¿Cuál es la diferencia entre una cuenta de ahorro y una cuenta de cheques?

Por Gabriela Barboza › 12 de febrero de 2021 › Tiempo de lectura estimado: 5 minutos En el sistema bancario existen varios conceptos que pueden ayudar a tomar una mejor decisión a la hora de adquirir un producto financiero. Aunque lo más importante es saber la finalidad de adquirirlo. Y es que, sí sólo urge tener una cuenta en un banco para abonar dinero y pagar algunos bienes y servicios, entonces convendrá conocer las diferencias entre una cuenta de cheques y de ahorro. 

¿Qué es una cuenta de cheques?

Es el más común en las cuentas bancarias y también se le conoce como cuenta corriente. Ésta ayuda a los usuarios a tener acceso a su dinero para hacer retiros o comprar algún artículo.

Otra de las ventajas de la cuenta de cheques es que el usuario puede realizar transacciones diarias y proteger su dinero en efectivo porque estará en dicha cuenta.

Cabe destacar que el concepto empezó a utilizarse cuando los bancos emitían cheques y los clientes los firmaban, ahora este método ya no se usa como antes, ya que es más común realizar operaciones con la tarjeta de débito, pero el nombre sigue siendo popular. 

Algo muy parecido que existe hoy en día son las cuentas nómina, ya que se enfocan en trabajadores que desean que les deposite su sueldo y otras prestaciones. 

Características de una cuenta nómina

Es muy sencillo abrir una cuenta de este tipo en un banco, incluso el empleador es quien puede hacerlo al nombre del colaborador. 

En muchas ocasiones no existen comisiones, por ejemplo, no suele cobrarse por abrir la cuenta en el banco o por consultar saldo. Tampoco cobran por montos mínimos, es muy probable que no le soliciten al cliente un promedio mínimo mensual. 

Por otro lado, también se puede hacer una portabilidad de nómina, es decir, llevar la cuenta a otro banco sin costo alguno, en la mayoría de los casos. 

Y otras de sus ventajas principales es que se pueden domiciliar pagos, realizar transferencias y disponer del dinero en cajeros automáticos. 

Requisitos generales para abrir una cuenta corriente

Por lo general, los bancos solicitan la identificación oficial del interesado, un comprobante de domicilio, acta de nacimiento, número de celular y quizá algún depósito mínimo de apertura. 

Con la tecnología se pueden abrir cuentas desde la comodidad de la casa e incluso en el celular. La ventaja de las cuentas digitales es que hay mayor control del dinero del usuario, y las transacciones son casi inmediatas.

Además, se logra hacer compras en internet con mayor seguridad, ya que muchas de estas aplicaciones permiten hacer tarjetas virtuales cambiando el código de seguridad cada vez que se hace una compra. 

También, en caso de no llevar consigo la tarjeta de débito, se puede retirar dinero del cajero desde el celular, porque la aplicación enviará un código con expiración aproximada de 24 horas. 

Por ello, antes de abrir una cuenta corriente y de nómina, es importante comparar las ventajas de cada banco y la seguridad que brinda en las transacciones. 

¿Qué es una cuenta de ahorro?

Es una opción para aquellas personas que quieren juntar un capital y acumular intereses a largo plazo. Por lo que el cliente no podrá hacer retiros de su dinero frecuentemente y, el banco no le dará una tarjeta de débito por abrir una cuenta de este tipo. 

Por otro lado, es probable que se encuentren términos muy parecidos al concepto de cuenta corriente. Y es que también existe la llamada cuenta de ahorro sin chequera.

Que funciona como tener una alcancía, porque no te generará rendimientos, pero sí brindará seguridad y permitirá depositar de manera periódica. Además, se puede disponer del dinero cuando sea necesario, e incluso permite retiros en cajeros automáticos.

Esta opción que dan los bancos es ofrecida a sus clientes quienes ya cuentan con una tarjeta de débito o cualquier cuenta. Les permiten abonar desde $100 pesos, dependiendo la institución bancaria, y dan la libertad de elegir el plazo de ahorro y los días de pago.

Al final del objetivo, el banco estaría depositando el dinero más una tasa de interés, es decir, se les ofrecería más dinero para llegar a la meta de ahorro. Y aunque el cliente retire dinero antes de tiempo, no se le cobraría una comisión por ello. 

¿Conviene una cuenta de ahorro en el banco?

Siempre es una buena idea ahorrar dinero porque ayudará a enfrentar algunos imprevistos o porque permitirá llegar a un objetivo como comprar una computadora, irse de viaje o hasta adquirir una casa. 

Pero cuando se trata de planes a largo plazo como el último ejemplo, o para tener un capital solventar gastos de la vejez, lo mejor es comparar opciones de ahorro e inversión. 

Y es que la cuenta de ahorro es una buena opción para objetivos a corto plazo, a largo plazo se aconseja buscar dentro de la misma institución bancaria, o en otras, opciones que generen mayores rendimientos con el dinero. 

De modo que se puede hacer uso de comparadores de ahorro en inversión como la que ofrece la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), en ella se podrá conocer el rendimiento que generan varias instituciones de inversión dependiendo el monto que se ingrese. 

Por otro lado, los planes de retiro son una excelente opción, además de las Afore, para generar mayor capital cuando se cumpla la edad de retiro. 

Es importante señalar que las instituciones legalmente establecidas ofrecen un seguro de depósito, que protege los ahorros de los clientes hasta por más de 2 millones de pesos. Para conocer si una institución es cofiable, el Sistema de Registro de Prestadores de Servicios Financieros (SIPRES) de Condusef, ayuda a conocer   si la entidad es segura y cumple con la normativa en turno.

Gabriela Barboza

Gabriela BarbozaRastreator.mx