¿Cómo cancelar una tarjeta de crédito?

Por Gabriela Barboza 23 de junio de 2020 Tiempo de lectura estimado: 6 minutos De acuerdo con datos del Banco de México, en el país siete de cada diez mexicanos cuenta con una tarjeta de crédito y de octubre a diciembre de 2019 hubo un total de 24 millones 382 mil 136 plásticos de crédito.

Esta forma de pago es una manera sencilla de hacerse un historial crediticio y comprar bienes de alto costo, o que sea complicado adquirir al contado, y es que las tarjetas bancarias cuentan con promociones como meses sin intereses o programas de lealtad

Sin embargo, algunos usuarios podrían sentirse insatisfechos con el servicio de su banco o porque consideran que los costos son elevados. 

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Defensa y Protección de Servicios Financieros (Condusef), la mayoría de las reclamaciones fueron por cargos no reconocidos por consumos no efectuados.  También los errores operativos del banco son una de las quejas frecuentes.  

De modo que si es tu caso y quieres cancelar una tarjeta, los pasos a seguir son los siguientes: 

  1. Es tu derecho cancelarla. Sólo tienes que revisar que no existan cargos.
  2. Avisa a tu banco la decisión de cancelar el plástico. Esto se puede lograr por teléfono, escrito o ir directamente a la sucursal. 
  3. Se te dará un folio de revocación para bloquear la línea de crédito. 
  4. El banco solicitará el plástico. En caso de no contar con ello, deberás manifestar por escrito que fue destruida la tarjeta o no que ya cuentas con ella. De igual manera tendrás que aclarar que no dispondrás de la misma. 
  5. Si no existen adeudos, el contrato se dará por terminado al siguiente día de la fecha en que hayas solicitado la cancelación. 
  6. En caso de tener adeudos, la revocación no podrá lograrse y seguirá la misma fecha de pago, condiciones establecidas y más. Puede ser que ignores lo que resta por pagar, por lo que puedes solicitar a la institución un informe de todos los adeudos. 
  7. Al pagar la deuda de la tarjeta, el banco enviará un documento en donde se indicará que el contrato ha terminado y no existen adeudos.  Es importante contar con este papel porque en caso de ver algún movimiento posterior a la cancelación, podrás reclamar ante el banco o las autoridades. 

Esta información puede ser encontrada en los contratos, en donde el banco especificará con mayor detalle a dónde acudir, y es que cada entidad cuentan con sus propias políticas de cancelación. 

De igual manera puedes cancelar el plástico mediante la portación de crédito, que consiste en revocar la tarjeta por medio de otro banco, y el saldo se transfiere a la nueva tarjeta. Esto no tiene costo, y al hacerlo se te debe entregar un nuevo contrato. 

Cabe señalar que la institución también debe de informar a las Sociedades de Información Crediticia que la cuenta ha sido cerrada. Asimismo, no se puede cobrar comisión alguna por cancelar el plástico. 

¿Cómo cancelar tarjeta de crédito que no solicitaste?

Aunque es muy raro que esto ocurra, algunas instituciones bancarias podrían enviar al domicilio de sus clientes una tarjeta de crédito como una forma de promocionarse o por considerarlos como buenos candidatos para tener un crédito.

También puede ser que la recibas por parte de otro banco. Pero como se mencionó, es muy extraño que eso ocurra, ya que las instituciones no suelen intercambiar información de sus clientes.

En caso de que te haya ocurrido, o pueda sucederte, lo ideal es leer lo que contiene el sobre, aunque cada vez es menos probable que se activen solas, podría haber alguna leyenda en la carta que aclare que se activará la tarjeta en unos días. 

Es de señalar que el Banco de México obliga a los bancos a solicitar la autorización de sus usuarios para activar un plástico. De modo que es casi imposible que se den de alta si el titular no ha dado su consentimiento, o no existe alguna solicitud o contrato. 

Así lo ideal es llamar de inmediato al banco y evitar un mal uso. Una vez hablando con el asesor, tendrás que aclararle que no solicitaste dicho plástico y que no deseas activarla. 

En caso de que sean muy insistentes y no quieran revocar el plástico, puedes simplemente no activar la tarjeta. 

Pero si deseas dar de alta la tarjeta, considera lo siguiente:

  • ¿Realmente requieres de una nueva tarjeta de crédito?
  • Considera los intereses y el Costo Anual Total (CAT), puede ser que después de un plazo llegue a ser más cara. 
  • Verifica sus promociones, su programa de puntos o recompensas. También revisa si cobra anualidad, si es el caso, observa si tienes que hacer compras mínimas cada mes. 
  • Analiza tu capacidad de pago. Si cuentas con otras tarjetas de crédito, quizá no necesitas una más. 

Considera utilizar el simulador de tarjeta de créditos e Condusef, pues te ayudará a conocer cuáles son los bancos con el CAT más elevado o los que no cobran anualidad. También muestra los tipos de tarjetas para cada estilo de vida, como aquellas para estudiantes, viajeros, deportivas e incluso hay especiales para mujeres. 

En caso de quedarte con el plástico, también deberás llamar al banco para conocer la fecha de corte, pago y más detalles. 

¿Qué pasa si no cancelo la tarjeta de crédito?

En casos muy extremos podrías generar comisiones, únicamente si es de esas tarjetas que se activan en automático después de ciertos días. Esto puede afectar tu historial crediticio. 

Si tienes dudas sobre tu calificación crediticia, o si se ha activado una tarjeta sin tu consentimiento, puedes solicitar un reporte gratuito en el sitio oficial de Buró de Crédito. Es de mencionar que el Buró entrega el historial sin costo una vez al año. 

Sin embargo, puedes pagar para que cada mes o periodo te envíen alertas sobre movimientos en tu historial crediticio.  Si observas cargos desconocidos, puedes levantar un reporte a Buró de Crédito. 

De igual manera, ante cualquier queja con el banco como negativa de cancelación de tarjeta o cargos improcedentes, la Condusef es el organismo que puede ayudarte, ya sea en su sucursal o en su Portal de Quejas Electrónicas. 

Sólo recuerda que cualquier decisión que tomes, deberás comunicarla con el banco y conservar documentos y números de folios para validar que la institución bancaria no quiso apoyarte en la revocación de la tarjeta o no deseó reembolsarte los cargos.

Gabriela Barboza

Gabriela BarbozaRastreator.mx