¿Cuáles son los tipos de préstamos personales?

Por Gabriela Barboza › 16 de diciembre de 2020 › Tiempo de lectura estimado: 6 minutos Un préstamo personal es una cantidad determinada que ofrece la entidad financiera a un cliente. Por lo general, el dinero se entrega de inmediato y no existen tantos requisitos como cuando se solicita un crédito hipotecario o automotriz.

De igual manera, a esta operación también se le suele llamar crédito personal. Anteriormente había una una ligera diferencia entre crédito y préstamo: el primero lo entregaban los bancos y podrían depositarlo en partes; y el segundo daba la cantidad solicitada en una sola exhibición. La entidad financiera que solían y aún suelen ofrecerlo se les conoce como prestamistas, aunque su nombre formal es Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Sofomes).

Hoy en día, la única diferencia podría ser que los préstamos se dan al instante, en menos de 48 horas se da una respuesta al solicitante y se deposita el dinero si la solicitud fue aprobada. Por ello, los usuarios también podrán encontrar este término como crédito personal. 

Bancos ahora ofrecen préstamos 

Cabe destacar que en los últimos años, los bancos también han optado por brindar préstamos personales sin tantos documentos, como los préstamos preaprobados, que suelen ofrecerlos a sus clientes, especialmente a aquellos que tienen muy buen historial de crédito. 

La forma en que lo hacen es mediante notificaciones desde la aplicación móvil o por llamadas. Y a veces la línea de crédito que se encuentra en la TDC se deposita en la de débito. Como ya son clientes del banco, no solicitan casi ningún requisito, ya que tiene los datos del solicitante. 

¿Cuáles son los créditos personales que se pueden encontrar en el mercado? 

Los préstamos personales se ofrecen en virtud de las necesidades del cliente, por lo que se encontrarán préstamos para un auto, para remodelar una casa y hasta para irse de vacaciones. Algunos más destacados son los siguientes: 

  • Crédito nómina: es un préstamo que generalmente ofrecen los bancos en la cual el cliente tiene registrada su nómina. Cuando pide dinero al banco, la entidad le descontará parte de sus ingresos mensuales para solventar la deuda. El salario es el respaldo para el préstamo. 
  • Préstamos para jubilados y pensionados: aquellos que ya disfrutan de su pensión, pueden solicitar un crédito personal en el IMSS o en alguna institución privada. Dicha entidad, irá descontando dinero de la jubilación para ir pagando el adeudo. 
  • Préstamos del ISSSTE: se da por medio de un sorteo electrónico tanto a trabajadores activos, pensionados y jubilados. El monto depende de los años cotizados. 
  • Crédito a la palabra: un programa del gobierno para brindar apoyo de $25,000 pesos a empresas familiares registradas en el Censo del Bienestar. 
  • Préstamos autos: no es un crédito automotriz, el auto se da en prenda para que la entidad financiera entregue el dinero solicitado, pero sin quedarse con el coche. El solicitante seguirá disfrutando de su vehículo. 
  • Préstamos para universitarios: por lo general se entregan a mayores de 18 años que inician su carrera superior y necesitan el dinero para una emergencia, como pago de la colegiatura, hacer prácticas o pagar algún curso. 
  • Préstamos para turismo: existen entidades dedicadas a este segmento, especialmente cuando los traslados son internacionales. También hay compañías que permiten pagar todo el viaje a plazos. 
  • Mejoramiento de vivienda: El Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) cuenta con un programa para mejorar y remodelar la vivienda llamado Mejoravit. Se ofrece un monto para comprar materiales y productos en varios de sus puntos afiliados del país. También los bancos cuentan con este tipo de productos. 

En general, se pueden solicitar préstamos para cualquier emergencia y el monto puede llegar a más de $500,000 pesos, dependiendo la entidad financiera. Pero antes de pedir un crédito personal, es importante considerar algunos puntos importantes. 

Características que debe tener un préstamo 

Para tomar la mejor decisión, aun cuando se tenga alguna emergencia, es importante verificar la tasa de interés del préstamo. La tasa de interés puede ser fija (el cliente sabe cuánto va a pagar mes a mes por este importe) o variable, que se va modificando. O puede ser mixta. 

También es necesario conocer los plazos a pagar, algunas entidades permiten hacer modificaciones a los largo del tiempo, es decir, se puede ampliar o disminuir el periodo para pagar. Es importante preguntarlo con el asesor al igual que si existe alguna penalización por querer solventar la deuda antes del plazo estipulado. 

Al igual que averiguar i hay alguna comisión por apertura, que es el pago que se hace a la institución financiera por las gestiones y la revisión del historial crediticio. Pero este pago suele estar incluido en las mensualidades que se van a depositar, ninguna entidad de préstamos debe solicitar un adelanto por gastos administrativos. 

Y conocer el Costo Anual Total (CAT) que integra todas los gastos de cobranza, comisiones y tasas de interés del préstamos. Por lo que si el porcentaje es elevado, el préstamo podría ser más caro.  

Para mayor seguridad es importante que la entidad financiera esté legalmente constituida, esto se puede conocer en la página de SIPRES de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef). En esta plataforma pública, se ingresa el nombre de la entidad financiera para conocer su estatus legal y financiero. En caso de que no se encuentre, la empresa podría ser fraudulenta. Como se mencionó anteriormente, se debe desconfiar de aquellos prestamistas que piden dinero por adelantado para ofrecer el préstamos. 

Comparar es la mejor manera de elegir el mejor préstamo

Además de revisar los intereses, comisiones, CAT y más de la entidad financiera, se aconseja comparar en al menos tres prestamistas. Rastreator.mx cuenta con un comparador de préstamos personales con instituciones legalmente constituidas. 

El solicitante podrá encontrar información detallada de cada entidad de préstamos junto con los requisitos que solicitan, que por lo general son una cuenta bancaria, identificación oficial y tener entre 18 y 65 años. 

Para utilizar el comparar sólo es necesario elegir el monto que se necesita, seleccionar el plazo, comparar opciones y contactar con el prestador para que validen su información. El proceso se puede lograr en menos de tres minutos. 

Gabriela Barboza

Gabriela BarbozaRastreator.mx