El 10% de las obras de construcción no se aseguran

Por Gabriela Barboza 17 de enero de 2020 Tiempo de lectura estimado: 4 minutos

  • Muchas constructoras no adquieren un seguro porque creen que podrán indemnizar los daños por su cuenta. 
  • Sin embargo pueden dañar a terceras personas o inmuebles colindantes.
  • Un seguro cubre la Responsabilidad Civil Profesional, maquinaria, obras, entre más coberturas. 

De acuerdo a una publicación de la revista Obras, el impacto económico por un siniestro en algunas obras se triplica y afecta las finanzas de las constructoras

Y es que esta industria tiene un valor de producción de más de 27 millones 800 mil pesos, de acuerdo a las cifras de octubre del 2019 publicados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Y son más de 500 mil personas ocupadas en este sector. 

Las constructoras contribuyeron con el 7.6% del PIB nacional en los primeros tres meses del 2019.  No obstante, las cifras más actuales indican que hay una disminución en la producción, y pérdida de horas laborales por lo que se han reducido las remuneraciones.  

Pero aún con  este panorama, y considerando las declaraciones de Arturo González Briseño, encargado de Suscripción de Daños de AXA para la revista Obras, los constructores se arriesgan a operar sin un seguro adecuado porque consideran que ellos pueden subsanar los daños, ya que manejan los mejores precios del mercado para reparar algún perjuicio en su obra. 

Sin embargo, un siniestro que perjudique a terceras personas puede triplicar la inversión realizada en la construcción. Por ejemplo, una obra puede dañar, además de personas, inmuebles colindantes, y para ello se requiere de la cobertura de Responsabilidad Civil.

Y al igual que la cultura de seguros en la población, en donde en el aspecto vehicular sólo tres personas de cada 10 contratan un seguro de auto, en las construcciones solamente el 1 de cada 10  proyectos se protegen con una póliza y, en algunos casos, se hace porque el contrato lo requiere o es requisito de la financiera de la obra. 

Es importante considerar este tipo de pólizas pues han existido problemas en algunas construcciones. Por ejemplo, el de la Plaza Artz hubo un derrumbe debido a problemas con los trabes de acero. Lo que implicó algún inconveniente para  los profesionistas que decidieron sobre la construcción del inmueble.  

Con una póliza se logran cubrir riesgos como errores en la mano de obra, defecto de materiales, daños por desastres naturales tales como sismos, huracanes, inundaciones o hasta eventos sociales que perjudiquen la construcción. 

Coberturas que se pueden contratar para una obra 

En el mercado se pueden contratar los siguientes planes:

  • Responsabilidad Civil Profesional: ampara los daños ocasionados por el desarrollo intelectual por parte de arquitectos e ingenieros. Por ejemplo, después del sismo del 2017 hubo problemas en la validación de estructuras de directores de obras quienes tenían que responsabilizarse por el visto bueno que se le dio a una construcción que se perjudicó por el siniestro.
  • Obra civil: se cubren los trabajos ejecutados para la construcción de la obra en la que se incluyen materiales necesarios, aparatos, equipos, etc. Si se requiere se amplía la cobertura para amparar maquinaria o instalaciones auxiliares. 
  • Maquinaria: cubre errores en el montaje o sabotaje de los empleados del titular de la póliza. De igual modo se respalda por intento de robo, incendio, caída de partes, robo con violencia, entre otras. 
  • Responsabilidad Civil: se cubre lesiones o muerte a personas ajenas a la construcción.
  • Todo riesgo: se ampara ante robo, incendio, explosión, colisión de coche, riesgos de la naturaleza como huracanes, sismos, errores de construcción y mano de obra defectuosa. Asimismo, se puede incluir errores de diseño, demolición o hasta reposición de planos. 

¿Cuál es el precio del seguro de la obra?

Su costo varía de acuerdo a varios elementos, pero según especialistas en promedio es del 10% del valor del proyecto. El experto AXA indica que por una inversión de 50 millones de pesos se cobra alrededor de 50 mil pesos más el I.V.A. 

Algunos factores que determinan los costos de esta póliza son el presupuesto de la obra, el cronograma, el estudio de suelos, partes involucradas como proyectista, inversionista, contratista, etcétera. De igual modo, se considera la información del contratista quienes determinan la siniestralidad, entre otros detalles.

En cuanto a la contratación, ésta se hace por obra o cada año. Al elegir la primera opción se cubre la duración del trabajo y un plazo posterior concluido en la que se puede descubrir algún problema en la construcción. Al elegir contratos anuales, se puede amparar todos los proyectos. 

¿Cómo elegir el mejor seguro para construcciones?

Considerando las recomendaciones de Édgar Tinoco,  encargado de Subscripción Empresarial de Mapfre en la entrevista realizada al sitio web Obras, se aconseja que antes de elegir la cobertura para la construcción, se considere los riesgos para una póliza adecuada a cada proyecto y se elija el deducible el cual se logre cubrir más allá de la pérdida patrimonial.

Algunas empresas que cuentan con este tipo de seguros son AXA, GNP, Mapfre, Protec Seguros, GMX Seguros. Es muy posible que existan más coberturas y beneficios por lo que se recomienda cotizar en varias compañías.

Gabriela Barboza

Gabriela BarbozaRastreator.mx