¿Cómo hacer transferencias bancarias de manera segura?

Por Elizabeth Prado 21 de enero de 2021 Tiempo de lectura estimado: 6 minutos Actualmente, y más debido a la pandemia, las transferencias bancarias han sido una manera muy eficiente de intercambiar dinero, así como de recibir o hacer pagos de manera segura. Desde la comodidad de la casa, las instituciones bancarias y las plataformas de pagos, permiten hacer transferencias vía internet o teléfono móvil.

Las operaciones de transferencias bancarias consisten en que el ordenante o emisario autoriza el envío o cargo a su propia cuenta de una cantidad de dinero a un beneficiario o destinatario. En otras palabras, se trata de pasar dinero de una cuenta a otra vía remota, sin tener que acudir físicamente a una sucursal bancaria.

¿Qué tipo de transferencias bancarias existen?

Para poder hacer una transferencia desde la cuenta de un banco, existen varias opciones que se describen a continuación:

1. Traspasos en la misma institución bancaria sin comisiones

Generalmente, esta operación se realiza con dos cuentas del mismo banco. Por ejemplo, si quieres pagar tu tarjeta de crédito con tu cuenta de nómina o débito. Aunque, también puedes traspasar fondos a otra persona, solo tienes que tener a la mano la cuenta o número de tarjeta del beneficiario y, los datos como nombre del remitente y si es persona física o moral. Como es dentro de la misma institución bancaria, en la mayoría de los casos, no tiene costo.

2. Transferencia interbancaria

Como su nombre indica, esta operación involucra dos cuentas de distintas instituciones bancarias. A diferencia de la anterior, para llevar a cabo esta transferencia es necesario contar con el nombre del banco remitente, el número de cuenta y la Clave Bancaria Estandarizada (CLABE) de 18 dígitos de la persona o empresa a la que transferirás el dinero. Puede ser que algunos bancos también soliciten los 16 dígitos de la tarjeta a la que transferirás dinero o, en su caso, el número celular asociados a la cuenta bancaria de la persona beneficiaria.

Cabe señalar que por protocolos de seguridad, la banca en línea de la mayoría de las instituciones primero deben de “dar de alta” la cuenta del otro banco, este proceso puede tardar de 30 minutos a 24 horas.

3. Transferencia internacional

 En este caso, ambas partes tienen cuentas en diferentes países. La particularidad de las transferencias bancarias en otras naciones es que para realizarlas se necesita, además del número de cuenta, la clave del banco beneficiario llamada código SWIFT (Society for Woldwide Interbank Financial Telecommunication) o código BIC (Bank Identifier Code). Esta clave es una serie alfanumérica de 8 u 11 dígitos que identifica al banco receptor cuando se realiza una transferencia internacional y se puede encontrar en el sitio web de la institución bancaria o solicitarla al servicio al cliente de la misma.

A diferencia de las transferencias nacionales, las internacionales tardan 24 horas o más y tienen una comisión, generalmente en dólares, que es cobrada a ambas partes.

4. Transferencia electrónica de pagos o SPEI

El Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) fue desarrollado por el Banco de México, quien también se encarga de administrar la plataforma. El SPEI permite hacer pagos electrónicos de forma inmediata mediante la banca por internet o de la banca móvil, y funciona como una transferencia interbancaria.

A través del SPEI se pueden domiciliar pagos de servicios como luz, agua, gas; así como otros pagos frecuentes como colegiaturas, renta, mensualidad del gimnasio, crédito tu casa, del auto, y más. Al igual de las transferencias interbancarias, es necesario que des de alta el SPEI en tu banca en línea. Asimismo, es importante que sepas que algunos bancos llegan a cobrar alguna comisión por este concepto.

5. Transferencias bancarias sin tarjeta de débito o Giros bancarios

Los giros bancarios, hoy en día, no son tan utilizados como las transferencias. Si bien es cierto que guardan muchas similitudes con los tradicionales cheques, presenta la ventaja de que normalmente los fondos están garantizados para el receptor.

Generalmente, esta operación se realiza con un cheque que contiene los datos del emisor, los del receptor, la cuenta y nombre del banco a la que se hará el pago. Para particulares y empresas que requieren de hacer pagos sin necesidad de efectivo es una opción segura y cómoda. Sin embargo, tiene una desventaja que es que los giros bancarios han de hacerse necesariamente físicamente en las sucursales.

6. Transferencias de cambio de divisas

Hoy el mundo es global y en cuestión de finanzas no es la excepción. Para poder transferir dinero con el cambio de moneda de otro país de manera sencilla, económica y eficiente, hay plataformas como Transferwise (en Europa), Xoom o Monex (en México).

Estas plataformas te permiten hacer traspasos de una cuenta nacional a otra en el extranjero por comisiones muy bajas, solo es necesario crear una cuenta y bajar la aplicación para poder usar el servicio.

7. Transferencias PAYPAL o Mercado Pago

Estas plataformas son sistemas de pagos en línea que soportan transferencias de dinero entre usuarios, así mismo funcionan como una alternativa electrónica a los métodos de pago tradicionales como cheques y giros postales. Tanto PayPal como Mercado pago trabajan como procesadores de pagos para vendedores en línea, sitios de subastas y otros usuarios comerciales en línea e incluso comercios físicos, por lo que cobran un porcentaje de comisión y tarifa a los comercios.

Para poder hacer uso de estas plataformas solo es necesario crear una cuenta con correo electrónico y nombre del usuario.

Transferencias bancarias y SAT

En México, como en la mayor parte del mundo, los ciudadanos pagan impuestos por los servicios que la Federación ofrece, como carreteras, alumbrado público, drenaje, entre otros. Los trabajadores o empresarios registrados ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) pagan el Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA), Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU) y/o Impuesto Sobre la Renta, contribución que grava la utilidad de las personas y que se calcula con el nivel de ingresos del contribuyente.

Pero, ¿qué tiene que ver con las transferencias bancarias? El SAT ha implementado medidas para detectar depósitos o transferencias en las cuentas bancarias relacionadas con el RFC del contribuyente, para poder solicitar el pago de impuestos a los contribuyentes que los reciben.

Así que si tu cuenta bancaria recibió depósito de cheques o transferencia de fondos, eres susceptible de ser invitado por el SAT a pagar el ISR, IETU e IVA en los pagos provisionales, así como a presentar la Declaración Anual correspondiente.

Sin embargo, no te alarmes. Solo cuando el SAT detecta anomalías en tus cuentas o montos muy elevados, es posible que solicite a la institución bancaria un reporte, pero si cumples con tus obligaciones fiscales no serás susceptible de apercibimiento.

Elizabeth Prado

Elizabeth PradoRastreator.mx