documentos probatorios, pero a grandes rasgos, lo que se pide es:

  • Tener entre 18 y 65 años.
  • Ser residente en México y contar con nacionalidad mexicana.
  • Presentar una identificación oficial vigente.
  • Cuenta bancaria propia.
  • Cuenta de correo electrónico activo y número de teléfono nacional.
  • CURP y RFC.
  • Historial crediticio sano.
  • Ingresos mínimos comprobables.
  • Comprobar antigüedad en trabajo actual.

Sin embargo, cabe señalar que algunos prestamistas pueden no solicitar ingresos mínimos o incluso no se consulta el historial crediticio, pero como se ha mencionado depende de las condiciones de la compañía.

Elizabeth Prado

Elizabeth PradoRastreator.mx