¿Qué es una cobertura de Responsabilidad Civil para Directivos y Administradores?

Por Mara Delgado 24 de enero de 2020 Tiempo de lectura estimado: 5 minutos Los CEO y otras personas con puestos directivos en empresas, conocidos también como administradores, manejan una gran cantidad de dinero e información. Tienen a su cargo la situación laboral de muchas personas y adquieren grandes responsabilidades con clientes e instituciones, lo que vuelve a estos ejecutivos susceptibles de enfrentar múltiples riesgos y demandas cuantiosas, que afrontarlas implican la pérdida de todo su patrimonio, pues como todos los profesionales están sujetos a cometer errores, omisiones, descuidos y negligencias cuyas consecuencias son daños y perjuicios a terceros, así como pérdidas a sus propias empresas.

Por ejemplo, inversiones equivocadas, incumplimientos tras la introducción de una nueva legislación y declaraciones fraudulentas en el transcurso de una licitación, etc.

Estos profesionales en algún momento podrían estar asumiendo consecuencias económicas y legales por el trabajo que realizan, por ello, existe una póliza especial que ayuda a proteger su patrimonio y también a evitar la prisión preventiva cuando han hecho un uso incorrecto de su cargo. Se conoce como Seguro de Responsabilidad Civil para Directivos y Administradores, y apoya de diferentes maneras cuando se presentan en el ejercicio del cargo reclamaciones de terceros.

Las pólizas generalmente son personalizadas a la medida de cada puesto y ampara en reclamaciones e investigaciones formales que realicen terceros y que se presenten durante la vigencia del seguro cuando el titular esté obligado legalmente a pagar.

Cabe destacar que los Seguros de Responsabilidad Civil de Directivos y Administrativos no están diseñados para cubrir la mala fe de los ejecutivos, pero en algunas ocasiones las aseguradoras se ven obligadas a hacerlo porque es difícil determinar si una actuación fue intencionada o no. En cualquier caso, ya sea por ignorancia o negligencia, este seguro asume las consecuencias económicas legales.

¿Qué coberturas tiene la póliza de directivos?

Entre las coberturas básicas se encuentran las siguientes:

Responsabilidad Civil

Es la cobertura principal de los seguros de este tipo, consiste en indemnizar con una cantidad monetaria a terceras personas cuando existan demandas civiles formales contra el directivo o algún miembro de un órgano ejecutivo titular del seguro, y aplica si los daños y perjuicios a terceros se pueden justificar y si derivan del ejercicio de las funciones del profesional. Pero sólo es válida en la demanda interpuesta por primera vez contra el asegurado. Las sumas aseguradas dependen de cada aseguradora y de acuerdo al perfil del cliente.

Gastos de Defensa Legal

Cubre la totalidad de gastos por honorarios por la defensa legal del asegurado o por negociación de acuerdos, también ampara los que deriven de una demanda penal hasta que quede la resolución de la acusación, incluso los que sean parte de la resolución. También cubre el aval concursal, la extradición o percances que se den en el entorno laboral como despido, acoso o discriminación.

Cauciones Judiciales

Apoya con los gastos para cauciones judiciales cuando sean para garantizar la libertad provisional del asegurado y se exijan como garantía de responsabilidad pecuniaria.

Gastos de investigación oficial

Ampara los honorarios por concepto de la asesoría jurídica.

Reclamaciones de carácter laboral

Ampara los perjuicios que ocasione el asegurado contra cualquier trabajador de la empresa donde labora, tanto daños patrimoniales, daños morales y trastornos emocionales.

También existen algunas coberturas adicionales como:

Reclamaciones por contaminación

Algunas compañías incluyen en sus seguros coberturas para asumir reclamaciones por contaminación donde se vean afectados terceros y el medioambiente. Incluso pueden encargarse de cubrir los gastos de limpieza.

Protección de Bienes Familiares

Protege los bienes conyugales o de la pareja del asegurado. En este caso se cubren las pérdidas ocasionadas a la pareja legal que sean consecuencia de alguna demanda o reclamación formal.

Exclusiones Seguro de Administradores y Directivos

Cada aseguradora tiene sus propias excepciones, pero por lo general no amparan en los siguientes casos:

  • Gastos por lesiones corporales, muerte, enfermedades, daños morales o trastornos emocionales del asegurado.
  • Violación de patentes o marcas registradas.
    Guerra o Terrorismo.
  • Daños corporales, enfermedades, perjuicios en salud o muerte de terceros cuando no sean consecuencia de reclamaciones laborales.
  • Daños físicos a propiedades de terceros o del asegurado.
  • Cuando se comprueba que el asegurado actuó con dolo, deshonestidad y mala fe.
  • Daños y perjuicios que provengan de actividades ilegales o del ocultamiento de bienes ilegales.

Ventajas de un Seguro para Directivos

Ayuda a disminuir el perjuicio económico y al patrimonio del asegurado que se derive de alguna decisión u otras acciones, ya que como todos los seres humanos los directivos en el ejercicio de su profesión se pueden equivocar.
Da tranquilidad a los directivos a la hora de toma de decisiones, pues los proveedores y acreedores pueden perjudicar al directivo ante el incumplimiento de un acuerdo comercial que dañe los intereses de un tercero. Además los clientes también pueden demandar.
Es una protección para aspectos que afectan a la familia del asegurado y a su carrera profesional.

Algunas aseguradoras que ofrecen este seguro son Mapfre, Zurich, ABA de Chubb y AIG.

Adicionalmente los directivos que sean dueños de algún corporativo también deben complementar su protección con un seguro para empresas que ampara en la pérdida de bienes y objetos materiales y robo en la compañía, entre otros siniestros. Pues la seguridad de una empresa y la anticipación y evaluación de los posibles riesgos a los que se enfrenten los directivos, son claves para el éxito de una compañía.

Mara Delgado

Mara DelgadoRastreator.mx