Lo que necesitas saber sobre el seguro de repatriación de restos

Por Gabriela Barboza 19 de octubre de 2020 Tiempo de lectura estimado: 5 minutos Hasta la fecha no se tiene contabilizado con exactitud el número de connacionales que han perdido la vida en otro país a causa de la pandemia del coronavirus y cuyos restos han sido trasladados a México. Sin embargo, la Secretaría de Relaciones Exteriores ha publicado una Guía para el Traslado de Restos o Cenizas de personas mexicanas que fallecen en el extranjero. 

Dentro de la guía se establecen los protocolos para la internación al territorio nacional de restos humanos, en la cual se solicitan documentos como: acta de defunción o documentos equivalente que expida la autoridad competente dentro del país donde ocurrió el deceso; comprobante de embalsamamiento; permiso de traslado expedido por la autoridad competente del país de procedencia, incluyendo el Manifiesto de carga o Guía aérea que otorga la aerolínea. 

Asimismo, la Cancillería recomienda a los connacionales que la disposición del cuerpo sea mediante la cremación para evitar poner en riesgo a la población, además el costo financiero es menor. 

Aunque es probable que los familiares de la víctima deseen que la inhumación se realice en México, en ese caso, la funeraria debe cumplir con los lineamientos de manejo de cadáveres por COVID-19. 

Es importante mencionar que para que el proceso sea mucho más sencillo, los familiares deben estar en constante comunicación con la Embajada correspondiente, además que cada estado podría tener sus propios lineamientos. 

Por otro lado, el Gobierno de México puede brindar apoyo económico a los familiares que demuestren que no cuentan con la solvencia de trasladar el cuerpo. Sin embargo, no puede costear ceremonias religiosas ni servicios adicionales. 

Por ello, antes de que ocurra una emergencia de este tipo es importante contar con un seguro que cuente con la cobertura de repatriación de restos. 

Cuando se sale del país por un periodo prolongado para trabajar o estudiar, las instituciones suelen pedir un seguro médico el cual incluye repatriación de restos. Los seguros de repatriación también se encuentran en Seguros de Viaje, Seguros para el Migrante, Seguros de Vida con alcance internacional y hasta Seguros de Auto que circulan en la franja fronteriza. 

Las compañías que cuentan con esta cobertura son Mapfre, Allianz, Mundo Joven, entre otras. También bancos como Banco Azteca y Banorte. 

Un seguro que incluya la cobertura de repatriación de restos es de gran ayuda, porque no sólo apoyan en el traslado del cuerpo, sino también en la gestión de trámites y documentos. 

Asistencia que brinda la cobertura de Repatriación de Restos 

La aseguradora podría hacerse caso de los trámites legales y gastos inherentes de la repatriación de los restos. De igual manera, puede amparar inhumación o cremación.

Cabe señalar que los beneficiarios podrían decidir que los restos se cremen en el lugar del deceso, la aseguradora también se hará cargo de los gastos. Además, la compañía podría pagar el viaje redondo de un familiar al lugar donde falleció el asegurado. En algunos casos hasta puede hacerse cargo de los costos de hospedaje. 

Es importante mencionar que hay un límite de suma asegurada, en la cual también se incluye la transportación aérea, así como el embalsamamiento, ataúd metálico, gestoria migratoria y de sanidad, pago de derechos y traslado terrestre hasta la puerta del domicilio del asegurado, para que sea entregado por sus familiares. 

Las sumas aseguradas para el extranjero pueden llegar hasta los $30,000 dólares o más. Dependerá de la compañía y de la distancia. Por ello es recomendable comparar entre varias aseguradoras y conocer el límite máximo de cobertura ante fallecimiento en el extranjero.

Repatraición de Migrantes en Estados Unidos y Canadá 

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) repatriar los restos de un migrante tiene un costo elevado pues oscila entre los 3 mil y 5 mil dólares. Y si los familiares no cuentan con esa cantidad, pueden endeudarse o tienen que dejar que el cuerpo del migrante se quede en una fosa común. 

Esto se puede evitar con el seguro de repatriación exclusivo para los países del norte. Por lo general, el seguro se adquiere en México por el familiar del migrante, sin importar que éste se encuentre legalizado o no. Las sumas aseguradas pueden alcanzar los 70 mil pesos dependiendo la compañía. 

De igual manera cubre trámites para obtener permisos de repatriación consular como sanitario, transportación aérea al país de origen y terrestre hasta el domicilio indicado. 

Otras de las coberturas que pueden encontrarse son: 

  • Asistencia a la familia.
  • Pago de certificado de defunción.
  • Legalización de documentos notariados.
  • Traducción de documentos al español.
  • Asesoría legal telefónica

Cabe señalar que este seguro no cubre la reparación si el asegurado se encontraba en Alaska o Hawai o si la muerte fue a consecuencia de un suicido. 

Para contratarlo, la persona interesada debe ser mayor de 18 años y menor de 70, la vigencia es anual y se renueva cada año. 

Su costo es de los más económicos, aunque en gran medida depende de la suma asegurada. Se pueden encontrar seguros de este tipo desde $400 pesos. 

Algunas compañías que cuentan con este seguro son la siguientes: 

Compañía Nombre del producto Suma asegurada de hasta Riesgos cubiertos
AFIRME Seguro del migrante $50,000

Fallecimiento del contratante.

Fallecimiento y repatriación del migrante

Banco Azteca Seguro Azteca Migrante $68,000

Fallecimiento del contratante.

Fallecimiento y repatriación del migrante

Banorte Seguro de Vida y Repatriación $60,000

Fallecimiento del contratante.

Fallecimiento y repatriación del migrante

CI Banco Seguro de Protección Migrantes $25,000 Fallecimiento del contratante y asesoría de repatriación del contratante. 

Fuente: Condusef

 Cabe señalar que la suma se puede dar en una sola exhibición o se da una adelanto y el resto en mensualidades. En este caso, es importante cotizar en estas instituciones y elegir la más conveniente para la familia, en especial, aquella que brinde mejores asistencias ante un tema tan sensible como éste. 

Comparar entre varias compañías permite tomar la mejor decisión y ahorrar en la compra del seguro. En algunos casos se puede ahorrar hasta un 50%. 

Gabriela Barboza

Gabriela BarbozaRastreator.mx