¿Cuál es la tasa de interés en tu tarjeta de crédito?

Por Gabriela Barboza › 15 de diciembre de 2020 › Tiempo de lectura estimado: 7 minutos Uno de los conceptos que debes tener claro a la hora de adquirir un plástico en alguna institución financiera es el Costo Anual Total, y la tasa de interés. El primer término engloba todas los gastos de cobranza, intereses, y comisiones por contar con un crédito, y la tasa de interés es el precio que tienes que pagar por solicitar dicho préstamo. O lo que pagas por usar el dinero que te ofreció el banco.

Es probable que te hayas dado cuenta que la tasa de interés en hipotecas es más baja que en las tarjetas de crédito. Esto se debe a que los bancos cuentan con menos elementos para que el cliente cumpla con sus pagos, y en las hipotecas la garantía es la vivienda, lo que supone menos riesgos de pérdidas monetarias para la institución. 

Entre más corto sea el plazo a pagar, los intereses serán menores. 

En la tarjeta de crédito existen diferentes tipos de intereses.Por ejemplo, el que se utiliza cuando pagamos a plazos y el establecimiento menciona a 18 meses sin intereses (o con intereses, dependiendo el caso) o cuando queremos liquidar la tarjeta y hay una leyenda que dice “pago para no generar intereses” o pago mínimo hace que pagues este importe. 

Pago mínimo y para no generar intereses

A la hora de hacer el pago de tu tarjeta de crédito, es probable que hayas notado la sección de pago para no generar intereses y el pago mínimo. El primero evita que te endeudes, pero si por alguna emergencia económica te decides por la segunda opción, en tu siguiente estado de cuenta notarás el cargo “cargo por financiamiento”, y esto son los intereses. 

Uno de los errores más comunes de los que empiezan a usar la tarjeta es cuando en su primer pago liquidan una parte de toda la deuda del mes anterior. Es decir, si antes de la fecha de corte hiciste una compra de 3 mil pesos, y a la hora de pagar decides liquidar 2 mil 500 porque era con lo que contabas en el momento, el banco no contará esos 500 pesos.

Los bancos calculan los intereses de acuerdo al saldo promedio diario del mes anterior y no por lo que se queda a deber. Lo que significa que la institución financiera suma cada día de lo que le debes y lo divide entre el número de días del mismo periodo para entregarlo en tu saldo de cuenta. 

¿Cómo se calculan los intereses en tu tarjeta de crédito?

A la hora de contar los intereses, el banco considera tres elementos: la tasa de interés, la cantidad prestada y el tiempo en que se te prestó ese monto. Todo lo anterior se puede localizar en el estado de cuenta, es importante señalarte que la tasa es un porcentaje incluso personal, por ello no te dejes llevar por la publicidad de los bancos, ya que ese importe lo calculan haciendo un promedio de todos los clientes que han tenido. 

Otro punto a considerar es el día en que hiciste la compra. Porque si lo haces unos días antes de tu fecha de corte, entonces tendrías 20 días para pagar, pero si es después podrías hacerlo en 50 días. Si eres de los que pagan su deuda completa cada mes, entonces no habría tanto problema porque ni siquiera te cobrarán intereses. 

Pero si haces lo contrario, entonces este ejemplo podrían ayudarte: 

Haces una compra de 7 mil pesos con tu tarjeta un día después de tu fecha de corte, pero decides no hacer ninguna otra compra aunque tampoco pagas tu deuda. Se suma tu primer día una deuda de 7 mil pesos, el segundo de 14 mil pesos, el tercer 21 mil pesos y así sucesivamente. Al final del mes la deuda sería de 210 mil. Eso no te cobrará el banco, lo que hará será calcular el promedio dividiéndolo entre 30 y la deuda será de 7 mil pesos. 

Si la tasa anual de tu tarjeta es de 36% se divide entre 12, que son los meses del año, entonces la tasa mensual será del 3%. Al aplicar ese 3% a los 7 mil pesos de saldo promedio, tendrás 210 pesos de intereses más IVA. 

