¿Qué son los seguros de vida vitalicios?

Por Gabriela Barboza 22 de julio de 2020 Tiempo de lectura estimado: 5 minutos Cuando se contrata un seguro, por lo general, se protege cada año y en consecuencia se renueva de manera anual, estos seguros se les llama temporales, y casi todos los productos se manejan así, como los de autos, accidentes, casa, motos y más. 

Sin embargo, en los seguros de vida, es común que se encuentren tres modalidades que son, además del temporal, dotal y vitalicios. 

El seguro de vida dotal se contrata por plazos que van de cinco a más de 20 años, y cuando se termina ese periodo, se brinda la suma asegurada. Este tipo de póliza se ofrece más para los productos que contienen coberturas de ahorro, ya que brindan rendimientos. En caso de que fallezca el titular antes del periodo, la suma asegurada se otorga a los beneficiarios. 

Mientras que en los vitalicios, las compañías indemnizarán al titular de la póliza de por vida. Si bien esta póliza tiene un costo un poco más elevado que las temporales, si se contrata desde joven se garantiza protección sin importar la etapa de vida en la que se encuentre el asegurado.

Y es que se combina ahorro y vida, por lo que se protege a la familia del asegurado y el ahorro por un periodo largo.  

Otra ventaja del seguro vitalicio es que la suma para los beneficiarios en caso de fallecimiento del titular va ir aumentando. Además, el monto que recibirán los beneficiarios está libre de impuestos, y la pueden recibir en una sola exhibición o mediante un fideicomiso. 

Asimismo, estas pólizas garantizan una protección de alrededor de $500,000 pesos, dependiendo la compañía, y el dinero no pierde su valor porque se actualiza con base a la inflación o el tipo de cambio. Mientras dure el contrato, el precio de la prima podría no aumentar. 

En el lado del ahorro, las pólizas vitalicias ofrecen una reserva, que es similar al seguro dotal, en la cual se puede obtener alguna recuperación monetaria sobre las primas que se han pagado.

Por ejemplo,  si se quiere cancelar este seguro, se puede recuperar dinero de lo que se pagó. En cambio, con los temporales es común que no se regrese alguna cantidad al cliente. 

En otras palabras, hay una posibilidad de rescate que algunas empresas de vida ofrecen a partir del segundo año. De modo que el cliente podrá rescatar parte de las primas pagadas y mientras se protege a los seres queridos, se construye un capital que se puede utilizar para cubrir una emergencia o la jubilación. 

De modo que el usuario puede estar tranquilo porque en caso de fallecer, tiene un capital que ofrecerles a sus familiares y también tiene una cantidad guardada cuando cumpla la edad del retiro. 

Aunque es importante mencionar que si bien dan una cantidad ahorrada, no ofrecen tantos rendimientos como los productos exclusivos del ahorro, porque la finalidad de este seguro vitalicio es proteger en cualquier momento a la familia del cliente en caso de que éste muera.

Opciones de pago de un seguro vitalicio 

Se puede pagar en los años más productivos del interesado o por plazos. Por ejemplo, Mapfre brinda la opción de periodos de pagos de 5, 10, 15 y 20 años, pero estos plazos están sujetos a la edad del cliente. 

Edades de contratación de un seguro de vida 

Estas dependen del plazo del pago que se desee contratar:

  • Plazos 5, 10, 15 y 20 años: de 18 a 70 años
  • Edad alcanzada 60 años: de 18 a 55 años.
  • Edad alcanzada hasta 65 años: de 18 a 60 años

Coberturas que se pueden obtener en un Seguro de Vida Vitalicio 

Algunos de los planes que se pueden encontrar son:

  • Accidentes: se indemniza la muerte accidental, pérdidas orgánicas que sufriera el asegurado aun cuando se presente después de tres meses en que ocurrió el evento. 
  • Invalidez Total y Permanente: por un accidente o enfermedad, el titular ya no pueda desempeñar de manera total y permanente sus actividades diarias, se da una indemnización estipulada o al cliente se le exenta de pagar las primas. 
  • Enfermedades graves: se cubre cuando el asegurado es diagnosticado con una enfermedad grave y sobrevive 45 días después de la fecha en que se dio el reporte médico. La suma asegurada depende de lo contratado. Algunos de los padecimientos que cubre el seguro son: cáncer, accidentes vasculares cerebrales, infarto al miocardio, insuficiencia renal crónica, Parkinson avanzado y otras. 
  • Servicios funerarios: cuando ocurra el deceso del asegurado, la compañía brindará este servicio el cual consiste en la gestión de trámites administrativos, traslado del cuerpo a la funeraria, preparación estética del cuerpo, ataúd metálico, cremación, consulta jurídica y tramitación de documentos por fallecimiento. 
  • Inversión a corto plazo: es una alternativa para tener algún ahorro y pagar imprevistos. Algunas aseguradoras ofrecen tasas de inversión muy competitivas. 

Se pueden encontrar más asistencias en cada compañía. Se sugiere hacer un ejercicio de comparación y cotejar en al menos tres aseguradoras que cuenten con este producto porque de esta  manera se podría encontrar la póliza que se adecue a las necesidades familiares. 

Además, comparar permite ahorrar en la contratación del seguro. Lo que aconsejan los expertos es que entre más joven se adquiera una póliza de vida vitalicia, más económico será contratarlo. 

De igual manera, antes de comprarla es recomendable comentar a la compañía que se padece de una enfermedad grave, cuando sea el caso, porque si el asegurado fallece por algún padecimiento que ya tenía, la póliza podría quedar inválida. 

Por ello, antes de firmar se debe aclarar todas las dudas o leer las condiciones generales del seguro. 

Gabriela Barboza

Gabriela BarbozaRastreator.mx