La obligatoriedad del seguro vehicular en CDMX

Desde el 2016, la Ley de Movilidad de la Ciudad de México hace imperativo a los conductores contar con una cobertura vehicular de Responsabilidad Civil a Terceros.  Esto con el objetivo de hacer frente a los daños que se deriven de los siniestros. Sin embargo, a pesar de llevar más de dos años en vigencia esta medida, tan sólo el 50% del parque vehicular con placas capitalinas cuenta con una póliza para el auto. Sumado a este problema, miles de automotores matriculados en el Estado de México circulan sin un seguro de daños a terceros dentro de la ciudad.

Esto trae como consecuencia que los miles de accidentes automovilísticos que ocurren en la Ciudad de México no tengan un respaldo financiero para hacer frente a los gastos de reparación de daños. Pero, pese a la renuencia de algunos dueños de vehículos, las autoridades esperan que los incentivos punitivos de no cumplir la normativa, regularicen la tenencia del seguro.

¿Qué cubre la póliza de Responsabilidad Civil?

El seguro mínimo con el que deben contar los automovilistas que transiten por la capital ampara al conductor responsable contra los daños que pueda causar a la persona o bienes del tercero involucrado. En la Ciudad de México, se puede adquirir esta cobertura desde los $760 pesos hasta los $3,600 pesos. La diferencia en la tarifas radica en la suma con la que te respalda la entidad financiera para cubrir los gastos a terceros en caso de lesiones corporales o muerte y daños a la propiedad.

No obstante, lo recomendable es contratar una cobertura que no sea la elemental ya que muchas veces los daños, sobre todo los físicos, pueden ascender a más de 100 mil pesos que es la cantidad mínima que ampara el seguro de Responsabilidad Civil. Además, el seguro básico no resarce los perjuicios que le ocurran al vehículo del conductor causante del percance ni sus lesiones. Por ello, es aconsejable analizar las opciones del mercado e invertir en una póliza que cubra todas las necesidades del individuo.

La multa por no tener póliza y cómo evitarla

Cualquier oficial de tránsito vehicular puede solicitar al conductor una revisión al azar de sus papeles automovilísticos y en caso de no contar con ellos en regla pueden confiscar el auto al corralón o levantar una multa. En la Ciudad de México, la multa por no cumplir con el requisito de un seguro vehicular va de los $1,5098 hasta $3,019 pesos. Además, es requisito fundamental para poder recuperar el coche de resguardo de la autoridad.

Pero si el chófer ya ha sido sancionado por no cumplir con los requisitos mínimos de su auto, la oficina gubernamental de tránsito permite 45 días naturales para presentar el contrato del seguro de auto y levantar la penalización.

¡COTIZA TU SEGURO DE AUTO!