Esta cantidad aplica aunque hayas pagado el mínimo o una cantidad de la deuda, por ejemplo, 6 mil 800, y es que como se mencionó al principio, los intereses no se generan por lo que le debes al banco (200 pesos) sino por todo el mes. 

Los movimientos vienen uno tras otro, una nueva fecha de corte también implica iniciar un nuevo periodo de 30 días de compras en las que se calcula un saldo promedio. Por ello, lo mejor es evitar pagar en el último momento, ya que ese aplazamiento se va al nuevo periodo en los que sigues debiendo los 7 mil pesos, y esta deuda puede incrementarse si se hacen nuevas compras.

Por otro lado, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) cuenta con una Calculadora de Pagos Mínimos, que te puede ayudar a conocer lo que podrías deber si pagas una mínima cantidad a tu tarjeta de crédito.

¿Cómo evitar deudas con el pago de intereses?

La primera opción es pagar la deuda del mes, pero si te es imposible lograr hacer esa transacción en tu fecha límite de pago, lo ideal es que una vez que tengas el dinero, lo abones en el pago de la tarjeta, aunque no estés en periodo de pago. Porque al realizar esta operación, la tasa de interés mensual baja.

Por otro lado, si estás haciendo un pago a meses sin intereses porque compraste una computadora, pero ya tienes el dinero para liquidarlo antes, lo mejor es preguntarle al banco si puedes realizar la operación, ya que puede haber penalización por pago anticipado. 

¿Qué hago si los intereses están aumentado más?

En este caso, habla con un ejecutivo del banco para que te brinde la mejor opción y así puedas liquidar tus deudas. Dependiendo el caso, el banco podría congelar los intereses, reestructurar los pagos a uno más realista para tus bolsillos, diferir, o realizar una compra de cartera, si tienes deudas en varios bancos, ya que esta opción las unifica en una sola. 

Algunas de estas opciones evitan que tengas un mal historial crediticio. 

Otra opción es con las reparadoras de deudas, que son entidades que negocian con el banco y ofrecen alternativas para lograr liquidar el préstamo. Estas empresas pueden ofrecer asesoría legal y reducen las deudas hasta un 50%, dependiendo la situación del deudor mientras que él inicia un plan de ahorro mensual acorde a su capacidad de pago para que en menos tiempo pueda saldar la deuda. 

Sin embargo, esto podría afectar el historial crediticio porque se registraría en el Buró. Cabe señalar que, dependiendo la cantidad que se deba, una vez liquidada, se puede limpiar el historial después de ciertos años. Por ejemplo, deudas hasta de 25 UDIS se eliminan después de un año. 

Para evitar todo lo anterior, analiza tu capacidad de pago antes de realizar una compra con tu tarjeta de crédito. 

Compara tasas de interés antes de contratar una tarjeta de crédito

Existen simuladores de tarjetas crédito pertenecientes a empresas privadas o de dependencias gubernamentales como el que ofrece Rastreator o Condusef. Este último permite comparar tarjetas de crédito dependiendo el tipo de usuario que eres: los que pagan sus deudas mes a mes, conocidos como totaleros, o lo que sólo pagan parte de sus deudas. 

Si eres de los totaleros entonces te conviene adquirir una tarjeta con el menor costo de anualidad, pero si eres de los que hará pagos mínimos, lo ideal será que compares por CAT. Entre más elevado el CAT, más costosa será la tarjeta y los intereses.  

Recuerda que hay tarjetas para cualquier perfil, desde las personas que apenas inician en el mundo financiero, aquellos que quieren apoyar a su equipo de fútbol, para mujeres y hasta para los que deseen hacer donaciones. Son más de diez tipos, por ello es aconsejable comparar no sólo CAT e interés, también seguros que te ofrecen, beneficios, comisiones por retiro de efectivo o por extravío de tarjeta, entre otros detalles. Esta información se encuentra en el simulador de Condusef. 

Por otro lado, Rastreator pronto lanzará una plataforma de comparación de tarjetas de crédito con información detallada de cada plástico para tomar la mejor decisión.

Gabriela Barboza

Gabriela BarbozaRastreator.mx