Jump, servicio de bicis eléctricas de Uber

Por Gabriela Barboza 29 de agosto de 2019 Tiempo de lectura estimado: 3 minutos

  • Cualquier usuario con la app Uber puede alquilar una bici
  • Los usuarios estarán protegidos con un seguro
  • Los vehículos cuentan con un motor eléctrico que facilita el pedaleo

Uber acaba de lanzar en la Ciudad de México un servicio de bicicletas eléctricas que cuenta con un sistema de bloqueo y GPS que ayudan a encontrar el vehículo más cercano al usuario. 

Una de sus características principales es que no se necesita descargar otra aplicación pues si la persona ya cuenta con la app Uber, podrá localizar este servicio en la sección “Bicicleta”. Además cuentan con una canasta frontal para guardar objetos mientras se maneja. 

El horario del servicio es de 5:00 a 00:30 horas y se puede reservar un vehículo con cinco minutos de anticipación. 

¿Cómo funciona Jump?

Una vez que el usuario localiza la bicicleta más cercana, tendrá que escanear un código QR y proporcionar el PIN que le arroja para desbloquear el vehículo. Posteriormente podrá usarse sin límite de tiempo. Una vez que finaliza su uso se tendrá que dejar la bici en alguna de las áreas establecidas por el mapa de Jump, además de asegurarla con un candado ubicado en la rueda trasera. 

Es importante dejar las bicis en sitios que no obstruyan paso de peatones, autos o rampas de accesibilidad.

Aunque estas bicis son eléctricas si es necesario pedalear, pero el esfuerzo es menor en comparación con una común porque cuentan con un motor eléctrico y un límite de velocidad de 25 km/hr. 

¿Cuáles son las zonas para estacionar la bici Jump?

Las zonas de estacionamiento se pueden encontrar en la aplicación y se muestran en color azul. Algunas de las colonias donde se podrá aparcar la bici es en Polanco, Anzures, Juárez, Condesa, Roma y Cuauhtémoc. 

Pero si la persona deja la bici en una zona no permitida o de color rojo, la multa puede costar $500 pesos.

Costos para utilizar las bicis Jump

Para desbloquearlas el costo será de $10 pesos más $3 pesos por cada minuto que pase. 

El servicio incluye un seguro en caso de accidentes 

Cualquier usuario que utilice estas bicis eléctricas estará protegido ante un siniestro mientras maneja, además incluye los daños que se provoquen a terceros en sus bienes y personas, con la llamada cobertura de Responsabilidad Civil. 

En convenio con la aseguradora AXA, Uber proporciona reembolso de gastos médicos, indemnización por pérdida de una parte del cuerpo o su funcionalidad, gastos funerarios y compensación a beneficiarios por muerte accidental.

Es importante que al manejar se considere tomar todas las precauciones así como respetar las normas viales para no tener algún accidente o que la póliza limite su protección. 

Consejos de seguridad por parte de Jump

Una de las principales recomendaciones es respetar el reglamento de tránsito como ceder el paso a los peatones, conducir en el sentido del tráfico, usar las manos para señalar el cambio de dirección, detenerse cuando el semáforo esté en rojo y no conducir sobre las banquetas. 

Si es posible, y sin importar si el viaje es corto o largo, se recomienda usar casco al manejar la bicicleta eléctrica. 

De igual modo, es necesario estar atento de los alrededores y evitar manejar en puntos ciegos de los autos, que son los marcos del parabrisas y costados superiores traseros de los coches. Asimismo, está prohibido usar la bici bajo los efectos del alcohol o alguna droga. 

Y aunque la empresa realiza mantenimiento constante a sus vehículos, es necesario revisarlas antes de hacer uso de ellas. Algunas zonas de las bicis para verificar son el asiento, la presión y estado de las llantas y los frenos.

Gabriela Barboza

Gabriela BarbozaRastreator.mx