Tendencias 2021 en los seguros post Covid-19

Por Elizabeth Prado 17 de diciembre de 2020 Tiempo de lectura estimado: 4 minutos

  • Los expertos consideran que la industria aseguradora está acelerando su proceso de digitalización
  • También se ofrecen seguros contra riesgos cibernéticos y otros que dejó la pandemia
  • El trabajo remoto, replanteo el modelo de negocio de las aseguradoras

El año 2020 generó muchos cambios sin precedentes en todas las industrias, pero sin duda el sector asegurador tuvo que adaptarse y responder a las necesidades de sus asegurados. Y es que ante la alerta sanitaria, los desafíos para las compañías de seguros han obligado a replantearse la manera en la que operan.

El cambio más evidente es la digitalización de sus servicios, pues el confinamiento en México y muchos países orilló a las empresas a ofrecer atención y venta a través de canales en línea si no querían morir en el intento. Pero también hubo una re conversión del modelo de negocio, es decir, varias compañías se dieron cuenta de que el trabajo remoto en algunas de sus actividades, podía tenerles beneficios como un ahorro sustancial en costos operativos.

Además, no se puede dejar de mencionar que la pandemia también acentúo la necesidad de ofrecer nuevos productos personalizados: ciberseguros, seguros de viaje, seguros de impago de alquiler, seguros de vida, entre otros.

Digitalización, Big Data y Tecnología en los seguros

A pesar de que la digitalización y el uso de nuevas tecnologías comienzan a ser común en el sector, lo cierto es que la pandemia agilizó este proceso. Pues mientras aseguradoras como Crabi o Wibe, y aplicaciones como Rastreator ya estaban en el panorama, las aseguradoras tradicionales tuvieron que adaptarse a una metodología más ágil y con respuestas más eficientes.

Un ejemplo claro es la asistencia remota de Quálitas. A mediados de año, la compañía aseguradora comenzó ofreciendo atención a sus asegurados por medio de una app llamada QMóvil y también el Ajuste Express, en el que los clientes de Quálitas reportaban su siniestro y eran atendidos remotamente sin necesidad de un ajustador.

Por otro lado, la pandemia también demostró la urgencia de ofrecer productos y pólizas personalizadas con los datos y características de los usuarios, lo que permitiría anticiparse a los riesgos y disminuir las incidencias.

Sin embargo, el internet es un arma de dos filos. Mientras que facilitan los procesos de las aseguradoras, también está el lado oscuro con los hackers y la vulneración de la información, por lo que es vital mantener la seguridad de los datos personales a través de herramientas como el Blockchain o cadena de bloques, que encripta la información reduciendo el coste de la verificación, la ejecución y la prevención del fraude

Nuevos riesgos a cubrir

Con la pandemia, se vino la crisis económica que implicó la cancelación de eventos y viajes, la pérdida de trabajos, riesgos a la salud y vida, y las afectaciones a empresas. Por un lado, el colapso de los sistemas de salud, obligó a muchos ciudadanos a buscar un seguro que les permitiera atenderse en hospital privado en caso de enfermarse de Covid-19. También muchas familias comenzaron a protegerse en caso de fallecimiento de un familiar o la cabeza del hogar, y es que el riesgo es inminente. Por ello, las aseguradoras tuvieron que adaptarse a esta demanda de pólizas y ofrecieron seguros, que si bien no eran tradicionales, eran a un costo más económico que permitió que se protegieran de alguna manera los mexicanos.

También la pandemia obligó a empresas a cancelar eventos multitudinarios, como las Olimpiadas, y para disminuir el riesgo de la pérdida millonaria, algunas aseguradoras y reaseguradoras asumieron la responsabilidad. Y aunque las pólizas de cancelación de eventos es algo común en eventos empresariales grandes, nunca antes se había visto un siniestro de tal tamaño.

De igual manera, los viajes internacionales sufrieron grandes pérdidas afectando a la industria hotelera y aerolíneas, y aunque en un inicio las pólizas de viaje no cubrían la cancelación por Covid-19, eventualmente fueron ofreciendo soluciones a sus asegurados.

Finalmente, la pérdida de miles de trabajos en el mundo y México provocó que muchos negocios cerraran o que los inquilinos se fueran, dejando a los arrendatarios de locales comerciales e inmuebles de casa habitación sin ingresos. Por lo que los propietarios de viviendas que contaban con un seguro de hogar de este tipo, pudieron solicitar apoyo de su seguro.

Elizabeth Prado

Elizabeth PradoRastreator.mx