Seguro de Vida en caso de invalidez total

Tiempo de lectura estimado: 6 minutos.

¿Qué es la Gran Invalidez en el Seguro de Vida?Además de amparar fallecimiento, un seguro de vida también puede proteger la invalidez total del asegurado si ha sufrido un accidente grave o a causa de una enfermedad, en la que no pueda tener rehabilitación para su incorporación a su vida habitual.

De acuerdo con la cobertura contratada, la póliza puede eximir al afectado del pago de las primas, proporcionar un pago adicional o rentas mensuales al asegurado certificado con incapacidad total y permanente.

Pero antes que hablar de la cobertura, hay que aclarar que se entiende por invalidez en una póliza de este tipo. De acuerdo con los términos y condiciones de algunas aseguradoras el término se refiere a “la incapacidad total y permanente que sufre el asegurado a causa de una enfermedad o accidente que le impide el desempeño de sus labores habituales. Dentro de este concepto se puede considerar la parálisis permanente a causa de un derrame cerebral, accidente vial o daño neurológico en la columna vertebral, también la pérdida de ambas manos, ambos pies, ambos ojos, una mano y un pie, una mano y un ojo o un pie y un ojo.

El estado de detrimento deber ser continuo y por con una antigüedad mínima de seis meses para que se pueda usar el seguro contratado, es decir, para que se pueda otorgar el resarcimiento, se debe cumplir con un período de espera y haber presentado las pruebas médicas suficientes. Si el menoscabo es a causa de la pérdida de cualquiera de los miembros mencionados, algunas aseguradoras omiten el lapso de carencia.

Cabe mencionar, que la incapacidad parcial y temporal o que pueda ser superada con métodos de rehabilitación, no están consideradas por la póliza de Invalidez total.

Dependiendo de las coberturas adicionales que se hayan contratado en el seguro de vida, se pueden obtener diferentes beneficios con respecto a la invalidez, entre las que destacan:

Exención de Pago de Primas

Esta garantía permite que el asegurado pueda seguir gozando de los beneficios de su póliza de vida a partir del dictamen de invalidez y durante el período que indique su contrato sin tener que liquidar las primas restantes a la compañía de seguro.

La suma asegurada establecida en el seguro, será la que subsane los pagos subsecuentes de la cobertura, sin que el beneficiario tenga que preocuparse por responder ante la aseguradora.

Pago Adicional por Invalidez Total

Si esta cobertura está estipulada en el contrato de la póliza, el asegurado puede solicitar la indemnización a la empresa con quién tenga celebrado el contrato, una vez que se haya determinado la incapacidad total y permanente y haya pasado el período de espera.

Renta Mensual por Incapacidad Permanente

Este beneficio permite al titular de la póliza gozar de rentas mensuales en caso de que haya sufrido un percance que lo incapacite total y permanentemente, por el tiempo que dure la vigencia del seguro o hasta que fallezca el asegurado, lo que suceda primero. Cabe destacar que las condiciones dependen de la compañía que se tenga contratada esta cobertura.

Condiciones generales para solicitar resarcimiento por Gran Invalidez

Estas garantías sólo se harán válidas si están indicadas en la carátula de la póliza de vida y durante el tiempo que dure el contrato. Algunas compañías de seguros tienen un tiempo mínimo de carencia para poder solicitar cualquiera de estos beneficios, es decir, que el asegurado debe contar con cierta antigüedad con la póliza.

También es de considerar que la aseguradora establece un tiempo para analizar que las causas del estado de invalidez, sean válidas y no recaigan dentro de las exclusiones de esta cobertura. Este tiempo de espera depende de cada compañía de seguros, pero puede ser hasta de seis meses.

Para cobrar la suma asegurada, el interesado deberá presentar a la compañía de seguros las pruebas médicas, exámenes, análisis y documentos que sirvieron de base para determinar la invalidez total y permanente del asegurado, así como la comprobación que dicha condición le impide continuar con su trabajo habitual y remunerado. En caso de que las pruebas presentadas resultaran controvertidas para dictaminar la validez de la condición de incapacidad, la compañía de seguros puede solicitar a un médico especializado realizar de nuevo las pruebas.

Edades de aceptación para contratar el seguro

Cabe mencionar que para contratar una póliza de vida, las compañías establecen sus propias condiciones y términos. En algunas empresas se aceptan menores hasta de 15 años de edad y hasta 65 años, mientras que en otras la edad mínima es de 18 y la máxima de 60.

Exclusiones de la cobertura de Invalidez Total

Cabe destacar que existen situaciones en las que la póliza no se hará cargo de la incapacidad que sufra el asegurado, éstas son:

  • Lesiones auto provocadas con dolo por el asegurado.
  • Heridas que hayan sido consecuencia de actividades prestadas por servicio militar, actos de guerra, rebeliones, alborotos populares o insurrecciones.
  • Menoscabos a la integridad física del asegurado provocados por la participación activa en actos delictivos.
  • Traumatismo debido a una riña en la que el asegurado ha sido el principal incitador.
  • Accidentes graves a bordo de un aeroplano o transporte marítimo, con excepción de cuando el asegurado fuera pasajero de cualquiera de los transportes mencionados y que se encontrarán bajo regulación legal para su funcionamiento.
  • Percance derivado de la participación del asegurado en pruebas de velocidad, arrancones o pruebas de seguridad de automotores.
  • Incidentes a bordo de una motocicleta, motoneta o vehículos similares.
  • Infortunios que tengan como causa la invalidez del asegurado por practicar deportes extremos como paracaidismo, buceo, alpinismo, charrería, esquí, tauromaquia, boxeo, etc.
  • Enfermedades preexistentes que pudieran tener consecuencias graves.
  • Invalidez a causa de radiaciones atómicas, nucleares, ionizantes o similares.
  • Lesiones sufridas a consecuencia de los efectos del alcohol o estupefacientes.
  • Accidentes que sufra el asegurado por negligencia grave o temeridad que haya agravado el riesgo.

Importancia de contar con un seguro de vida

Algunas veces no se puede prevenir los accidentes e infortunios de la vida, por ello contar con una protección financiera ayuda a enfrentar los gastos más fuertes que puedan derivar de una gravedad y que impidan continuar desempeñándose en el trabajo para dar sustento a la familia.

Una póliza de vida, además de proteger el fallecimiento del titular, puede aportar un recurso económico en caso de pérdida de un miembro vital o parálisis. También ayuda al ahorro para el retiro, gastos funerarios y acontecimientos importantes que pueden representar un desembolso fuerte en el presupuesto familiar.