Todos los autos deberán contar con un Seguro de Auto en 2020

Por Elizabeth Prado › 15 de enero de 2020 › Tiempo de lectura estimado: 4 minutos

  • A pesar de que la medida entró en vigor en 2019, los mexicanos siguen sin asegurarse
  • Los lesionados por accidentes viales, comprometen su ingreso mensual hasta en 100%
  • De no contar con una póliza vehicular, se podrá ser acreedor a una multa

Desde enero de 2019, las autoridades junto con las aseguradoras han hecho un gran esfuerzo para que más automovilistas se aseguren. Sin embargo, la tendencia es la misma, solo 3 de cada 10 autos cuenta con una póliza vehicular.

La Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) concuerda que la contratación de un seguro que responda ante terceros en caso de siniestro es responsabilidad del propietario del vehículo, además de ser un mecanismo de prevención financiera para las familias mexicanas.

De no contar con un seguro de auto, el conductor podría ser acreedor a una multa, misma que ha sido incrementada en el 2020, de acuerdo con el ajuste de la Unidad Media de Actualización (UMA). Según el Reglamento de Tránsito de la CDMX, carecer de una cobertura de Responsabilidad Civil Obligatoria equivale a una infracción de 20 a 40 UMA, es decir de$1,689.8 a $3,379.6 pesos.

¿Por qué hay una renuencia por parte de la población a contratar seguros?

Los expertos afirman que parte de la negativa se debe al poco conocimiento que se tiene de los seguros. Según datos de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF), estiman que 20% de las personas no saben dónde contratar un seguro o no ignoran qué cubre y que el 42% de las personas piensan que un seguro de auto es caro y es mejor asumir los gastos del propio bolsillo. No obstante, esta es una práctica que no solo afectará la economía familiar, sino que puede tener consecuencias más graves a largo plazo.

En el peor de los casos, los terceros implicados pueden resultar lesionados o incluso fallecer durante el percance, por lo que el conductor responsable no solo tendrá que enfrentar los gastos del daño material, también la indemnización de las lesiones o la muerte de personas. Según cifras del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (CONAPRA) el 50% de los lesionados que tienen que ser hospitalizados por percances viales, adquieren una deuda de más del cien por ciento de su ingreso mensual.

Por otro lado, las personas que optan por no asegurarse es porque algunas piensan que un seguro solo es para cuando se choca con otro vehículo, pero es de señalar que un seguro de auto no solo ayuda a enfrentar los gastos de una colisión, también ampara en el robo total del vehículo, pérdidas debido a un desastre natural o incluso en asistencias como paso de corriente, envío de gasolina o asesoría legal.

¿Por qué es necesario contratar un seguro de auto?

Además de ser una obligación para poder circular por la capital del país, en otras 15 entidades y en carreteras y caminos federales, también es responsabilidad del propietario del auto tomar en cuenta la integridad de los demás.

De acuerdo con datos de la Comisión Nacional para la Protección de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) más de 10.6 millones de automóviles no cuentan con un respaldo en caso de siniestro, sea robo del vehículo o colisión con terceros.

Esto afecta directamente a los implicados, pues pierden su patrimonio y estabilidad financiera al tener que enfrentar un gasto de hospitalización en caso de accidente. El costo de los accidentes viales en México asciende a 120 millones de pesos al año, por lo que repercute directamente en la economía nacional.

Sin embargo, la tendencia podría revertirse en el próximo año, según la AMIS. Anteriormente, en la mayoría de los casos, los carros que se aseguraban eran adquiridos a través de financiamiento, ya que es un requisito para otorgar el préstamo, por lo que muchos de los automovilistas tenían que contratar una póliza.

No obstante, en el último año y a pesar de la baja cultura de aseguramiento, los mexicanos que adquirieron su vehículo por financiamiento y liquidaron su préstamo automotriz, ahora tienen que contratar por su cuenta el seguro de auto y están adquiriendo pólizas para esos autos con más de 4 años de antigüedad; lo que se está teniendo un efecto positivo en el sector.

Finalmente, para acabar con los mitos de que los seguros son caros o no hay suficiente claridad en lo que amparan, la recomendación de la AMIS y de otros organismos como Condusef es que se compare con al menos tres aseguradoras para tener suficiente información para tomar una decisión.

Elizabeth Prado

Elizabeth PradoRastreator.mx