¿Quién es y qué hace el Buró de Crédito?

Tiempo de lectura estimado: 4 minutos.

¿Qué hace el Buró de Credito?Es una sociedad privada de información crediticia que ofrece data del historial financiero tanto de particulares como de empresas que han solicitado o cuentan con algún tipo de crédito.

Su principal misión es brindar acceso a datos confiables y brindar soluciones a los bancos o instituciones que otorgan préstamos económicos para que éstas puedan administrar el riesgo crediticio, con la finalidad de contribuir a la toma de decisiones para la generación de negocios y activación de la economía nacional.

Es importante mencionar que no es una lista negra de los usuarios de servicios financieros, tampoco cobra deudas ni es agente en la toma de decisiones para aprobar o negar un préstamo. Independientemente del buen o mal comportamiento crediticio, todos los ciudadanos que hayan solicitado algún tipo de producto de financiación hipotecaria, automotriz, de consumo, préstamo personal, tarjeta bancaria o departamental y servicios de telecomunicaciones se encuentran en el Buró de Crédito.

¿Por qué solicitar el historial crediticio en el Buró?

Para localizar cualquier anomalía que pudiera afectar el expediente financiero de los ciudadanos que tengan que ver con préstamos no solicitados, pagos mal reportados o consultas no autorizadas, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) recomienda consultar el historial en el Buró de Crédito de manera periódica. De acuerdo a la Ley para Regular las Sociedades de Información Crediticia, todos los mexicanos podrán solicitar un reporte de su expediente de manera gratuita cada 12 meses.

¿Quién puede consultar mi expediente de información crediticia?

Cuando se quiere solicitar un producto financiero, las instituciones otorgantes pueden consultar el reporte del comportamiento crediticio del interesado, esto con el fin de poder evaluar el riesgo que representa ese usuario.

  • El sumario que recibe la empresa financiera contiene los siguientes datos:
  • Total de préstamos a crédito que ha obtenido el usuario.
  • Historial de pago, es decir, cómo y cuándo realiza sus bonificaciones al crédito y cuántas veces ha tenido incidencia en las mismas.
  • Por cuánto tiempo se ha dejado de pagar el préstamo y cuándo volvió a hacer un abono de manera puntual.
  • Tipo de crédito que le fue otorgado al usuario y la suma total del mismo.
  • Último fecha de abono al préstamo y cantidad restante para subsanar la deuda.

¿Se puede borrar el historial negativo en mi archivo crediticio?

Para poder subsanar las referencias negativas en el expediente del Buró de Crédito, el interesado debe saldar las deudas que tenga pendientes con alguna o varias instituciones financieras. Después de haber pagado el monto que se debe, el historial será actualizado en 35 o 45 días y el estatus de deudor ya no aparecerá.

El Banco de México (Banxico) ha determinado un periodo para eliminar las referencias negativas de los archivos crediticios. De acuerdo a estos lineamientos si el adeudo no sobrepasa los 2 millones de pesos, no está en proceso penal y no haya cometido fraude, el historial perjudicial deberá de desaparecer de acuerdo a la siguiente temporalidad:

  • En doce meses, siempre y cuando sea menor de 25 UDIS ($135 pesos o menos)
  • En dos años, cuando el adeudo sea entre los 25 y 500 UDIS ($135 pesos y $2,700)
  • En cuatro años, si el déficit es entre 500 y 1,000 UDIS ($2,700 y $5,400 pesos)
  • Si la obligación financiera es de más de 1,000 y hasta 400 mil UDIS (mayor a $5,400 y menor a $2,160,000 pesos), el historial se podrá restaurar en seis años.

¿Hay otra sociedad de información financiera además del Buró de Crédito?

La otra institución que opera en el país y reporta el historial crediticio de los usuarios de servicios financieros: se llama Círculo de Crédito. Ésta es integrada por compañías mexicanas que buscan generar condiciones de confianza y bienestar en las finanzas de manera bilateral, es decir entre consumidores y empresas.

Además, busca ayudar a los bancos o prestadores de servicios financieros a obtener información oportuna y asiste a la población a entender con más claridad su historial financiero. A grandes rasgos, tiene las mismas funciones y atribuciones que el Buró y opera bajo la misma legislación.